Archivos de la categoría ‘esoterismo’

Dogen

Publicado: 27 noviembre, 2017 en ecologia, educación, esoterismo, filosofia, Uncategorized
Etiquetas:

thumbnail

Anuncios

complejidad vs simplicidad

Si vamos hablar de complejidad vs simplicidad hay que hacer una invitación muy especial a los niños, estos si son los maestros de las cosas simples y lo demuestran a diario con su sentido común de ver la vida y en la otra esquina los adultos, estos son expertísimos en el arte de la complejidad y tienen el poder de dañar a los niños con sus embrollos y tesis sofisticadas de la vida; A los niños, cuando tú lo ves jugando observas que todos sus sentidos son atentos en un 100%, eso sí que es puro disfrute y felicidad… hasta que interviene un adulto queriéndole explicar el porqué de las cosas o algo más grave “Canalizar todas sus acciones a los nuevos esquemas sociales o tal vez universales” y así seguramente lograra tener un experto en el arte de la complejidad, que orgullo tan superficial tener personas comportándose como un chip de computadora.

Fabricar un ser complejo es demasiado sencillo, les voy a contar una pequeña historia:

Había una vez un hombre de campo que gustaba madrugar a escuchar el canto de las aves… la felicidad de ese hombre era inigualable, era toda una ceremonia, este hombre cualquier día terminó trabajándole a un renombrado músico en los deberes del campo. Cierto día su Patrón se le acercó, después de verlo escuchar el canto de las aves, y le propuso enseñarle el arte de la música, a lo que el campesino acepto con alegría y agradecimiento

Pasaron los días y los meses hasta que el campesino con toda su parafernalia musical hizo su debut ante una hermosa mañana plagada de hermosos cantos, provenientes de todo tipo de aves… El hombre pensaba, pensaba, pensaba… Tan raro lo de esa mirla, no había notado que sus armónicas son deficientes o que aquel canario tal vez puede sostener más sus octavas, tal vez se salva el sinsonte si esta manada de pájaros lo dejaran cantar solito… “Que tristeza” que sea orgullo para el renombrado músico lograr enfilar uno más en el complicado mundo de la música, pero tranquilos que todo no es tristeza, aún existen los niños que nos pueden enseñar a recuperar nuestro sendero y nuestra felicidad.

 

Pensamiento Complejo: Necesita de Guerras para buscar la Paz.
Pensamiento Simple: Sabe que en su interior está la Paz.

 

Pensamiento Complejo: Necesita tener cosas para ser feliz.
Pensamiento Simple: Es feliz con su existencia.

 

Pensamiento Complejo: Necesita de Religiones para encontrar a Dios.
Pensamiento Simple: Siente a Dios en su interior y en el TODO.

 

Pensamiento Complejo: Se llena de títulos Universitarios “Que inteligentes”.
Pensamiento Simple: Busca sabiduría.

 

Pensamiento Complejo: Crea comercio.
Pensamiento Simple: Comparte con sus hermanos.

 

Pensamiento Complejo: Discrimina.
Pensamiento Simple: Acepta.

 

Pensamiento Complejo: Predica mucho.
Pensamiento Simple: Actúa.

 

Pensamiento Complejo: Necesita naves para ir a otros mundos.
Pensamiento Simple: Sabe que cada existencia es un viaje a muchos mundos.

 

CONCLUSIONES

Razón tenía el Maestro Jesús al decir: “Dejad que los niños vengan a mi porque de ellos es el reino de los cielos” y así deja asentado muy claramente que el síntoma más grave de estar perdiendo a Dioses dejando de ser niños y una de las causas principales es la complejidad, la complejidad te materializa y te convierte en un utensilio mas de esta sociedad, la complejidad te hace creer que está profundizando en los rincones más inhóspitos del UNIVERSO, la complejidad te saca de la existencia, te aleja de la pureza de un NIÑO, claro que es muy respetable el que quiera canjear su felicidad por complejidad, por el momento recomiendo ser felices a punta de sencillez, pura existencia “PURO DIOS”.

 

