Archivos para 24 abril, 2018

“El Complejo de Wendy”

(Dan Kiley)

El Complejo De Wendy ( Dan Kiley)

¿Qué es el complejo de Wendy?

El Complejo de Wendy es un tratado sobre las mujeres que protegen a los hombres de su vida como si fueran sus madres.

Parejas que, ante hombres que se niegan a crecer y vivir como adultos, adoptan una posición controladora y obsesiva, y se hacen cargo de ellos como si fueran niños.

La obra presenta las actitudes que nos llevan a caer en este complejo y nos brinda consejos para escapar de ese dilema femenino.

El doctor Kiley revela cómo, cuando una mujer logra vencer este círculo, se libera de la trampa “maternal”, recupera su autoestima y se convierte en dueña de su propia vida.

Se trata de una obra breve, pero efectista, que ayudará a todas las mujeres a ser más conscientes de su relación de pareja y a poner el instinto maternal donde corresponde.

Dan Kiley fue un psicólogo estadounidense que inició su carrera tratando a delincuentes juveniles de su país.

Esta experiencia radical lo llevó a escribir varios libros vinculados a esta temática, por ejemplo, el prestigioso Cómo apartar a los jóvenes de los conflictos. Pero, sin duda, el boom de Kiley como escritor se dio a partir de su acercamiento a la literatura de autoayuda.

Su primer best seller fue El Síndrome de Peter Pan, síntesis de su trabajo con hombres incapaces de madurar y aceptar las responsabilidades de un adulto; vendió millones de ejemplares y fue traducida a 22 idiomas. Siguiendo la línea de pensamiento de su primer éxito y motivado por la respuesta del público, Kiley publicó El Complejo de Wendy, la versión femenina de la historia.

nr7p7v_m81_l

Comfort of Old Age Sketch for Woman’s Mission III ; ; George Hicks; 1863; 3-1969

«Cuando se acerca la vejez, es natural que echemos un vistazo a lo que hemos
dejado atrás, y es ahí cuando, para muchas personas, empieza el periodo de
las lamentaciones. Sienten que han pasado demasiado tiempo en futilidades,
pero que aunque traten de tomar otra orientación dando más importancia a
la vida interior, ya es demasiado tarde y nunca van a poder recuperar el
tiempo perdido. Evidentemente, cuando llega la vejez, ya es un poco tarde
para cambiar completamente de vida, pero no es demasiado tarde, nunca es
demasiado tarde para empezar algo constructivo. Lo peor que les podría pasar
a estas personas sería que se pasaran el tiempo que les queda de vida
lamentándose. Es comprensible que se lamenten, pero pueden hacer algo
mejor que lamentarse. Pueden recordar todos los acontecimientos de su
existencia para extraer lecciones de ellos. Una vez extraídas estas lecciones,
que pongan en práctica todo lo que les quede de amor, de inteligencia, de
voluntad, para dar a su vida  este sentido que aún no habían sabido encontrar.
Omraam Mikhaël Aïvanhov 

Para liberarnos de los conflictos ancestrales entre mujeres y hombres…

Visualizas a tu madre y a tu padre delante de ti. Toma conciencia que la vida te ha sido otorgada gracias a la unión de los dos: madre y padre.86db78e48b89d9fbc81384c24ae34149

Te conectas con tu madre y, mirándola a los ojos, le dices:

–       “Tú por ti, querida mamá, y yo por mí!

–       “Respeto y honro tu destino!

–       “Gracias… Por favor… Sí”

Luego miras a los ojos a tu padre y le dices:

–       “Tú por ti, querido papá, y yo por mí”

–       “Respeto y honro tu destino”

–       “Gracias… Por favor… Sí!

Luego visualizas las generaciones de mujeres que precedieron a tu madre, es decir, detrás de tu madre a tu tu abuela, detrás de ella a la bisabuela, detrás de ella a la tatarabuela y así, las demás mujeres que las precedieron… cada una en su lugar, y les dices:

–       “Vosotras por vosotras y yo por mí”

–       “Respeto y honro vuestro destino”

–       “Gracias por la vida que me llegó a través de ustedes”

Y visualizas las generaciones de hombres que precedieron a tu padre, es decir, detrás de tu padre a tu abuelo, detrás de este al bisabuelo, detrás al tatarabuelo y, así, los demás hombres que los precedieron, cada uno en su lugar, y les dices:

–       “Vosotros por vosotros y yo por mí”

–       “Respeto y honro vuestro destino”

–       “Gracias por la vida que me llegó a través de ustedes”

Visualizas a todos, hombres y mujeres de tu familia y les dices:

–       “Los conflictos entre ustedes los dejo con ustedes… tomo la vida que me ha llegado gracias a ustedes… gracias… por favor… sí”

Luego, lentamente, te giras y miras hacia adelante, hacia la vida, visualizando, a lo lejos, la Luz de la Vida… una luz lejana, infinita, poderosa; inhalas y tomas esa energía de vida, exhalas y sueltas todo lo que ya no necesitas hoy en tu vida, lo entregas a Dios:

          – “Por Favor, Padre, borra las memorias de dolor, rechazo, abandono, soledad, odio, venganza, miedos, ira, celos, envidias… en mí y en mi familia… Gracias… Por favor… Sí”

El árbol está vivo dentro de mí. Yo soy el árbol. Yo soy toda mi familia. El inconciente familiar existe. Desde el mismo momento en que alguien toma conciencia de algo, hace que todos los suyos también la tomen. Ese alguien es la Luz.

Si uno hace su trabajo, todo el árbol se purifica.

Alejandro Jodorowsky