Archivos para marzo, 2017

sana !

Publicado: 31 marzo, 2017 en filosofia, literatura, psicología, Uncategorized

image00198

Día 28

RECUERDA LA MAGIA
“Es lo que sucede con la magia. Has de saber que siempre está aquí, a nuestro alrededor, si no te resulta invisible.”
CHARLES DE LINT (N. 1951) ESCRITOR E INTÉRPRETE DE MÚSICA FOLK CELTA

Cada día es único; no hay dos iguales. Las cosas buenas que suceden cada día siempre son diferentes y nunca dejan de cambiar. Por eso cuando Recuerdas la Magia enumerando las bendiciones de ayer, no importa cuántas veces lo hagas, cada vez será diferente. Ésta es sólo una de las razones por las que Recuerda la Magia es uno de los ejercicios regulares más poderosos para conservar la magia de la gratitud en tu vida. Sean los que sean tus deseos actuales, o los que tendrás en el futuro, este ejercicio mágico será toda la vida el más importante La forma más sencilla de recordar las bendiciones de ayer es empezar por recordar el comienzo del día desde que te despertarte, y revivir mentalmente toda la jornada, recordar los acontecimientos principales de la mañana, de la tarde y de la noche, hasta que te fuiste a dormir. Recordar las bendiciones de ayer no debe suponer un esfuerzo, simplemente estás explorando la superficie del día anterior, y mientras lo haces las bendiciones brotaran en la superficie de tu mente. Puedes empezar este ejercicio mágico planteándote la siguiente pregunta: ¿Qué cosas buenas me sucedieron ayer? Cuando te hagas esta pregunta, tu mente buscará de inmediato una respuesta. ¿Te dieron alguna buena noticia? ¿Recibiste o se hizo realidad mágicamente alguno de tus deseos? ¿Recibiste mágicamente dinero inesperado? ¿Te sentiste especialmente feliz? ¿Tuviste noticias de algún amigo del que hacía mucho que no sabías nada? ¿Te salió alguna cosa especialmente bien? ¿Recibiste una llamada o un correo electrónico genial? ¿Te hicieron algún cumplido o alguien te expresó su aprecio? ¿Te ayudó alguien a resolver un problema? ¿Ayudaste a alguien? ¿Terminaste un proyecto o empezaste algo que te entusiasma? ¿Comiste tu plato favorito o viste una película estupenda? ¿Recibiste un regalo, resolviste una situación, tuviste una reunión inspiradora, pasaste un buen rato con alguna persona, mantuviste una buena conversación o hiciste planes para algo que realmente desees hacer? Recuerda la Magia y haz una lista de las bendiciones de ayer en tu ordenador o escríbelas en tu diario. Explora la superficie de ayer hasta que te sientas satisfecho por haber recordado las bendiciones del día. Pueden ser cosas pequeñas o grandes, porque no se trata del tamaño de las bendiciones; sino de cuántas bendiciones descubres, y de cuánta gratitud sientes por cada una de ellas. Cada vez que recuerdes y anotes una, siente agradecimiento y di la palabra mágica: gracias. Cuando hagas este ejercicio mágico después de hoy, puedes combinarlo: unos días escribes las bendiciones, y otros las recuerdas y las dices de viva voz o mentalmente. Puedes hacer una lista rápida de bendiciones o una lista más detallada donde especifiques por qué estás agradecido por cada una de ellas. No hay un número fijo de bendiciones que debas recordar del día anterior, porque cada día es diferente. Pero puedo asegurarte que cada día de tu vida está lleno de bendiciones, y que cuando se te hayan abierto los ojos a esta verdad, habrás abierto tu corazón a la magia de la vida, y tu vida estará llena de abundancia y esplendor. “A quienquiera que tenga gratitud se le dará más, y tendrá en abundancia. A quienquiera que no tenga gratitud, incluso lo que tenga, le será arrebatado.” Recuerda la Magia: ¡ha sido creada para ti!

EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 28

Recuerda la Magia

1. Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible. ¡Has escrito 280 bendiciones en el transcurso del libro!
2. Recuerda la Magia enumerando las bendiciones de ayer y escríbelas. Hazte esta pregunta: ¿Qué cosas buenas me sucedieron ayer? Explora la superficie del día anterior hasta que te sientas satisfecho por haber recordado y escrito todas las bendiciones del día.
3. Cada vez que recuerdes una de ellas, simplemente di mentalmente la palabra mágica, gracias.
4. Después de hoy puedes hacer este ejercicio escribiendo una lista, o repitiéndola en voz alta o mentalmente. Puedes hacer una lista rápida de las cosas que te sucedieron ayer por las que estás agradecido o una más corta y detallada y decir por qué estás agradecido por ellas.
5. Hoy antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano, y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha pasado durante el día.

image001o

Excelso, excelente, maravilloso, me encantaaaaaaaaa, tal cual. Cuantos milenios de mil millones de libros y maestros …solo debido a nuestra tremenda incapacidad de conectarnos directamente con lo que Es.  Cuanto mas corremos en pos de la verdad mas se aleja de nosotros.

Todas las religiones y filosofías solo nos han alejado de la percepción de lo real!

  “Hace tiempo que perdí el interés en la verdad. La verdad sólo puede ser vivida,
Nunca aprendida.  Sé milagroso, cada día”.

 Jeff Foster

abrid el corazón…

Publicado: 29 marzo, 2017 en filosofia, psicología
Etiquetas:

“Como en cada ser humano, hay en vosotros algo, podemos decir un
espacio, que nada ni nadie logrará llenar, excepto el Creador. En este
espacio que se llama corazón, podéis dejar entrar a todos los seres, a
todos los objetos que queráis, pero siempre quedará sitio y sentiréis una
carencia, un vacío. Sólo Dios, que es inconmensurable, infinito, puede
colmar este vacío. Cuando Le hayáis dejado entrar en vuestro corazón,
cada ser, cada cosa os aportará gozo, a causa de esta presencia de Dios
en vosotros.

corazon-rojo-y-amarillo

Empezad pues por abrir vuestro corazón a Aquél que os ha creado, y
después habrá sitio para todas las demás criaturas. Éstas serán
bienvenidas y ya nunca os sentiréis solos ni abandonados.”
Omraam Mikhaël Aïvanhov

Día 27

EL ESPEJO MÁGICO

“El aspecto de las cosas cambia según las emociones, y por lo tanto vemos la magia y la belleza en ellas, cuando la magia y la belleza en realidad están en nosotros mismos.»
KHALIL GIBRAN (1883–1931) POETA Y ARTISTA

