Archivos para 6 febrero, 2017

Eckhart Tolle

Publicado: 6 febrero, 2017 en educación, esoterismo, filosofia, Uncategorized
Etiquetas:

image00144

“¿Cómo conservar vuestro amor y qué hacer para que dure el
mayor tiempo posible?… Simplemente, evitar lanzaros sobre el
ser que empezáis a amar para devorarlo. Porque tras esas
grandes ebulliciones, muy pronto vendrá el hastío, y perderéis
vuestra inspiración y vuestro gozo. Como aquél que ha comido
demasiado: la comida ya no le dice nada. ¡Los humanos siempre
tienen tanta prisa para destruir todo aquéllo que puede
embellecer su vida y darle un sentido! ¿Por qué sacrificar por
unos minutos de placer este amor que les aporta todas las
bendiciones, que les aporta el Cielo?
Habéis encontrado a una persona que os ha atraído
inmediatamente. Es como un vaso lleno de una esencia preciosa
que os sumerge en el éxtasis; ensancha vuestros horizontes y os
revela las bellezas del cielo y de la tierra. Dad gracias al Señor
por haberla encontrado, iluminaos, vivificaos, reforzaos junto a
ella, pero mantened alguna distancia. Si escucháis bien este
consejo y procuráis aplicarlo, nunca os veréis privados de bellos
encuentros a lo largo de vuestra vida; y como sabréis
apreciarlos, sabréis verdaderamente lo que es el amor.”
Omraam Mikhaël Aïvanhov

Para leer pausadamente y poner en práctica basándote en tu experiencia directa, de primera mano, o sea, de ti y en ti mismo.

999

1. ¿Está claro para ti que eres consciente de las imágenes que aparecen dentro del campo de tu visión?

2. ¿Qué hay acerca de tus sentimientos? ¿Eres consciente de ellos?

3. Ponemos una de las manos sobre una de las piernas, ¿Eres consciente de la sensación del cuerpo?

4. ¿Está claro para ti que eres consciente de tus pensamientos?

5. Tomemos un ejemplo de percepción, ¿eres consciente de los sonidos que hay a tu alrededor?

6. Entonces eres consciente de pensamientos, imágenes, sentimientos, sensaciones y percepciones. ¿Es cierto que cada uno de esos que acabamos de mencionar ya ha desaparecido?

7 ¿Has tenido alguna vez algún pensamiento, imagen, sentimiento, sensación o percepción que no hayan desaparecido?

8. Perfecto, entonces, a través de la aparición y desaparición de todos estos pensamientos, sensaciones y percepciones tú has estado siempre allí consciente de ellos y tú no has desaparecido, ¿verdad?

9. Entonces eres consciente de tus pensamientos pero tú no estás hecho de tus pensamientos. ¿Eso está claro para ti?

10. Eres consciente de tus sentimientos pero tú no estás hecho de tus sentimientos. ¿Eso también está claro para ti?

11. Vuelve a poner la mano sobre la pierna. De la misma manera con tus sensaciones. Por ejemplo, tú eres consciente de la sensación de tu mano encima de la pierna, pero tú no eres esa sensación. Quita ahora la mano que tienes encima de tu pierna, la sensación ha desaparecido pero tú, aquél que era consciente de la sensación, sigues estando presente y consciente; así que no estás hecho de esa sensación. Y, por supuesto, tú no estás hecho de los sonidos que escuchas o la vista de la habitación.

12. ¿Ves lo simple y sencillo que es el descubrimiento de tu verdadera naturaleza, eso que siempre has sido y eres y que no tienes que hacer nada más para conocer tu verdadera naturaleza más que serlo, así de sencillo y natural?

13. ¿Has experimentado alguna vez, en algún momento la desaparición de la consciencia?

14. ¿Hay alguna evidencia para afirmar la existencia de una mente, un cuerpo y un mundo independientes de la consciencia?

15. ¿Has experimentado alguna vez la mente, el cuerpo o el mundo sin la consciencia?

16. ¿Por qué entonces, si mi experiencia es ésta, tengo la creencia -y en nuestra cultura también- que hay un objeto que tiene existencia independiente de la consciencia?

17. ¿Tienes que convertirte en la consciencia o ya te has dado cuenta de que eres eso?

 

Luis Granados

¿Cómo soportar el silencio de tu jefe cuando no califica tu trabajo?
Sé tu juez,
tómale cariño a lo que haces,
deja de mendigar aplausos.
trabajadores

 

En estos días, muchas personas están buscando pareja, su alma gemela, su ‘otra mitad’. Se sienten incompletos, ‘solos’, sin ese ‘alguien especial’ en su vida.

Pero tú no eres la mitad de un todo, amigo. Esa es la mentira. Nunca has sido la mitad de un todo. Eres Todo… esa es tu verdadera naturaleza.

Si estás buscando pareja, o deseas conservar tu relación actual, porque te sientes la ‘mitad’ de un todo, porque te sientes incompleto cuando estás a solas, infeliz con tu propia soledad o porque tienes miedo de sentir un vacío, estarás invitando a una pareja a tu campo de infelicidad, y la ansiedad imbuirá esa relación.

Encuentra tu felicidad dentro de ti. Haz de la felicidad tu campo en el que vives y eres. Descubre la alegría de estar solo. Mientras sigas huyendo de tu soledad, seguirás sintiéndote solo, sin importar la cantidad de gente que tengas a tu alrededor, porque estarás huyendo de ti mismo, y este es el más grande de los dolores.

Encuentra tu propia alegría. Sé ese que siempre has buscado. Entonces, cuando y si es que te sientes listo, permite que otro ser querido comparta ese campo contigo. Permítele pasar, jugar, quedarse si se queda, e irse, si es que se va. Deléitate en su libertad. Conéctate profundamente. Observa cuando eres feliz y observa cuando no eres feliz, pero nunca culpes al otro ni le des crédito por sentirte como te sientes.

Ayúdalo a que aprenda a amar su propia soledad también.

Tal vez le llames tu amigo, tu pareja, tu amante. Quizás lleguen a casarse, o lleguen a vivir juntos, puede que comiencen una familia, quizás nunca más vuelvan a verse. En la alegría de la conexión más profunda, las etiquetas no importarán demasiado, y el futuro se hará cargo de sí mismo.

Y habrás encontrado a tu otra mitad dentro de ti mismo. Y el miedo a la soledad desaparecerá en cada puesta de sol.

– Jeff Foster

image0011

“Cada mañana, desde la aurora, el sol proyecta por el espacio una
profusión de pepitas de oro; y con estas pepitas de oro podemos
llenar nuestro espíritu, nuestra alma, nuestro intelecto, nuestro
corazón, y también nuestro cuerpo físico. Todo nuestro organismo
puede beneficiarse de este oro, desde el cerebro hasta los pies.
 
Existen diferentes clases de luz. La que más necesita nuestro
sistema nervioso y todo nuestro organismo es la luz que nos envía el
sol antes de su salida. Ésta es la luz más sutil, la más espiritual, y
actúa sobre nuestros cuerpos psíquicos. Por eso, si sabemos cómo
mirar al sol, algo se abre en nuestro plexo solar y empezamos a
beber la luz. Es como un depósito que se llena de una quintaesencia
preciosa. Cuando el depósito rebosa, ya sólo sentimos la necesidad
de distribuir este elixir a todas las criaturas vivas. Y no hay mayor
gozo que el de dar lo que hemos recibido del sol.”
Omraam Mikhaël Aïvanhov