Jorge Riechmann

Publicado: 3 enero, 2017 en acontecimiento, ecologia, filosofia, información, Uncategorized
Etiquetas:

Si uno navega en alta mar, consciente de su insignificancia –aunque esté embarcado en el carguero más grande del mundo- frente a la inmensidad del océano vivo que ocupa casi toda la superficie del tercer planeta del Sistema Solar, a uno le resulta difícil asumir que el minúsculo Homo sapiens esté desequilibrando esa inmensidad: los océanos, el clima, los ecosistemas, los grandes ciclos biogeoquímicos… Y sin embargo así es: el capitalismo fosilista está sobrecalentando esos océanos, acidificando esos mares, difundiendo gránulos de plástico a través de esas cadenas tróficas, esquilmando esas pesquerías… Por contraintuitivo que resulte, así es. Y no nos hacemos cargo del acontecimiento enorme –nuestro vivir en el Antropoceno…”

velero1

Anuncios
comentarios
  1. Graciela dice:

    Un tema candente, gracias por compartir el artículos. Cariños y Bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s