Sanadores, terapeutas, amigos y amantes

Publicado: 21 octubre, 2016 en AMOR, educación, esoterismo, filosofia, salud, tecnicas, Uncategorized
Etiquetas:

0764672123677400e6d14fb176bd5b10

Cuando estás con un amigo que está sufriendo,
cuando su mundo ya no tiene sentido;
cuando la confusión ruge
y no encuentra ningún descanso.

Tan sólo por un momento,
¿resistirías la tentación
de querer mejorar las cosas,
de tranquilizarlo,
de ofrecerle alguna respuesta,
incluso de sanarlo?

¿Le ofrecerías tu quietud, tu escuchar,
tu presencia, y el calor
de tu inmediatez?

Lo sostendrías en tu corazón
con la misma ternura
de una madre que abraza a su pequeño?

¿Lo abrazarías justo como se encuentra,
sin la necesidad de que cambie o se transforme
de acuerdo a tus propias necesidades y agenda?

¿Te mantendrías cerca,
aceptando tu propia impaciencia y malestar?

¿Podrías verlo a los ojos
y verte a ti mismo?

¿Te quedarías en el infierno de la sanación con él,
confiando en la desintegración,
sabiendo que sólo estás presenciando
la disolución de un viejo sueño?

A veces, al no hacer nada,
todo se deshace,

y el amor se revela
como la única medicina verdadera.

– Jeff Foster y Matt Licata

Anuncios
comentarios
  1. Interesante, gracias. Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s