La Magia, Rhonda Byrne

Publicado: 14 marzo, 2017 en magia Rhonda Byrne, Uncategorized
Etiquetas:,

Día 13

HAZ REALIDAD TODOS TUS DESEOS

“La imaginación es la verdadera alfombra mágica.”
NORMAN VINCENT PEALE (1898–1993) ESCRITOR

Si has hecho día a día los ejercicios mágicos, ya habrás construido una increíble base practicando la gratitud por todo lo que has recibido y seguirás recibiendo en tu vida. Pero hoy es un día emocionante ¡porque vas a empezar a usar el poder mágico de la gratitud para hacer realidad tus sueños y deseos! A lo largo de los siglos cientos de culturas nativas han dado gracias por lo que desean antes de recibirlo, creando elaboradas ceremonias para invertir tanta energía como les fuera posible en su acto de agradecimiento. Los egipcios han celebrado la inundación del río Nilo desde la antigüedad para asegurarse la continuidad del flujo de agua del río, los indios americanos y los aborígenes australianos realizan danzas de la lluvia, muchas tribus africanas practican ceremonias por sus alimentos antes de salir a cazar, y en todas las culturas y religiones la verdadera naturaleza de la oración es dar gracias antes de recibir lo que se desea. La ley de la atracción dice que lo semejante atrae a lo semejante, lo que significa que en tu mente has de formar un retrato, o una imagen de lo que deseas. Luego, para volver a atraer tu deseo, has de sentirlo como si ya lo tuvieras, de modo que lo que sientes también se ha de parecer a lo que sentirás cuando tengas lo que deseas. La forma más sencilla de conseguirlo es dar las gracias por lo que quieres – antes de recibirlo. Si nunca se te había ocurrido antes utilizar la gratitud para recibir lo que quieres, ahora has descubierto otro de sus poderes mágicos. Las propias palabras de las Sagradas Escrituras prometen exactamente eso: “A quienquiera que tenga gratitud (ahora) se le dará más (en el futuro), y tendrá en abundancia.” La gratitud es algo que has de tener antes de poder recibir, no es algo que simplemente se hace después de que te ha pasado algo bueno. La mayoría de las personas están agradecidas cuando han recibido algo bueno, pero para hacer que todos tus deseos se hagan realidad y cambiar toda tu vida llenándola de riquezas en todas las áreas, has de estar agradecido antes y después. A través del acto de estar sinceramente agradecido por haber recibido tu deseo de antemano, inmediatamente creas una imagen mental de que ya lo tienes, te sientes como si ya lo tuvieras, y así, estás cumpliendo tu parte. Si sigues manteniendo esa imagen y sentimiento, recibirás mágicamente tu deseo. No sabrás cómo lo recibirás, ni tampoco es cosa tuya saberlo. No intentas averiguar cómo va a mantenerte en el suelo la ley de la gravedad cuando sales a pasear, ¿verdad? Tienes la confianza y el conocimiento de que cuando sales a dar un paseo la ley de la gravedad te mantendrá firmemente en el suelo. Asimismo, has de tener la confianza y el conocimiento de que cuando estás agradecido por lo que deseas, lo que deseas vendrá a ti mágicamente, porque es la ley del Universo.

¿Qué Es lo que Más Deseas Ahora Mismo?
Al inicio de este libro te he pedido que aclararas lo que deseas en todos los ámbitos de tu vida. (Si no lo has hecho antes, ahora es el momento de hacerlo.) Repasa las listas que has creado y elige tus diez deseos principales para este ejercicio mágico. Puedes seleccionar diez deseos de diferentes ámbitos de tu vida, como dinero, salud, hogar y relaciones, o puede que quieras elegir diez deseos de un mismo ámbito que realmente deseas cambiar, como el laboral o el del éxito. Sé muy claro y específico sobre lo que más deseas, para que puedas ver los cambios que tendrán lugar mágicamente a raíz de este ejercicio. Imagina que estás haciendo un pedido mágico al Universo, consistente en tus diez deseos principales, porque en realidad, al usar la ley de la atracción, eso es justamente lo que estás haciendo. Siéntate delante de tu ordenador o bien toma un bolígrafo y tu diario, y haz una lista separada de tus diez deseos principales de la siguiente forma, como si ya los hubieras recibido:

