La Magia, Rhonda Byrne

Publicado: 17 marzo, 2017 en magia Rhonda Byrne, Uncategorized
Etiquetas:,

Día 16

MAGIA Y MILAGROS EN LA SALUD

“Los milagros no son contra natura, sólo son contrarios a lo que conocemos de la naturaleza.”
SAN AGUSTÍN (354–430) TEÓLOGO Y OBISPO CATÓLICO

Siempre deberíamos sentirnos sanos, llenos de energía y felicidad, porque así es cómo nos sentimos cuando gozamos de nuestro derecho de nacimiento de la salud total. No obstante, la realidad, es que mucha gente no se siente así muy a menudo, si es que alguna vez se siente así. Muchas personas se enfrentan a enfermedades, a problemas con el funcionamiento de su cuerpo, o padecen brotes de depresión y otros problemas de salud mental, estados que distan de corresponder a una salud total. La gratitud es una de las formas más rápidas que conozco de empezar a experimentar mágicamente el estado de salud total que se supone que merece nuestro cuerpo y nuestra mente. Todos los milagros de curación que vemos son simplemente el resultado de la restauración instantánea de la salud total en el cuerpo humano, que antes estaba por debajo del estado de salud total y perfecta. Si no crees que la gratitud obre milagros en tu salud y en tu cuerpo, lee algunas de las miles de historias de milagros que encontrarás en la página web The Secret: http://www.thesecret.tv/stories. El poder mágico de la gratitud aumenta el flujo natural de salud en la mente y en el cuerpo, y puede ayudar al cuerpo a curarse más deprisa, tal como lo han demostrado infinidad de estudios. El poder mágico de la gratitud también actúa conjuntamente con un buen cuidado corporal, nutricional y la asistencia médica que hayas elegido. Cuando padeces alguna enfermedad o molestia en tu cuerpo, es normal que tengas sentimientos negativos al respecto, como preocupación, frustración o miedo. Pero esos sentimientos sobre la enfermedad no restaurarán tu salud. De hecho, tienen el efecto opuesto: deterioran aún más tu salud. Para mejorar tu salud has de sustituir los sentimientos negativos por sentimientos positivos, y la gratitud es la forma más sencilla de hacerlo. Muchas personas son muy críticas y están insatisfechas con su aspecto físico. Por desgracia esos pensamientos y sentimientos también reducen el flujo mágico de la salud. Cuando hay algo que no te gusta en tu cuerpo, no estás siendo agradecido con él. Piénsalo. Por la ley de la atracción, las quejas sobre tu cuerpo atraen más problemas para que puedas quejarte, por lo que al quejarte sobre tu cuerpo o aspecto arriesgas tu propia salud. “A quienquiera que no tenga gratitud (por su salud y por su cuerpo), incluso lo que tenga, le será arrebatado.” “A quienquiera que tenga gratitud (por su salud y por su cuerpo) se le dará más, y tendrá en abundancia (salud para su cuerpo).” Puede que ahora estés enfermo, que no te encuentres bien, o que incluso sufras grandes dolores, pero si estás leyendo estas palabras continuarás recibiendo el don de la salud. Cuando estamos enfermos o tenemos algún dolor puede resultar muy difícil albergar sentimientos de gratitud, pero hasta la menor muestra de gratitud ayuda a aumentar el flujo mágico de salud hacia el cuerpo. El ejercicio de hoy, Magia y Milagros en la Salud está diseñado para incrementar espectacularmente tu salud y felicidad. Vamos a adoptar un enfoque triple para acelerar los resultados.

Paso 1: La Salud que Has Recibido (pasado)
Piensa en la buena salud que recibiste en tu infancia, adolescencia y de adulto. Piensa en todas las veces que te has sentido lleno de energía y que eras feliz. Recuerda tres momentos distintos en los que te sintieras en la cima del mundo, di la palabra mágica, gracias, y siente verdadera gratitud por esos momentos. Si te detienes a pensar en los grandes momentos de tu vida, podrás recordar muy fácilmente tres momentos distintos.

Paso 2: La Salud que Sigues Recibiendo (presente)
Piensa en la salud que sigues recibiendo hoy, y da gracias por todos los órganos, sistemas y sentidos físicos que ahora están trabajando bien en tu cuerpo. Piensa en tus brazos, piernas, manos, ojos, orejas, hígado, riñones, cerebro o corazón. Elige cinco funciones corporales que estén bien, y di mentalmente la palabra mágica, gracias, por cada una de ellas.