  • PlexoSolar
    EL plexo solar dirige todas las funciones del cuerpo físico; De él depende la
    respiración, la nutrición, la eliminación, la circulación, el crecimiento, el sistema
    nervioso… El plexo solar tiene una constitución mucho más antigua que el
    cerebro, y es él quien se ha encargado de formar el cerebro y nutrirlo. Si no se
    obstaculiza su funcionamiento, el plexo solar es infatigable y cuenta con todas las
    posibilidades para remediar los problemas del organismo, para curarlo y extirpar
    de él toda clase de plagas, etc. No obstante, el hombre ha recibido tantas
    nociones e ideas erróneas, que pone trabas en su vida conciente a los
    mecanismos subconcientes, con el resultado de que el plexo solar no puede
    manifestarse correctamente, y a menudo se encuentra bloqueado, impedido en
    su función de suministrar las energías indispensables al cerebro, el cual se va
    debilitando, se vuelve conflictivo y, finalmente, cae en el embrutecimiento.
    Es así como el tipo de vida que llevamos va a permitir o a impedir que el plexo
    solar cumpla con su función de restablecimiento total. Como ya os lo he dicho
    tantas veces, el aumento desmesurado de las enfermedades nerviosas en la
    época que vivimos, se debe a un exceso de trabajo intelectual, puesto que el
    cerebro no está preparado para recibir esta sobrecarga y es por ello que
    sucumbe. En cambio, cuando se sabe cómo hacer trabajar al plexo solar, el
    individuo llega a ser infatigable. Sí, hay muchas enfermedades nerviosas debidas
    a un exceso de trabajo cerebral y a que no se sabe nada sobre el plexo solar, ni
    tampoco sobre aquel centro situado un poco más abajo del ombligo, que los
    japoneses denominan HARA* (abordaremos el tema del HARA en otros capítulos)
    Estos tres centros pueden desempeñar funciones formidables, que la ciencia
    oficial no ha descubierto aún.
    Si estudiáis el plexo solar y el cerebro, veréis que están hechos de la misma
    materia, gris y blanca, pero invertidas. No se sabe porqué están invertidas, ya
    que en el cerebro la materia gris está en la superficie y la materia blanca en el
    interior, mientras que en el plexo solar ocurre lo contrario. La materia gris está
    vinculada con la comprensión, mientras que la materia blanca se asocia con el
    sentir. Por eso, al encontrarse ésta última en su parte más externa, el plexo solar
    puede sentir todo lo que ocurre en el ser humano, en sus órganos y en sus
    células, en todos sus procesos químicos, físicos, biológicos y mágicos.
    Es por esto que el plexo solar trabaja la mayor parte del tiempo en remediar
    aquello que no funciona correctamente. En cambio el cerebro no siente mayor
    cosa, excepto cuando algo va muy mal y está muy estropeado, pero tampoco
    sabe como remediarlo. Esto le ocurre, por ejemplo, cuando el corazón late
    demasiado rápido o demasiado lento, o cuando se padece un mal de estómago:
    El cerebro no puede hacer nada en estos casos, es algo que no depende de él.
    Por el contrario, el plexo solar puede restablecerlo todo, siempre y cuando se le
    brinden las condiciones apropiadas para su funcionamiento normal, puesto que
    cuenta con un laboratorio farmacéutico formidable. En este aspecto, está mucho
    más preparado que el cerebro. El cerebro aún no acaba de estar organizado del
    todo pero llegará el día en que lo estará, ya que su misión consiste en registrar
  • una enorme cantidad de conocimientos, que le llevarán a realizar cosas
    extraordinarias.
    Los Occidentales no lo saben, pero existen métodos conocidos por la ciencia
    iniciática, a través de los cuales es posible entrar en contacto con el plexo solar
    para darle órdenes y para pedirle que arregle tal o cual deficiencia. Cuando
    logramos comunicarnos con él, el plexo solar es capaz de hacer maravillas en
    este campo. He aquí toda una Ciencia que será objeto de estudio en el futuro.
    Por el momento, es difícil comunicarse con el plexo solar, puesto que no sabemos
    escucharle; El vive su vida independiente y el ser humano puede intervenir muy
    poco en ella, a no ser de una forma indirecta mientras llega el día en que pueda
    obrar más directamente. Ahora bien, ¿Cómo se puede actuar? (Os recordamos
    que el Plexo Solar está situado por encima del ombligo.)
    Cómo reforzar el plexo solar
    Lo que más perturba el plexo solar y, como consecuencia, a los órganos internos:
    el hígado, los riñones, el estómago, etc., son el miedo, la cólera, los temores, la
    duda, el amor desordenado, los pensamientos y sentimientos caóticos; y puesto
    que el plexo solar es un depósito de fuerzas, la consecuencia de este desorden
    es una desmagnetización total.
    Pero aunque el plexo solar se puede vaciar, también se puede llenar, y esto es lo
    que debe aprender el discípulo: cómo llenar su plexo solar.
    Os daré algunos métodos:
    1. Cada árbol es un depósito de fuerzas salidas del sol y de la tierra, y podemos
    extraer estas fuerzas. Escoged un gran árbol: un cedro, un roble, un haya o un
    abeto… os arrimáis a él colocando vuestra mano izquierda a vuestra espalda, con
    la palma apoyada en el tronco del árbol, y al mismo tiempo colocáis la palma de
    vuestra mano derecha sobre el plexo solar. Os concentráis en el árbol pidiéndole
    que os dé una parte de su fuerza; entonces se produce una especie de
    transfusión de energías que recibís a través de vuestra mano izquierda y que
    cedéis mediante la mano derecha al plexo solar. Luego, dais las gracias al árbol.
    2. También podéis reforzar vuestro plexo solar si miráis y escucháis fluir el agua
    de un manantial, de una cascada, de una fuente. En apariencia se trata de un
    método insignificante pero que da excelentes resultados. El agua que fluye afecta
    al plexo solar que se pone a trabajar expulsando los materiales nocivos. Un
    método extraordinario es estando en la playa o en un acantilado, observar como