Puedes pasarte el resto de tu vida yendo de un lado a otro intentando forzar el mundo exterior para que sea como tú quieres, persiguiendo problemas para intentar solucionarlos, quejándote de las situaciones o de otras personas y no conseguir jamás vivir tu vida plenamente ni realizar todos tus sueños. Pero cuando haces de la magia de la gratitud tu forma de vida, todo lo que te rodea cambia por arte de magia en un abrir y cerrar de ojos. Tu mundo cambia de forma mágica porque tú has cambiado, por lo tanto, lo que atraes también ha cambiado. Las inspiradoras palabras de Gandhi y la letra de la canción de Michael Jackson “Man in the Mirror” (El hombre del espejo) que impactaron a cientos de millones de personas, encierran uno de los mensajes más poderosos de todos los tiempos: Cambia a la persona del espejo y cambiarás tu mundo. Si has realizado los 26 ejercicios mágicos hasta ahora, ¡ya has cambiado! Y aunque a veces cueste ver los cambios en uno mismo, habrás notado un cambio en tu estado de felicidad, y habrás observado que las circunstancias de tu vida han cambiado para mejor, y que ha habido cambios mágicos en el mundo que te rodea. Ya has practicado el poder mágico de la gratitud en pro de la familia y los amigos, el trabajo, el dinero y la salud, tus sueños e incluso de las personas con las que te cruzas cada día. Pero la persona que merece más gratitud de todas eres tú. Cuando estés agradecido por ser la persona del espejo, desaparecerán por completo los sentimientos de insatisfacción, descontento, decepción o de “no soy lo bastante bueno”. Y con ellos, todas las circunstancias insatisfactorias, de descontento y de decepción también desaparecen mágicamente. Los sentimientos negativos sobre ti mismo son los que más daño te hacen en la vida, porque son más poderosos que ningún sentimiento que tengas respecto a algo o a alguien. Dondequiera que vayas y hagas lo que hagas, llevas siempre contigo esos sentimientos, y esos sentimientos tiñen todo lo que tocan, y actúan como un imán, atrayendo más insatisfacción, descontento y decepción en todo lo que haces. Cuando estás agradecido por ser tú, sólo atraerás más circunstancias que te hacen sentirte mejor contigo mismo. Has de ser rico en buenos sentimientos sobre ti mismo para atraer hacia ti las riquezas de la vida. ¡La gratitud por ti te enriquece!
“A quienquiera que tenga gratitud (por sí mismo) se le dará más, y tendrá en abundancia. A quienquiera que no tenga gratitud (por sí mismo), incluso lo que tenga, le será arrebatado.” Para hacer el ejercicio del Espejo Mágico, colócate ahora delante de un espejo. Mira a los ojos a la persona en el espejo, y di en voz alta la palabra mágica, gracias, de todo corazón. Dilo con más convicción que nunca. ¡Di gracias por ser tú! ¡Di gracias por todo lo que eres! ¡Di gracias como mínimo con la misma intensidad de sentimiento que has puesto en el resto de cosas y personas! ¡Da gracias por ti tal como eres! Continúa con el ejercicio del Espejo Mágico dando las gracias a la bellísima persona del espejo durante el resto del día, y di la palabra mágica, gracias, siempre que te mires en un espejo. Si en un momento dado la situación no se presta para que pronuncies en voz alta la palabra mágica, puedes decirla mentalmente. Y si eres muy valiente, puedes mirarte en el Espejo Mágico y decir tres cosas sobre ti por las que estés agradecido. Si por alguna razón en el futuro no eres amable contigo mismo, sabrás que puedes serlo con la persona que más merece tu gratitud: ¡la persona del espejo! Cuando estás agradecido, no te culpas cuando cometes un error. Cuando estás agradecido, no te criticas si no eres perfecto. Cuando estás agradecido por ser tú, eres feliz y te conviertes en un imán para las personas felices, situaciones felices y circunstancias mágicas, que te rodearán dondequiera que vayas o hagas lo que hagas. Cuando puedas ver la magia de la persona del espejo, ¡todo tu mundo se transformará!
EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 27
El Espejo Mágico
1. Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.
2. Hoy cada vez que te mires en el espejo di gracias, y hazlo con más convicción que nunca.
3. Si eres muy valiente, cuando te mires al espejo di tres cosas por las que puedes estar agradecido.
4. Hoy antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano, y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha pasado durante el día.

No trates de perdonar.
Perdonar no es un ‘hacer’.
Simplemente acepta que este momento es exactamente como es en este momento.
Y el pasado fue como fue.
Acepta tu falta de aceptación en el presente.
Perdona tu incapacidad de perdonar.
Siente tu aliento, las sensaciones en tu cuerpo, la vida que arde con todo su esplendor en ti.

Todos están dando su mejor esfuerzo, incluso cuando parezca que no es así.
Todos están soñando o teniendo una pesadilla, luchando con un dolor que quizás nunca llegues a entender.
No tienes que tolerar sus acciones.
Tal vez tú no seas capaz de despertarlos.
No tiene que gustarte lo que ha sucedido.
Simplemente suelta la ilusión
de que pudo haber sido de otra manera.
Tú eres diferente ahora, de todos modos.
No te enfoques en algo
sobre lo que no tienes control.
El pasado es una tierra lejana.

Vuelve tu atención a este momento,
Tu fuente de verdadero poder.
Tu lugar de conexión.

Despierta del sueño
De que alguien tiene algún poder
Para quitarte tu paz interior.

Suelta la necesidad de tener la razón.
Abraza la necesidad de ser libre.
Sal de la historia de ‘mi vida’.
Reclama el momento.

Sé aquí, en tu nueva vida.
Aventúrate en este nuevo día.

