Posts etiquetados ‘sistema inmunitario’

 

 

 

Germinado: cualquier semilla nos ofrece su mayor cantidad de nutrientes en los primeros momentos

 

de ese “despertar” a la vida, en el momento preciso de la germinación que dependiendo de la

 

semilla, sistema utilizado y calidad del agua oscilará entre las 24 horas a 5 días. Hay excepciones

 

como las semillas de cebolla, remolacha, puerro, albahaca, etc. cuyo proceso

 

de germinación es más largo pudiendo ser de hasta 10 días. Para ellas se

 

recomienda la germinación en bandejas con tierra. Ese momento entre 1 a 3

 

días es analizado por las fotos realizadas con una cámara Kirlian por la doctora

 

Rose Marie Nöcker (Suiza), en ellas puede observarse el aura del proceso

 

de germinación de granos de trigo.

 

Brote: la semilla una vez desarrollada pierde parte de sus propiedades utilizadas precisamente

 

en ese proceso de crecimiento. Hay una clara diferenciación entre la raíz y la semilla ya crecida.

 

Fotos de la Dra. Rose Marie Nöcker (Suiza) tomadas con una cámara Kirlian, observen las diferencias

 

en el aura del grano de trigo, la energía de vida disminuye diariamente.

 

Algunas de las propiedades y semillas más conocidas para germinar:

 

• Albahaca: en la antigua Grecia la llamaban “Hierba de los reyes”. Muy rica en vitaminas A y B1, energética, favorece

 

la digestión.

 

• Alfalfa: vitaminas: B1, B2, E, K, D. Minerales: fósforo, calcio (5 veces más que la leche), magnesio, potasio, azu

 

fre, muy proteica ideal en procesos de anemia y osteoporosis.

 

• Azuqui: muy rica en proteínas, hierro, calcio, potasio, magnesio, fósforo. Vitaminas: B1, B2, B3, B12, A y C. Regula

 

el colesterol, ayuda a limpiar la sangre e hígado.

 

• Berro: muy rica en vitaminas: A, B1, B2, B3, D, C y minerales. Especialmente recomendada para limpiezas intestinales

 

y remineralizaciones. Indicada en procesos anémicos, bronquitis, reumatismos, procesos antinicotina, etc.

 

• Brócoli: vitaminas: A, B, C, E. Minerales: potasio, calcio, yodo, magnesio y azufre entre otros. Proteje la flora in-

 

Testinal, aumenta las defensas del sistema inmunitario.

 

• Cebolla: vitaminas: A, B, C. Rica en aminoácidos, enzimas y minerales como calcio, potasio, fósforo y azufre,

 

antiséptica, antibiótica y diurética, ayuda a limpiar nuestro organismo.

 

• Fenogreco: ejerce la triple función de limpiar la sangre, riñones e hígado. Regula

 

el apetito, recomendado en procesos anémicos y debilidad psíquica. Rica en proteínas,

 

hidratos de carbono vitaminas: A, D, E, grupo B. Minera les; fósforo, hierro,

 

calcio, magnesio y azufre.

 

• Garbanzo: rico en hidratos de carbono, proteínas, vitaminas C, E, minerales: hierro,

 

calcio, magnesio, potasio. Regula el colesterol, tiene propiedades similares a la

 

insulina, especialmente indicado en enfermedades coronarias, riego sanguíneo,

 

cansancio mental y procesos de falta de flexibilidad muscular.

 

Garbanzo

 

Brocoli

 

• Girasol: rico en proteínas, carbohidratos, vitaminas: A, B, C, D, E, minerales; magnesio, fósforo, potasio, hierro y

 

calcio. Ideal para deportistas, procesos de convalecencia, de gran ayuda a los dolores musculares y sistema nervioso.

 

• Guisante: vitaminas: A, B1, B2, PP, D, no contiene prácticamente grasas.

 

Minerales: potasio, fósforo, calcio, hierro. Estimulador del sistema inmunitario.

 

• Hinojo: diurético ayuda a la eliminación del agua y grasa sobrante de nuestro

 

cuerpo.

 

• Judía mungo: (soja verde) vitaminas: B1, B2, B3, B12, E, A, C. Minerales:

 

hierro, calcio, potasio, magnesio, fósforo. Especialmente indicada para reducir

 

el colesterol y limpiar la sangre.

 

• Lenteja: existen diversos tipos de lentejas, en general contienen mucha fibra.

 

Vitaminas: A, B1, B2, B3, B12, C, E. Minerales: potasio, hierro, calcio, fósforo,

 

etc. Muy indicadas en procesos de arteriosclerosis, limpian la sangre.

 

• Mostaza: vitaminas: A, B y C. Minerales: calcio, hierro y fósforo. Ayuda en procesos febriles, resfriados, dolores

 

musculares además de limpiar la sangre.

 

• Rábano daikon: contiene una gran concentración de vitaminas A, B1, B2, C, PP. Minerales: hierro, potasio, calcio,

 

magnesio, sodio y fósforo. Antiséptico, fortalecedor de la musculatura, ayuda a la secreción de los jugos gástricos y

 

al sistema inmunitario.

 

• Rúcula: muy rica en vitamina A y C. Minerales: calcio, hierro, fósforo y magnesio. Abre el apetito, diurética, regenerativa

 

y fortalece el sistema inmunitario.

 

• Soja: rica en lípidos y proteínas. Minerales: potasio, fósforo y calcio. Vitaminas: A, C, E, K y grupo B. Fortalece las

 

arterias, especialmente indicada contra el colesterol y estreñimiento, aporta mucha fibra.

 

• Trigo de sarraceno: vitaminas: E, F, K, B. Minerales: fósforo, magnesio, calcio y potasio. Rico en proteínas e

 

hidratos de carbono. Desinfectante, abre el apetito, regula el colesterol especialmente indicado contra las anemias

 

y el cansancio psíquico.

 

• Trigo: rico en hidratos de carbono, proteínas, vitaminas: C, E, B, B 17, minerales: calcio, magnesio, fósforo, potasio

 

y sodio. Energético. Ayuda a que pelo y uñas sean más elásticos, estén más sanos y los regenera.

 

No olviden todas las semillas que Uds. mismos puedan recolectar en sus huertos (lechuga, apio, perejil, etc.).

 

Joana Dueñas Molins

 

Equipo Conasi

 

Comentario de Fede Conde:

·  ahi esta la clave y no solo “ver” que los germinados tienen vitamina c o calcio, son energia muy sutil con corrientes biofotonicas que activan procesos depurativos de nuestros cuerpos eterico fisicos.

Lo que yo siento es que con los alimentos uno debe incorporar antes que nada la energia que otorga a nivel eterico, eso se traduce al efecto que produce en los centros energeticos, los que responden a los centros inferiores liberan adrenalina y los que responden a los centros superiores liberan serotonina, llamado neurotransmisor de la felicidad.