Posts etiquetados ‘alma’

¿Amar o estar enamorado?

Publicado: 20 enero, 2015 en filosofia, libro
Etiquetas:, , ,

estar_enamorado

Conciencia significa que eres completamente consciente de cualquier cosa que esté ocurriendo en ese momento. Tú estás presente. 
Si tú estás presente cuando surge la ira, la ira no puede surgir. Solo puede ocurrir cuando estás completamente dormido. 
Cuando estás presente, se inicia inmediatamente una transformación en tu ser, porque cuando tú estás presente, consciente, muchas cosas simplemente no son posibles. 
Así pues, de hecho sólo existe un pecado, que es la inconsciencia.

El significado original de la palabra pecar es faltar. 
No significa hacer algo que está mal, significa simplemente faltar, estar ausente. 
Faltar significa no estar ahí, hacer algo sin estar presente. Éste es el único pecado.
¿Y la única virtud? 
Estar completamente alerta cuando haces algo.
Lo que Gurdjieff llama recordarse uno mismo, lo que Buda llama estar correctamente atento, lo que Krishnamurti llama conciencia. 
Eso es lo único que hace falta, y nada más.

No necesitas cambiar nada, y aunque intentaras cambiar algo no podrías. Ya has intentado cambiar muchas cosas en ti. 
¿Lo has conseguido? ¿Cuántas veces has decidido no volver a enfurecerte? ¿Qué ocurrió con tus propósitos? 

Cuando llega el momento, vuelves a caer en la misma trampa; te pones furioso, y cuando la furia ha pasado, te arrepientes. Se ha convertido en un círculo vicioso: incurres en la ira, te arrepientes y quedas listo para volver a incurrir.
Recuerda que aunque te arrepientas, no estás ahí (no estás presente): ese arrepentimiento también forma parte del pecado (inconsciencia). Por eso no ocurre nada. Sigues intentándolo una y otra vez, y tomas muchas decisiones y te haces muchos propósitos, pero no ocurre nada, sigues igual.

No es que no lo hayas intentado, no es que no te hayas esforzado, lo has intentado una y otra vez. Y fracasas porque no es cuestión de esfuerzo. Esforzarte más no te servirá de nada. Es cuestión de estar alerta (de estar presente), no de esfuerzo.

Si estás alerta, muchas cosas simplemente desaparecen; no necesitas deshacerte de ellas. 
En estado consciente, ciertas cosas no son posibles.
Si estás consciente no puedes enamorarte; por lo tanto, caer enamorado es inconsciencia. 
Puedes amar, pero no enamorarte, porque amar no es como una caída, es como una ascensión.

Por eso a la gente que está enamorada se le nota en los ojos; es como si estuvieran más dormidos que los demás, intoxicados, soñando. Se les nota en los ojos porque sus ojos tienen una ensoñación. 
Las personas que ascienden en el amor son totalmente diferentes. Se nota que ya no están soñando, que están afrontando la realidad y eso las hace crecer.

Al enamorarte sigues siendo inmaduro; al ascender en el amor, maduras y el amor deja de ser una relación, se convierte en un estado de tu ser. Entonces ya no se puede decir que ames a este y no ames a aquél; simplemente, amas.
Es algo que compartes con cualquiera que se acerque a ti. Ocurra lo que ocurra, tú das tu amor.
Es un estado del ser. No es que estés enamorado, es que eres amor. Esto es ascender, no caer.

El amor es hermoso cuando asciendes por él; y se convierte en algo sucio y feo cuando desciendes por él. Resulta venenoso, se convierte en un cautiverio. Has quedado atrapado, tu libertad ha sido aplastada; te han cortado las alas, ya no eres libre. 

Al caer enamorado te conviertes en una posesión; tú posees y permites que alguien te posea a ti. Te conviertes en un objeto, y tratas de convertir en un objeto a la persona de la que te has enamorado. 

El enamoramiento es destructivo el uno para el otro; en cambio, amar (como estado del ser) es libertad.

Osho

http://www.formarse.com.ar/crecimiento/amar-o-estar-enamorado.html

¿Por donde se diluye tu energía?

Publicado: 15 enero, 2015 en filosofia
Etiquetas:, ,

Por lo que Crees,
por lo que Temes,
y por lo que Hablas.

 dgsd

 

Un trato con el alma

Publicado: 10 enero, 2015 en filosofia, libro
Etiquetas:, ,

windf

La meta hoy es sanar la división entre Amor y Espíritu.

