ya nadie pregunta qué hago, sino qué tomo

Publicado: 29 octubre, 2016 en meditación, psicología, salud, tecnicas, Uncategorized
Etiquetas:

En una entrevista con LA NACION, la médica homeópata denuncia la lógica del negocio de los laboratorios, el segundo en el mundo después de las armas; llama a tomar conciencia sobre el uso irracional de las drogas, y responsabiliza al Estado por la ausencia de un control estricto frente a los abusos en los que incurre la industria

Por Valeria Vera  | LA NACION

¿Somos concientes de que los medicamentos nos pueden matar?, se pregunta Mónica Múller en Sana Sana. Foto: LA NACION / Matías Aimar

Su suave andar, su cálida mirada y su voz tenue no anticipan, menos sugieren, la preocupante realidad que minutos después saldrá de su boca. Tampoco, el peso de los argumentos, las críticas o las metáforas que empleará a la hora de transparentar una cruda industria que conoce a fondo y de la que -afirma- nadie está exento.

Desde su experiencia, primero como publicista durante más de 30 años y ahora como médica homeópata, Mónica Müller denuncia, sin tapujos y con el respaldo de una trayectoria difícil de encontrar, el negocio de los laboratorios y sus profesionales especializados: “inventar enfermedades con el objeto de ampliar el mercado hasta que todos se vuelvan enfermos”. Además, advierte sobre la urgencia extrema de tomar conciencia acerca de “esta situación alarmante”, para luego poder decidir respecto del propio cuerpo sin caer ciegamente en el paternalismo médico que sobrevuela hoy al sistema en plena crisis.

El paciente hace lo que puede y lo que le enseñan que haga

En una entrevista con LA NACION, a propósito de su nuevo libro Sana Sana, la industria de la enfermedad, Müller convoca a “desaprender lo aprendido” durante la infancia para escapar del “Gran Mandato”, ese que lleva a “aparentar salud” o a “reprimir los síntomas” al costo de producir y consumir; e invita a retomar la confianza de que el poder de curarse reside, muchas veces, en las buenas prácticas y la vida sana, sin remedios de por medio.

Anuncios
comentarios
  1. Maravilloso artículo que cuenta realidades escalofriantes. Doy fe de ello pues trabajo en consultorio con médicos, soy asistente y secretaria. A Dios gracias, hay profesionales que no son comerciantes de la salud. Otros, bueno, hacen arreglos con los visitadores de los laboratorios y recetan medicación como si fueran caramelos y todo para ganar electrodomésticos, órdenes de compra, vacaciones pagas y cuanto mas. Cariños y bendiciones.

    • maby1177 dice:

      Es fuerte lo que dices, pero es la pura verdad, mis padres fueron los dos enfermeros, y hace 30 años ya se veia esas situaciones, ahora debe ser asqueante…. muchas gracias por tu comentario, Graciela, como siempre al firme aqui en mi blog, te agradezco de todo corazón… ❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s