    rompen las olas, la energía que fluye de este movimiento dirigirlo con la mente a
    vuestro plexo Solar.
    3. Cuando meditéis sobre temas elevados y divinos, podéis colocar vuestra mano
    sobre el plexo solar a fin de llenarlo de fuerzas y de energías que podéis utilizar
    más tarde. Cuando os sentís llenos de alegría o de fuerza, no los desperdiciéis
    inútilmente en gestos, palabras, pensamientos y sentimientos; utilizad este
    método: colocad vuestra mano derecha sobre el plexo solar meditando, y llenadlo
    silenciosamente con esta fuerza, con esta alegría. Nuestro plexo solar es el banco en el que podemos guardar el dinero que necesitaremos más tarde.
El plexo solar es un cerebro invertido: en el cerebro la materia gris está fuera y la
materia blanca dentro, mientras que en el plexo solar la materia gris está dentro y
la materia blanca fuera. El plexo solar ha creado el cerebro y lo alimenta, lo
mantiene, es decir, lo energiza, le da fuerza, y cuando deja de hacerlo, el hombre
se duerme, se embrutece, o le duele la cabeza y no puede reflexionar.
¿En realidad, el cerebro no está separado del plexo solar, pero es muy raro que
alguien sepa cómo hacer subir las energías desde el plexo solar hasta el cerebro.
El cerebro es dinámico, activo, pero se fatiga enseguida si no está sostenido por
las energías del plexo solar. Por ello, antes de hacer un esfuerzo intelectual,
antes de meditar, de concentraros, tenéis que actuar sobre vuestro plexo solar.
Dadle masaje, por ejemplo, en sentido contrario a las agujas de un reloj…
Después de algunos minutos sentiréis que vuestro pensamiento se libera, y que
os podéis poner a trabajar. Es necesario que la actividad se reparta
armónicamente entre el cerebro y el plexo solar.
Los pies y el plexo solar
En ciertas circunstancias de la vida corriente, habréis observado sin duda la
existencia de una relación entre los pies y el plexo solar.
Cuando tenéis los pies muy fríos, sentís una contracción en el plexo solar, y si
coméis en este momento, la digestión resulta difícil.
Mientras que si .introducís, por ejemplo, vuestros pies en agua caliente,
percibiréis una dilatación en el plexo solar, una sensación muy agradable que os
produce bienestar.
Por lo tanto, cuando os sintáis desmagnetizados, inquietos o contraídos, preparad
agua caliente, meted en ella vuestros pies y lavadlos atentamente: con ello
actuáis sobre el plexo solar dándole fuerzas, y vuestro estado de conciencia se
transformará inmediatamente. Si un día, en vuestra casa, no conseguís meditar,
tomad un baño de pies y veréis cómo os concentráis mucho más fácilmente.
Otro ejercicio que da excelentes resultados para el caso que no podáis daros
baños de agua caliente, es con un paño mojarlo bien con agua caliente y
empezando por el pie izquierdo con la mano derecha frotar la palma del pies tres
veces de delante hacia atrás, de la planta de los pies al tacón. Después lo mismo
con el pie derecho tomando el paño bien caliente otra vez con la mano izquierda.
Esto os relajará enormemente antes de ir a la cama.
“Si podéis, tratad de tener en vuestro apartamento una habitación, por
pequeña que sea, reservada para el silencio. Escoged para las paredes
bellos colores, claros y luminosos, poned algunos cuadros simbólicos o
místicos y consagradla al Padre celestial, a la Madre divina, al Espíritu
Santo, a los ángeles, a los arcángeles. No dejéis entrar a nadie, y sólo
entrad cuando os sintáis capaces de hacer el silencio en vosotros para oír
la voz del mundo divino.
A medida que preparáis esta habitación del silencio, esforzaos por 
prepararla también dentro de vosotros, en vuestra alma, en vuestro
corazón. De esta manera, un día, sea cual sea el sitio en el que os
encontréis, incluso en medio de los tumultos, podréis entrar en vuestra
habitación interior para encontrar en ella la paz y la luz. Vivimos al
mismo tiempo en los dos mundos: exterior e interior, visible e invisible,
material y espiritual, y por eso es deseable tener esta habitación del
silencio a la vez dentro de nosotros y fuera de nosotros, y mantenerla a
resguardo de todas las formas de ruido.”
Omraam Mikhaël Aïvanhov
 “Algunas personas muestran siempre la misma cara, petrificada, inexpresiva… ¿Cómo no
se dan cuenta de lo desagradable que es para los demás tener ante los ojos a alguien de
quien no se siente nunca nada nuevo, vivo, animado? ¡Qué aburrimiento! A menudo, es
incluso causa de separación en las parejas. A fuerza de ver en el otro las mismas mímicas, los mismos gestos, las mismas actitudes, y de oír las mismas palabras, las mismas reflexiones banales sobre los mismos temas, uno de los dos ya no lo soporta más y se va. El que no sabe renovarse no debe extrañarse si, al final, el otro, cansado de esta monotonía, se va a distraerse a otra parte. Y lo mismo sucede con los amigos: ¿qué placer podemos encontrar en frecuentar a gente sobre la que podemos prever de antemano la cara que van a poner y de lo que van a hablar?
tenor
Ya hay suficiente monotonía en la existencia cotidiana. Para hacerla más soportable, hay
que pensar en poner en ella un poco de novedad, de diversidad, de poesía. Así que,
¡cuidado!, si os presentáis siempre de la misma manera, contando las mismas cosas, los
demás se cansarán y se apartarán de vosotros.
Debéis saber renovaros y todos os amarán, porque emanará de vosotros algo expresivo, vivo, un brote que les beneficiará.”
Omraam Mikhaël Aïvanhov
Compartir este libro no significa que se le endorse. Cada quien sabrá qué le es útil y que no.
Y no es bueno estar picoteando aquí y allá y utilizando herramientas sin entender los sistemas filosóficos, matemáticos y espirituales sobre los que se basan (ej.: I Ching, Runas, Tarot, etc.)
Me parece que en general se viene abusando en Internet del nombre de la “Hermandad Blanca” que en realidad es una fraternidad de Adeptos (seres completamente evolucionados espiritualmente), no de simples mortales con aspiraciones, como nosotros.
B (hacer click sobre el link para bajar el libro)