La primera práctica de Amor se aplica a las dudas que puedas tener en cuanto a que el amor “superior” tenga algún tipo de realidad accesible. Si alguien no se ha enamorado nunca, es imposible demostrarle que la experiencia existe. No hay en las palabras  poder capaz de evocar el apasionado amor romántico, así como la fragancia de una rosa no tiene sentido por muy bella que sea tu descripción.

¿Cuánto más ajeno será pues, el amor prometido por la unión con el Espíritu?.

Fíjate en la siguiente lista de objetivos que el Amor debe cumplir, supuestamente:

 

El Amor debe Curar.

El amor debe renovar.

El amor debe protegernos.

El amor debe inspirarnos con su poder.

El amor debe darnos certezas, quitarnos las dudas.

El amor debe eliminar todos los miedos.

El amor debe develarnos la inmortalidad.

El amor debe brindarnos Paz.

El amor debe armonizar las diferencias.

El amor debe acercarnos a Dios.

Aunque ésta lista parezca poco realista o locamente exagerada, quiero que hagas un trato con el amor, un trato del alma: que todas o cualquiera de éstas cosas se harán realidad para ti.

Toma una hoja de papel y anota lo que deseas del Amor. Si es una fuerza real, si está sintonizado con lo que tú eres, el amor responderá. Haz la lista más completa y específica que te sea posible. Te sugiero anotar cada punto de la lista precedente y, a continuación, lo que tú deseas. Por ejemplo:

El amor debe curar.

Quiero curar la ira que siento hacia mi padre. Quiero curar el amor que no pude darles a mis hijos cuando lo necesitaban. Quiero curar mi dolor por haber perdido a mi amigo X.

El amor debe renovar.

Quiero sentir un renovado entusiasmo por mi trabajo. Quiero renovar el deseo sexual por mi pareja. Quiero renovar la sensación de ser joven.

El amor debe protegernos-

Quiero sentirme protegido estando con otros. Quiero sentirme protegido cuando salgo por la mañana a correr. Quiero sentirme a salvo de que X me rechace si le digo que lo amo.

El amor debe inspirarnos con su poder-

Quiero que mi amor sea poderoso. Quiero utilizar por entero mi propio poder con amor. Quiero expresar amor cuando lo siento y no ceder  a emociones inferiores, como el miedo y la ira.

Una vez seguro de haber detallado todo lo que deseas (y no tengas miedo de pedir demasiado), el trato está hecho. Guarda la hoja en un lugar seguro. Has anunciado a tu alma lo que deseas, y al amor le toca responder. El amor es inteligente y está alerta,te conoce mejor de lo que te conoces tú mismo. Por lo tanto, tiene el poder de cumplir su parte del trato. Descansa tranquilo y permanece alerta en los meses siguientes.. No reflexiones sobre tu lista i trates de convertirla en realidad. No necesitas hacer nada más que esto:

            Cuando sintas amor, déjate guiar por él.

Habla desde el corazón.

Sé veraz.

Manténte abierto.

Es así como te comprometes con el amor. Después de algunos meses, saca tu lista y léela. Pregúntate cuánto de ella se ha hecho realidad. No afirmo que vayas a asombrarte por lo que el amor ha podido hacer. (aunque para muchos, es así), pero te llevarás una sorpresa por cierto.

En realidad, pedir amor es uno de los riesgos más difíciles a correr; al arriesgarte primero en tu corazón, abres una puerta que no volverá a cerrarse.

 Deepak Chopra

«Cada mañana, al despertar, pensad en mirar en vuestro buzón interior para descubrir los mensajes que han sido depositados en él durante vuestro sueño. Durante el sueño, en efecto, el alma se desprende del cuerpo; se va al mundo invisible en donde ve y aprende muchas cosas. Cuando vuelve, este saber se imprime en el cerebro del durmiente quien, al despertar, conserva el recuerdo de haber hecho ciertas experiencias, haber recibido ciertas advertencias o consejos indicándole la conducta a seguir durante esta nueva jornada, e incluso más allá.
Trent  Parke, Untitled #6, 2001, from Dream/Life & Beyond, Gelatin silver print 24 x 36cm; Type C print 80 x 120cm
Algunos de vosotros quizá digan: «Pero ¿por qué no me sucede esto a mí? Yo no me acuerdo de nada.» Es porque vuestro cerebro todavía no está suficientemente organizado para poder recibir las improntas, las imágenes, las revelaciones que trae el alma de sus viajes por el mundo invisible. Debéis prepararlo para ello con una vida armoniosa. De esta manera, poco a poco, llegaréis a conocer las experiencias que vuestra alma habrá hecho durante el sueño.»

Omraam Mikhaël Aïvanhov