Posts etiquetados ‘Mahometano’

CREENCIAS

Publicado: 2 febrero, 2014 en filosofia
Etiquetas:, , ,

mensagen
Creer es muy económico. Todo el mundo cree – uno es un Hindú, otro es un
Mahometano, alguien es un Cristiano. Creer viene en todos los tamaños, todas
las formas, todos los colores – tú puedes elegir. Y no debes pagar nada por
él. Generalmente lo recibes con la leche de tu madre, gratuita- mente.
Además, creer está siempre dentro de una idea, y confiar dentro de una
presencia. Esta es una diferencia muy delicada. Creer es teórico. Confiar es
existencial.

Puedes cambiar tu creencia sin dificultad alguna; es igual a cambiarte de
ropa. Del Hinduismo puedes convertirte en un Cristiano; de un Cristiano
puede convertirte en un Mahometano; de un Mahometano puedes convertirte en
un Comunista. No hay problema alguno, porque el creer sólo pertenece a la
mente. Si algo que resulta más convincente, más lógico, tú lo puedes
cambiar. No tiene raíces en tu corazón.

Creer es como flores de plástico, que parecen flores reales desde cierta
distancia. No tienen raíces, no necesitan cuidado – ni abono, ni químicos,
ni regado, ni jardinería, nada es necesario. Y son “personas” permanentes,
pueden permanecer a tu lado por toda tu vida – porque jamás nacieron y por
lo tanto nunca morirán. Han sido manufacturadas. A no ser que las destruyas,
ellas permanecerán.

La confianza es una verdadera rosa. Tiene raíces, y las raíces penetran
profundamente en tu corazón y en tu ser. Creer está sólo en la cabeza.
Confianza está en el corazón, en tu mundo más profundo del ser. Modificar la
confianza es casi imposible – nunca ha sucedido, no es sabido que jamás haya
sucedido en la historia. Si tú confías, tú confías; no existe posibilidad
alguna de que esto cambie. Y ella sigue creciendo porque tiene raíces. Jamás
se queda estática; es dinámica, es una fuerza viviente, continúa echando
más y más follaje, nuevas flores, nuevas ramas.

Creer es una cosa muerta, una flor de plástico – jamás crece. Los Hindúes
habrán creído en cierta cosa por diez mil años – todavía está allí, la
misma; jamás crece..

Todas las creencias son viejas, todas la creencias están muertas. Ninguna
creencia crece ni una sola hoja. El creer es ideológico, filosófico, pero no
es una fuerza que transforma tu ser. Puede hacer de ti un gran estudiante,
puede hacerte un gran filósofo, teólogo – pero jamás te hará un hombre
nuevo, joven y fresco; no puede darte ningún tipo de experiencia. Puede
traerte diplomas de las universidades y premios del Premio Nobel; puede
hacer todo. Pero no modificará nada en tu interior, permanecerá vacío.

Buda no era un Budista, recuerda, el jamás escuchó la palabra. Nadie lo
llamó un Budista. Jesús jamás fue un Cristiano. Por tanto, algo es cierto y
es que ningún Cristiano que permanezca un Cristiano puede hallar la
experiencia que Jesús halló. Si algún Cristiano desea experimentar lo que
Jesús experimentó, lo primero que debe hacer es deshacerse de su
Cristiandad – porque Jesús no fue un Cristiano. Tu sistema de creencias debe
ser totalmente echado fuera, para que tus jugos no sean divididos y toda tu
energía penetre tu confianza..

Tu creer está creciendo, pero bajo una carga pesada, bajo una tensión. Puede
crecer de manera relajada, bajo un cielo azul. Simplemente despídete de esas
creencias que has estado portando, y permite que tu confianza crezca. Lo que
ha sido Buda para sus discípulos, sus teorías no pueden ser.

Teorías son meras palabras. No tienen el encanto y la gracia y el carisma;
no tienen ese magnetismo. I cuando tú estás aquí y se abre la posibilidad de
que puedes despertar, de que te conviertas en un buda, no creo que sea un
trato para despreciar. soltando las teorías de Buda a favor de convertirte
en Gautama Buda el mismo.

Nada igual a esto ha existido jamás antes en el mundo. Porque no tengo
prejuicio alguno – tu puedes convertirte en un Cristo aquí, tu puedes
convertirte en un Buda aquí, puedes ser un Mahavira o un Lao Tzu aquí. No
tengo prejuicio alguno porque sé que estas son sólo palabras diferentes.
Detrás de ellas está la misma conciencia universal. Por tanto, no te
preocupes por tus creencias; simplemente suéltalas. Confianza es suficiente,
más que suficiente. Para tu peregrinaje, es suficiente nutrición.