La Magia de Rhonda Byrne

Publicado: 8 marzo, 2017 en magia Rhonda Byrne, Uncategorized

ejercicio 2

LA PIEDRA MÁGICA

“Reflexiona sobre tus bendiciones presentes, de las cuales posees muchas; no sobre tus penas pasadas, de las cuales todos tienen algunas.»
CHARLES DICKENS (1812–1870) ESCRITOR

Cuando empiezas a trabajar con estos ejercicios, hace falta estar concentrado varios días seguidos para convertir la gratitud en un hábito. Todo lo que te recuerde ser agradecido te está ayudando a que utilices la gratitud para convertir tu vida en oro, y eso es justamente de lo que trata este ejercicio mágico. Lee Brower, en la película y el libro El Secreto, presenta el ejercicio de la piedra de la gratitud y nos cuenta la historia de un padre que tenía un hijo que se estaba muriendo y que utilizó una piedra de la gratitud para dar gracias por la salud de su hijo, y el chico experimentó una recuperación milagrosa. Desde entonces, la piedra de la gratitud ha demostrado ser un éxito para muchas personas de todo el mundo, que la han utilizado para conseguir dinero, salud y felicidad. Primero busca una piedra o una gema. Elige una de tamaño pequeño que te quepa en la palma de la mano y que te permita cerrar bien los dedos. Elige una piedra suave, sin bordes ásperos, que no sea demasiado pesada y que te resulte muy agradable tenerla en la mano. Puedes encontrar una Piedra Mágica en tu jardín si tienes uno, o a orillas de un río o arroyo, del mar o en un parque. Si no puedes ir a ninguno de estos lugares, pídesela a tus vecinos, familiares o amigos. Puede que incluso tengas una piedra preciosa o una gema que puedas usar como Piedra Mágica. Cuando hayas encontrado tu Piedra Mágica, ponla al lado de tu cama, en un lugar donde siempre la veas al acostarte. Haz sitio si es necesario para que puedas ver fácilmente tu Piedra Mágica cuando te vayas a acostar. Si usas despertador, ponla junto al despertador. Esta noche, justo antes de irte a dormir, coge tu Piedra Mágica, póntela en la palma de la mano y cierra los dedos. Piensa detenidamente en todas las cosas buenas que te han sucedido durante el día, y elige lo mejor que te ha pasado por lo que estás agradecido. Luego, di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha pasado. Vuelve a poner la Piedra Mágica al lado de tu cama. ¡Y ya está! Cada noche durante los 26 días siguientes, haz este mismo ejercicio de la Piedra Mágica. Antes de acostarte, revisa tu día, y descubre lo mejor que te ha pasado. Mientras tienes la Piedra Mágica en tu mano, siente todo el agradecimiento que puedas por eso que te ha pasado, y di gracias. Utilizar una piedra parece un acto muy simple, pero a través de este ejercicio verás que
empiezan a suceder cosas mágicas en tu vida. Cuando busques lo mejor que te ha sucedido durante el día, buscarás entre las muchas buenas cosas que te han sucedido, y en ese proceso de búsqueda y de decidir cuál es la mejor, en realidad estás pensando en las muchas razones por las que estás agradecido. También te aseguras de que todos los días te irás a dormir y te despertarás sintiendo agradecimiento. Los ejercicios de Enumera tus Bendiciones y de la Piedra Mágica te garantizan que empiezas y terminas los días en un estado de gratitud. De hecho, son tan poderosos que juntos pueden cambiar tu vida en tan sólo unos meses. Pero este libro está pensado para cambiar tu vida verdaderamente deprisa a través de una abundancia de ejercicios mágicos. Como la gratitud es magnética y atrae más cosas por las que estar agradecidos, la concentración de gratitud durante 28 días intensificará la fuerza magnética de la gratitud. Cuando posees una potente fuerza magnética de la gratitud, como por arte de magia, ¡atraes automáticamente todo lo que deseas y necesitas! Recordatorio Mágico
No te olvides de leer hoy el ejercicio de mañana, pues tendrás que buscar algunas fotos antes de empezar.
EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 2
La Piedra Mágica
1. Repite los pasos del uno al tres del Ejercicio Mágico Número 1 – Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.
2. Busca una Piedra Mágica y ponla al lado de tu cama.
3. Esta noche, antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano y piensa en lo mejor que te ha pasado hoy.
4. Di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha sucedido hoy.
5. Repite el ejercicio de la Piedra Mágica cada noche durante los siguientes 26 días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s