…..siempre que te enfadas, tu ser presenta fisuras, presenta huecos, siempre que te sientas lleno de odio, deseos, sexualidad, no eres un pilar de energía, de ahí que los Budas hayan enseñado a permanecer sin deseos, porque siempre que estás en un estado de ausencia de deseos, la energía no se dirige al exterior, se mueve hacia adentro, se vuelve un circulo interno, se vuelve un campo eléctrico, un campo bioenergético. Cuando el campo está allí sin fisuras, eres un pilar, no puedes ser derrotado, el deseo se vuelve una fisura, eres débil, no porque lo demás sean fuertes, eres débil porque tienes demasiados deseos. Eres derrotado, no porque los demás sean más astutos o inteligentes, sino porque tienes muchas fisuras. Aceptación, aceptación total, quiere decir ausencia de deseos, el deseo surge de la no aceptación. No puedes admitir cierta situación y surge el deseo. Vives en una choza y no puedes concebirlo, deseas un palacio, entonces eres un pobre hombre, no porque vivas en una cabaña, no! los emperadores han vivido en chozas, Buda vivió bajo un árbol, y no era pobre, al contrario, no encontrarás a un hombre más rico. No, tu choza no te hace pobre, el momento en que deseas el palacio te vuelve pobre, y no eres pobre porque los demás vivan en palacios, eres pobre porque el deseo de vivir en un palacio crea una comparación con la choza, te vuelves envidioso, te vuelves pobre. Cuando surge el descontento hay pobreza, cuando no hay descontento eres rico, y tienes tales riquezas que ningún ladrón puede robarlas, tienes tales riquezas que ningún gobierno puede hipotecarlas, tienes tales riquezas que no pueden serte quitadas de ningún modo, tienes una fortaleza en tu ser que es totalmente irrompible, e impenetrable, pero una vez que el deseo entra, tu energía comienza a desear y te vuelves débil debido al deseo debido al anhelo. Siempre que no anhelas y estás satisfecho, siempre que nada se mueve, cuando todo tu ser está tranquilo, eres una fortaleza impenetrable ni el fuego puede quemarte ni la muerte es posible, tienes la llave secreta de la vida eterna…..

 

es asi…

Publicado: 14 julio, 2017 en ecologia, educación, esoterismo, filosofia, Uncategorized

image0016

Confiesa tus faltas
Acércate a lo que encuentras repulsivo
Ayuda a aquellos que crees que no puedes ayudar
Desprendete de todo eso a lo que sientes apego
Visita esos lugares que te atemorizan.

Machig Labdron.

butterfly

image0017