Gracias, gracias, gracias por                  , y rellena el espacio en blanco con tu deseo como si ya lo hubieras recibido. Por ejemplo: Gracias, gracias, gracias por las notas tan altas que he sacado en mis exámenes, ¡que me han servido para ir a la universidad que quería! Gracias, gracias, gracias por la gran noticia de que ¡estoy esperando un bebé! Gracias, gracias, gracias por la casa de nuestros sueños, ¡que tiene todo lo que deseábamos hasta el último detalle! Gracias, gracias, gracias por la increíble conversación telefónica con mi padre ¡que ha mejorado nuestra relación! Gracias, gracias, gracias por los resultados de las pruebas médicas ¡que indican que ya no tengo nada y vuelvo a estar sana! Gracias, gracias, gracias por el dinero inesperado que he recibido, ¡que es la cantidad exacta que necesitaba para hacer mi viaje a Europa! Gracias, gracias, gracias ¡por duplicar nuestras cifras de ventas este mes! Gracias, gracias, gracias ¡por las ideas que nos hicieron captar a nuestro mejor cliente hasta ahora! Gracias, gracias, gracias ¡por que he encontrado a mi pareja perfecta!
Gracias, gracias, gracias ¡por lo fácil y cómodo que ha sido nuestro traslado! Escribir gracias tres veces seguidas es muy poderoso porque evita que malgastes las palabras y aumenta tu concentración de gratitud. Decir gracias tres veces también es una fórmula mágica, porque es el número matemático para toda nueva creación en el Universo. Por ejemplo, hacen falta un hombre y una mujer para crear un bebé. El hombre, la mujer y el bebé son tres en total, forman una nueva creación. Esta misma regla de tres se aplica a la creación de todas las demás cosas del Universo, incluida la creación de tus deseos, así que cuando dices gracias tres veces seguidas, estás usando el número mágico de la creación y ¡una fórmula mágica secreta! El segundo paso de Haz Realidad Todos Tus Deseos implica impregnar tus deseos con más gratitud si cabe. Puedes completar el segundo paso en cualquier momento del día de hoy, ya sea cuando haces tu lista de los diez deseos principales o intermitentemente a lo largo del día. Para impregnar cada uno de tus deseos con el poder mágico de la gratitud, empieza con el primer deseo de tu lista y utiliza tu imaginación para responder mentalmente a las siguientes preguntas, como si ya hubieras recibido tu deseo:
1. ¿Qué emociones sentiste cuando recibiste tu deseo?
2. ¿Quién fue la primera persona a la que le dijiste que habías recibido tu deseo y cómo se lo dijiste?
3. ¿Cuál fue la primera cosa que hiciste que te pareció genial al recibir tu deseo? Descríbela mentalmente con todos los detalles que puedas.
Por último, relee cada deseo y enfatiza la palabra mágica, gracias, para que puedas sentirlos con todas tus fuerzas. Pasa al segundo deseo de tu lista, y sigue los mismos pasos con cada deseo, hasta que hayas completado los diez deseos. Dedica al menos un minuto a cada deseo. Si quieres hacer algo realmente poderoso y divertido, también puedes crear un Tablón Mágico, donde puedes pegar fotos de lo que deseas. Corta fotos y cuélgalas en un tablón que colocarás en algún lugar donde puedas verlo a menudo. Escribe la palabra mágica GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS en mayúsculas y negrita en tu Tablón Mágico. También puedes usar la nevera como Tablón Mágico. Si tienes familia, puedes crear un Tablón Mágico para un proyecto familiar, ¡porque a los niños les encantará! Imagina que tu Tablón Mágico es realmente mágico, y que de aquello que pongas una foto en tu tablero llegará a ti al instante. Tu gratitud constante hacia esa cosa la atraerá a tu vida.
EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 13
Haz Realidad Todos Tus Deseos
1. Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.
2. Siéntate delante de tu ordenador o toma un bolígrafo y tu diario y haz una lista de tus diez deseos principales. Escribe gracias tres veces antes de cada uno, como si ya lo hubieras recibido. Por ejemplo: Gracias, gracias, gracias por        tu deseo       .
3. Usa tu imaginación para responder mentalmente a las siguientes preguntas, como si ya hubieras recibido cada uno de tus diez deseos: 1. ¿Qué emociones sentiste cuando recibiste tu deseo?
2. ¿Quién fue la primera persona a la que le dijiste que habías recibido tu deseo y cómo se lo dijiste?
3. ¿Cuál fue la primera cosa que hiciste que te pareció genial al recibir tu deseo? Descríbela mentalmente con todos los detalles que puedas.
4. Por último, relee la frase que expresa tu deseo y enfatiza la palabra mágica, gracias, para que puedas sentirlo con más fuerza.
5. Si lo prefieres, puedes crear un Tablón Mágico. Corta fotos y engánchalas a tu Tablón Mágico que colocarás en un lugar que puedas ver a menudo. Ponle como título GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS en mayúsculas y negrita.
6. Hoy antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano, y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha pasado durante el día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s