Ese Elixir Llamado Amor

Publicado: 9 mayo, 2017 en AMOR, educación, filosofia, Uncategorized

angel con luz una dorada Ese Elixir Llamado Amor 

 

La naturaleza aparentemente escurridiza del amor empieza a cobrar forma y color cuando cambiamos nuestra perspectiva y reorientamos nuestra atención hacia nosotros/as mismos/as y vemos más allá de la superficie de nuestra fachada y de nuestro cuerpo y te amas a ti misma por encima de todo. Y si nadie más en el mundo ama tus ojos, ama tu rostro, ama tu cuerpo, si nadie más que tú lo ama, con eso es suficiente. Entonces serás la más apreciada de las joyas. Cuando desarrolles quien eres, serás más hermosa de lo que nunca hayas sido, y no podrás ser comparada, y no podrás ser adulada, y no podrás ser vendida… ¿Entiendes? Todo lo que tienes que hacer es ser el núcleo de lo que verdaderamente eres, tú misma.

 

La verdadera belleza no tiene que ver con el cuerpo. Es la originalidad del Espíritu, tus ojos danzantes y la mente rápida, un Espíritu que conoce y entiende los desafíos de la vida, que no depende de los demás. “Una mujer espiritual es, verdaderamente, una cosa impresionante de contemplar, y es admirable, y más raro que ver dos lunas”.

 

Y el más hermoso de los hombres es aquel que es impecable con su yo espiritual, que se ama a sí mismo no por el reflejo en el espejo, sino por lo que sale de sus ojos, por lo que sale de sus labios, por lo que siente en las lágrimas que derrama.

 

Cuando te amas a ti misma/o, perfeccionas tus pensamientos, perfeccionas tus acciones, perfeccionas tus sueños, y de repente tu núcleo central no es otra cosa que tú misma. El centro de la alegría no es otra cosa que tú misma y eso es amor.

Todos tenemos un profundo anhelo de amor. Es un misterio. Pero una vez que hallamos el misterio, es algo multi-esplendoroso. Es la base de la vida misma, porque, en la visión mayor, nacemos del amor, conocemos la vida a través del amor. Somos amados/as por un orden superior que está tan apasionadamente implicado/a con nosotros/as que si no fuera por esa pasión, literalmente no seríamos nada: ni recuerdos, ni pasado, ni presente, ni futuro, ni esperanza. Seríamos una nada.

Marta Vincent

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s