Paso 3: La Salud que Quieres Recibir (futuro)
Vas a elegir una cosa que quieras mejorar en tu cuerpo para el ejercicio mágico de hoy, pero para ello usarás el poder mágico de la gratitud de un modo muy especial. Piensa en el estado ideal de lo que deseas mejorar. Cuando des gracias por el estado ideal de lo que hayas elegido, habrás puesto en marcha la recepción de ese estado ideal. Con mucha frecuencia cuando a una persona le diagnostican alguna enfermedad o dolencia, no sólo habla mucho de la misma, sino que investiga sobre la enfermedad, recopila información sobre los peores síntomas y los temibles resultados. Es decir, le concede toda su atención a la enfermedad. Sin embargo, la ley de la atracción dice que no puedes hacer desaparecer un problema concentrándote en él, porque concentrándote en el problema sólo conseguirás que empeore. Por el contrario, hemos de hacer justo lo opuesto, y concentrarnos en el estado ideal para esa zona de nuestro cuerpo que no está bien, y entregarle nuestros pensamientos y sentimientos. La gratitud por el estado ideal de cualquier parte de nuestro cuerpo utiliza poderosamente nuestros pensamientos y sentimientos para que podamos atraerlo a nosotros —¡de una sola vez! Dedica un minuto a visualizar una escena en la que te encuentres en el estado de salud ideal que deseas para tu cuerpo. Y mientras visualizas tu cuerpo mentalmente de la forma que desearías que fuera, da gracias por ello como si ya lo hubieras recibido. Por lo tanto, si quieres restaurar mágicamente la salud de tus riñones, da gracias por unos riñones fuertes y sanos que filtran y eliminan todos los productos de desecho de tu cuerpo. Si deseas restaurar mágicamente la salud de tu sangre, da gracias por una sangre pura y sana que transporta oxígeno y todos los nutrientes a todas las partes de tu cuerpo. Si quieres restaurar mágicamente la salud de tu corazón, da gracias por un corazón fuerte y sano que mantiene el bienestar de todos los órganos de tu cuerpo. Si deseas mejorar mágicamente tu vista, da gracias por una visión excelente. Si deseas mejorar tu oído, da gracias por un oído perfecto. Si lo que deseas es tener más flexibilidad, da gracias por un cuerpo ágil y flexible. Si quieres modificar tu peso, piensa primero en tu peso ideal, luego imagínate en ese peso ideal y da gracias por él como si ya lo hubieras recibido ahora. Sea lo que sea lo que desees mejorar, primero imagínate en el estado ideal, y luego da gracias por el estado ideal como si ya lo hubieras recibido ahora mismo.
“Las fuerzas naturales que se encuentran dentro de nosotros son las que realmente curan nuestras enfermedades.”

HIPÓCRATES (CIRCA 460 – CIRCA 370 A.C.) PADRE DE LA MEDICINA OCCIDENTAL

Puedes realizar el ejercicio de Magia y Milagros en la Salud cada día si lo necesitas, y puedes hacerlo varias veces al día si realmente quieres acelerar la restauración mágica de tu salud, o mejorar tu aspecto corporal. Pero es esencial que cada vez que tengas un pensamiento o sentimiento negativo sobre tu estado de salud actual o de tu cuerpo, lo sustituyas inmediatamente por una visualización en la que te veas en el estado de salud ideal que deseas y sintiendo verdadero agradecimiento, como si ya lo hubieras recibido. La forma más eficaz de garantizar la salud, además de cuidarse bien físicamente, es seguir sintiendo agradecimiento por tu salud.
EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 16
Magia y Milagros en la Salud
1. Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.
2. Recuerda tres ocasiones distintas en tu vida en que te sintieras de maravilla y agradece sinceramente esos momentos.
3. Piensa en cinco funciones corporales que estén bien, y agradece cada una de ellas. 4. Elige una cosa de tu cuerpo o de tu salud que desees mejorar, y dedica un minuto a visualizarte en el estado de salud o corporal ideal. Luego da gracias por ese estado ideal.
5. Hoy antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano, y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha pasado durante el día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s