La Magia, Rhonda Byrne

Publicado: 9 marzo, 2017 en magia Rhonda Byrne, Uncategorized
Etiquetas:,

Día 3

RELACIONES MÁGICAS

Imagina que fueras la única persona sobre la Tierra; no desearías hacer nada. ¿Qué sentido tendría crear un cuadro si no fuera a verlo nadie? ¿Qué sentido tendría componer música si nadie más fuera a escucharla? ¿Qué sentido tendría inventar algo si nadie fuera a usarlo? No habría razón para ir de un lugar a otro, porque allá donde fueras pasaría lo mismo que en el lugar donde te encontraras: no habría nadie. No habría placer o felicidad en tu vida. Es el contacto y las experiencias con otras personas lo que da felicidad, sentido y razón de ser a tu vida. Por esta razón, tus relaciones son lo que más te afecta en tu vida. Para recibir la vida de tus sueños, es esencial que entiendas cómo te afectan tus relaciones en tu vida en estos momentos, y de qué forma son los canales más poderosos de gratitud para empezar a cambiar tu vida mágicamente. Ahora, la ciencia nos está confirmando la sabiduría de los grandes sabios del pasado a través de trabajos de investigación que demuestran que las personas que practican la gratitud tienen relaciones más cercanas, están más conectadas con la familia y las amistades, y los demás las ven con buenos ojos. Pero quizá la estadística más increíble que ha surgido de un trabajo de investigación es que por cada queja sobre otra persona, tanto de pensamiento como de palabra, ha de haber diez bendiciones para que la relación florezca. Menos de diez bendiciones por cada queja y la relación se deteriorará, y si se trata de un matrimonio, lo más probable es que acabe en divorcio. La gratitud hace que florezcan las relaciones. A medida que aumentes tu gratitud por cualquiera de tus relaciones, recibirás por arte de magia una abundancia de felicidad y de cosas buenas de esa relación. Y la gratitud por tus relaciones no cambia sólo tus relaciones; también te cambia a ti. No importa cómo sea ahora tu carácter, la gratitud te dará más paciencia, comprensión, compasión y amabilidad, hasta el punto que no te reconocerás. Los pequeños estados de irritabilidad que habías sentido antes y las quejas que tenías de tus relaciones desaparecerán, porque cuando estés verdaderamente agradecido por tener a una persona en tu vida, no habrá nada que querrás cambiar de ella. No la criticas, ni te quejas, ni la culpas, porque estás demasiado ocupado agradeciendo todas las cosas buenas sobre ella. De hecho, ni siquiera verás las cosas que antes te molestaban.
“Sólo podemos decir que estamos vivos en esos momentos en que nuestros corazones son conscientes de nuestros tesoros.” THORNTON WILDER (1897–1975) ESCRITOR Y DRAMATURGO

Las palabras son muy poderosas, por lo tanto, cuando te quejas de otra persona estás perjudicando tu vida. Es tu vida la que se resiente. Por la ley de la atracción todo lo que piensas o dices de otra persona, lo atraes hacia ti. Ésta es la razón por la que las más
grandes mentes y los más grandes maestros del mundo nos han dicho que seamos agradecidos. Sabían que para que recibas más en tu vida, para que tu vida mejore mágicamente, has de estar agradecido a los demás por ser como son. ¿Y si una persona allegada a ti te dijera, «Te amo tal como eres», cómo te sentirías? El ejercicio mágico de hoy es ¡dar gracias por las personas tal como son! Aunque en estos momentos todas nuestras relaciones sean buenas, a través de este ejercicio mejorarán espectacularmente. Y con todo lo que descubras de cada persona que sea una razón para estar agradecido, tus relaciones se reforzarán, serán más satisfactorias y enriquecedoras de lo que jamás hubieras podido imaginar. Elige tres de tus relaciones más cercanas para manifestar gratitud. Puedes elegir a tu esposa, a tu hijo y a tu padre, o a tu novio, tu socio en el trabajo y a tu hermana. Puedes elegir a tu mejor amigo, a tu abuela y a tu tío. Puedes elegir tres relaciones que sean importantes para ti, siempre y cuando tengas una foto de cada persona. La fotografía puede ser sólo de la persona, o también puedes aparecer tú junto con ella. Cuando hayas elegido tres relaciones y fotografías, ya estarás listo para poner la magia en acción. Siéntate y piensa en las cosas por las que estás más agradecido a cada una de esas personas. ¿Cuáles son las cosas que más amas de esa persona? ¿Cuáles son sus mejores cualidades? Puedes estar agradecido por su paciencia, capacidad para escuchar, talento, fuerza, buen juicio, sabiduría, risa, sentido del humor, ojos, sonrisa o buen corazón. Puedes estar agradecido por las cosas que te gusta hacer con esa persona, o puedes recordar un momento en que esa persona ha estado presente cuando la has necesitado, se ha preocupado por ti o te ha apoyado. Después de pensar un rato sobre los motivos por los que le estás agradecido a alguien, pon su foto delante de ti, y con una libreta y un bolígrafo, o en tu ordenador, elige las cinco cosas que más le agradeces, empieza cada frase con la palabra mágica, gracias, dirígete a la persona por su nombre, y luego escribe por lo que le estás agradecido.

Gracias,        su nombre       , por        ¿qué?       .

Por ejemplo, «Gracias, John, por hacerme reír siempre». O «Gracias, mamá, por mantenerme mientras estudié en la universidad».

Cuando termines tus listas de las tres personas, continúa con este ejercicio mágico colocando las fotos en un lugar donde puedas verlas a menudo. Hoy, siempre que mires las fotos, da gracias a esa persona diciendo la palabra mágica, gracias, y su nombre: Gracias, Hayley. Si tienes que desplazarte mucho, pon las fotos en tu bolso o bolsillo, y procura recordar mirarlas tres veces durante el día, siguiendo el mismo procedimiento. Ahora, ya sabes cómo usar el poder mágico de la gratitud para transformar tus relaciones en Relaciones Mágicas. Aunque este libro no lo exige, quizá te apetezca realizar este increíble ejercicio todos los días, si es necesario, para conseguir que todas tus relaciones sean extraordinarias. Puedes practicarlo con la misma relación las veces que quieras. Cuanto más agradecido estés por todo lo bueno de tus relaciones, más rápido cambiarán milagrosamente todas las relaciones de tu vida.
EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 3
Relaciones Mágicas
1. Repite los pasos del uno al tres del Ejercicio Mágico Número 1 – Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.
2. Elige tres de tus relaciones más cercanas y escoge una foto de cada persona. 3. Con la foto delante de ti, escribe en tu diario o en tu ordenador cinco razones por las que estás agradecido a cada una de esas personas.
4. Empieza cada frase con la palabra mágica, gracias, pon su nombre, y la razón por la que le estás agradecido.
5. Lleva encima las tres fotos durante el día de hoy, o ponlas en un lugar donde puedas verlas a menudo. Mira las fotos al menos tres veces, habla con la persona de cada foto, y dale las gracias diciendo la palabra mágica, gracias, y su nombre. Gracias, Hayley.
6. Antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te haya sucedido durante el día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s