Esto es perdonar.

imagend

– Jeff Foster

Por la mañana recuerda una cosa:
que un nuevo día, una nueva oportunidad,
te ha sido concedida de nuevo.
Siéntete agradecido.
La existencia es tan generosa…
Has desperdiciado tantos días…
Y se te ha concedido un día de nuevo.
¡La existencia tiene puestas en ti tantas esperanzas…!
has estado desperdiciando y desperdiciando,
sin hacer nada.
Has desperdiciado tantas valiosas oportunidades…
y tiempo y energía;
pero la existencia todavía tiene esperanzas.
Se te concede un día mas.
Por la mañana recuerda,
es un nuevo día, un nuevo comienzo.
En lo profundo de tu corazón toma la decisión de que
“hoy no voy a malgastar esta oportunidad,
¡Basta ya!
Hoy voy a ser consciente,
hoy voy a estar alerta,
hoy voy a dedicar tanta energía como sea posible a una sola causa,
la causa de la meditación.
Meditaré en todos mis actos.
Realizare mis actividades,
las actividades normales diarias,
pero con una nueva cualidad:
les aportare la cualidad de la conciencia.”
Da la bienvenida al nuevo día.
Siéntete agradecido,
feliz de que la existencia todavía confié en ti.
Todavía hay una posibilidad,
la transformación puede suceder todavía.
Empieza el día completamente decidido.
 642984_w650-1728x800_c
(extracto de: El libro de la Sabiduría, Osho)

Día 26

TRANSFORMA MÁGICAMENTE LOS ERRORES EN BENDICIONES

“Convierte tus heridas en sabiduría.”
OPRAH WINFREY (N. 1954) PERSONAJE MEDIÁTICO Y EMPRESARIA

Cada error es una bendición disfrazada. El ejercicio mágico de hoy te lo demostrará, porque estás a punto de descubrir que ¡hay un sinfín de bendiciones ocultas en cada error! Un niño comete muchos errores cuando aprende a montar en bicicleta o a escribir, y no le damos la menor importancia porque sabemos que aprenderá a través de sus errores y que al final dominará lo que está intentando hacer. Entonces, ¿por qué son tan duros los adultos consigo mismos cuando cometen un error? La misma regla aplicable a los niños se puede aplicar a ti. Todos cometemos errores, y si no fuera así no aprenderíamos nada, ni seríamos más inteligentes ni más sabios. Tenemos la libertad de tomar nuestras propias decisiones y eso significa que tenemos libertad para cometer errores. Los errores pueden hacernos daño, pero si no aprendemos del error que hemos cometido, ese sufrimiento habrá sido en vano. De hecho, por la ley de la atracción, cometeremos el mismo error una y otra vez, ¡hasta que las consecuencias nos duelan tanto que acabemos aprendiendo de ellas! Ésta es la razón por la que los errores duelen, así aprendemos de ellos y dejamos de repetirlos. Para aprender de un error, primero hemos de aceptarlo y ésta es la razón por la que muchas personas no aprenden, porque suelen culpar a otro de su error. Imaginemos que la policía nos para por exceso de velocidad y que nos ponen una multa. En lugar de asumir la responsabilidad por el exceso de velocidad, culpamos a los policías porque estaban escondidos detrás de unos arbustos en una curva de la autopista, y como no podíamos verlos, y tenían un radar, nos pillaron in fraganti. Pero el error ha sido nuestro pues éramos nosotros quienes circulábamos a una velocidad excesiva. El problema de culpar a otras personas de nuestros errores es que eso no nos evita el sufrimiento y las consecuencias de nuestro error, y encima ni siquiera aprendemos, así que ¡bingo! Atraeremos de nuevo el mismo error. Eres humano y cometes errores, y ése es uno de los aspectos más hermosos de ser humano, pero has de aprender de tus errores, de lo contrario, en tu vida habrá mucho sufrimiento innecesario. ¿Cómo puedes aprender de un error? ¡Con la gratitud! Por muy nefasta que te parezca una situación, siempre, siempre hay muchas cosas por las que estar agradecido. Cuando buscas todas las cosas por las que puedes dar gracias por un error, transformas mágicamente el error en una bendición. Los errores atraen más errores, y las bendiciones más bendiciones ¿Qué prefieres? Hoy piensa en un error que hayas cometido en tu vida. No importa si era grande o pequeño, pero elige uno que todavía te duela cuando pienses en él. Quizá perdiste los nervios con una persona allegada a ti y desde entonces la relación no ha vuelto a ser la misma. Quizá pusiste una fe ciega en otra persona y te pillaste los dedos. Quizá dijiste una mentira piadosa para proteger a alguien, y debido a eso te metiste en un lío. Puede que eligieras la opción más barata de algo, y al final, todo salió mal y terminó costándote más caro. Puede que creyeras que estabas tomando la decisión correcta respecto a algo, pero te salió el tiro por la culata. Cuando hayas elegido un error para transformarlo mágicamente en una bendición, identifica cosas por las que puedas estar agradecido. Hay dos preguntas que pueden ayudarte: ¿Qué he aprendido de este error? ¿Qué cosas buenas han surgido a raíz de este error? Las cosas más importantes por las que puedes estar agradecido de cada error son las que has aprendido del mismo. No importa de qué error se trate, siempre hay muchas cosas buenas que te enseñó y que cambiaron tu futuro para mejor. Piensa en esto detenidamente, y a ver si puedes encontrar hasta diez bendiciones por las que dar las gracias. Cada bendición que descubras tiene un poder mágico. Haz una lista en tu diario de gratitud o en tu ordenador. Veamos el ejemplo de que te pare la policía por exceso de velocidad y que te ponga una multa:
1. Doy gracias a la policía por querer protegerme para que no me haga daño, porque a fin de cuentas, eso es lo que pretendía.
2. Doy gracias a la policía porque si soy sincero conmigo mismo, estaba pensando en otras cosas, y no me concentraba en la carretera.
3. Doy gracias a la policía porque fue una estupidez por mí parte arriesgar mi vida con una rueda en mal estado.
4. Doy gracias a la policía por la llamada de atención. El hecho de que me pararan me afectó y de ahora en adelante controlaré la velocidad y conduciré con más cuidado en el futuro.
5. Doy gracias a la policía porque erróneamente creía que podía circular a velocidad excesiva sin que me pillaran, y sin arriesgar mi vida. La seriedad de la policía me obligó a afrontar el hecho de que estaba poniendo mi vida y la de otras personas en peligro.
6. Doy gracias a la policía, porque si pienso en la posibilidad de que otros conductores que circulan con exceso de velocidad amenacen la vida de mi familia, indudablemente quiero que la policía los detenga.
7. Doy gracias a la policía por el trabajo que realiza para garantizar la seguridad de todas las personas y familias en las carreteras.
8. Doy gracias a la policía. De seguro que se enfrenta a situaciones desgarradoras todos los días, y lo único que pretende es proteger mi vida y la de mi familia.
9. Doy gracias a la policía por garantizar que yo haya llegado sano y salvo a mi casa, y entre por la puerta para reunirme con mi familia como de costumbre.
10. Doy gracias a la policía porque de todas las posibles consecuencias que podrían haberme impedido continuar con aquella velocidad, que me haya parado la policía ha sido la menos perjudicial, y puede que haya sido la mayor bendición de mi vida.
Te aconsejo que pases revista a todos los errores que hayas cometido en la vida, y que todavía te hacen sentirte mal y, cuando encuentres el momento, realices este ejercicio tan genial y mágico. Reflexiona sobre ello; ¡a través de un error tienes el poder de atraer muchas bendiciones! ¿Qué otra cosa te ofrece una rentabilidad semejante?
EJERCICIO MÁGICO NÚMERO 26
Transforma Mágicamente los Errores en Bendiciones
1. Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.
2. Elije un error que hayas cometido en tu vida.
3. Reúne un total de diez bendiciones por las que puedas dar gracias como resultado de haber cometido aquel error y escríbelas.
4. Para ayudarte a encontrar bendiciones, puedes hacerte estas preguntas: ¿Qué aprendí de este error? Y: ¿Qué cosas saqué de este error?
5. Hoy antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano, y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te ha pasado durante el día.

siii…

Publicado: 26 marzo, 2017 en Uncategorized

fca818d4ffc1625d1074df3c4d91bdb1