Archivos para 19 agosto, 2016

Galeano

Publicado: 19 agosto, 2016 en fiesta, Uncategorized
Etiquetas:

galeano

per – donar

Publicado: 19 agosto, 2016 en educación, noticias, psicología, Uncategorized
Etiquetas:

formas-agradecer-538x294

Desde el punto de vista etimológico, perdonar se compone de la partícula per, que añade un sentido de constancia y totalidad —como, por ejemplo, en la palabra perseguir: «seguir constantemente»—, y del verbo donar, que significa «dar». Por tanto, el vocablo perdonar significa en su origen algo así como «dar constante y totalmente».

Perdonar es dar constante y totalmente.

¿Qué das al perdonar? Como hemos visto, para empezar das todo lo falso en ti: el personaje, el temor, el conflicto, el programa. Das el ego, pues te confunde profundamente y te hace sufrir. Lo das para soltarlo y sanar tu mente. Y has de darlo porque tú debiste elegirlo al estar en conflicto. No existe el victimismo en el verdadero universo de la unidad.

Al perdonar das la visión, la percepción por la cual ves a la persona con la que estabas en conflicto como realmente es, y por fin ves su luz, su inocencia. Ves con la mirada del amor. Te unes a la inteligencia del amor y, al liberarte, tu percepción libera a tu semejante, sanando lo que percibes. Liberas esta imagen en la mente y das verdadero amor. Si ya no te identificas con tu papel de víctima, liberas al otro de su papel de culpable, y viceversa. Esto es bendecir auténticamente, al ver inocencia en el otro y reconocerla igualmente en ti.

 

Para acabar, te das como mente que se pone a disposición del amor. Te das como conciencia que se creía separada y que ahora se entrega a la unidad. Te das totalmente. Al darte, el poder del Ser opera a través de tu mente, y sientes en ti la incondicionalidad. Este poder que no domina, que no lucha ni se aferra a nada, es alegría, vigor y goce.

Esto es dar, y es la verdadera función de tu mente. Dar, amar. Solo dando, solo amando, solo de parte del poder que no se opone a nada, puedes ser verdaderamente feliz. Pues solo así expresas lo que en realidad eres.

J. Krishnamurti

Publicado: 19 agosto, 2016 en literatura, meditación, psicología, Uncategorized
Etiquetas:

amo

 

~ DE TODAS LAS CUALIDADES REQUERIDAS, LA MÁS IMPORTANTE ES EL AMOR ~

Julius Evola

Publicado: 19 agosto, 2016 en filosofia, información, literatura, música, Uncategorized
Etiquetas:

[En el 40º aniversario de la muerte de Julius Evola (1898-1974), ‘ese sufí de Roma’]

“Todo en la vida moderna persigue ahogar el sentido heroico de la vida. Todo tiende a la mecanización, al aburguesamiento, a la gregarización sistemática y prudente de seres insaciables a los que nada les parece suficiente (…). La naturaleza profunda del espíritu, que se percibe como infinito y libre, siempre más allá de él mismo, más allá de toda forma y de toda medida, despierta y resplandece en la locura de quienes, sin razón y sin objetivo alguno, escalan las cumbres y las crestas con una voluntad inquebrantable que triunfa sobre la fatiga, el miedo y la voz del instinto animal de prudencia y de conservación”

 sufi-whirling-dervish

(Julius Evola, “Meditaciones de las cumbres”).

Khalil Gibran

Publicado: 19 agosto, 2016 en filosofia, Uncategorized
Etiquetas:

fyh

IMG_6598

¿Y Cómo podemos empezar? Deberíamos empezar por eliminar los mayores obstáculos que impiden la compasión: la ira y el odio. Como todos sabemos, estas emociones tremendamente poderosas pueden llegar a ofuscar nuestra mente. No obstante, a pesar de su poder, la ira y el odio pueden ser controlados.

Si no lo hacemos, esas emociones negativas nos acosarán “sin que ello les suponga el menor esfuerzo” y nos pondrán trabas en nuestra búsqueda de la felicidad y de una mente bondadosa. Cabe la posibilidad de que uno no considere la ira un obstáculo, de modo que, para empezar, sería útil indagar si la ira tiene algún valor.

A veces, cuando nos sentimos desanimados por alguna situación difícil, la ira puede parecemos útil, pues, en apariencia, nos da más energía, seguridad y resolución. Con todo, en esos momentos debemos examinar cuidadosamente nuestro estado mental.

Si bien es cierto que la ira nos aporta una energía suplementaria, si indagamos en su naturaleza descubriremos que se trata de una energía ciega: no podemos estar seguros de si su resultado va a ser positivo o negativo.

Eso se debe a que la ira eclipsa la mejor parte de nuestro cerebro: su racionalidad. De modo que la energía de la ira es, en la mayoría de los casos, poco de fiar, y puede originar una inmensa cantidad de conductas destructivas y desafortunadas.

Además, si la ira se dispara sobrepasando ciertos límites podemos llegar a enloquecer y adoptar una actitud que puede resultar perjudicial tanto para nosotros como para los demás. No obstante, es posible desarrollar una energía igualmente poderosa pero mucho más controlada, que pueda ser empleada para manejar una situación difícil.

Esta energía controlada no solo procede de una actitud compasiva, sino que también es fruto de la razón y la paciencia. Esos son los antídotos más poderosos contra la ira. Lamentablemente, mucha gente piensa erróneamente que la razón y la paciencia son signos de debilidad.

Personalmente, creo que es más bien todo lo contrario: son los verdaderos signos de la fuerza interior. La compasión es, por su naturaleza, bondadosa, pacífica e indulgente, pero es también muy poderosa. Nos da fuerza interior y nos permite ser pacientes. Las personas que a menudo pierden la paciencia son los inseguros e inestables. Así pues, considero la ira un signo inequívoco de debilidad.

Dicho esto, cuando surja un problema deberemos permanecer humildes y mantener una actitud sincera, y preocuparnos de que el desenlace sea justo. Por supuesto, cabe la posibilidad de que otros intenten aprovecharse de nuestra preocupación por la justicia, y si nuestra actitud desapegada no hace más que incitar a una agresión injusta, habrá que adoptar una postura más firme.

Con todo, hay que hacerlo con compasión, y si es preciso dar voz a nuestros puntos de vista y tomar contramedidas severas, debemos hacerlo pero sin rencor ni mala intención. Pensemos que, aun cuando parezca que nuestros oponentes nos están perjudicando, su actividad destructiva hará que al final se perjudiquen únicamente a sí mismos.

Reflexión; Para controlar nuestro propio impulso egoísta y tomar represalias deberíamos recordar nuestro deseo de practicar la compasión y asumir la responsabilidad de intentar evitar que la otra persona sufra las consecuencias de sus propios actos.

Si las medidas que ponemos en práctica han sido elegidas con serenidad serán más eficaces, más atinadas y más enérgicas. El revanchismo basado en la energía ciega de la ira casi nunca da en el blanco.

Mi Diluvio de Besos Para Ti
Katiuska Goldscheidt.

Thich Nhat Hanh

Publicado: 19 agosto, 2016 en psicología, Uncategorized
Etiquetas:

“Cuando otra persona intenta hacerte sufrir, es porque sufre profundamente dentro de sí, y su sufrimiento se ha rebosado.
Esta persona no necesita un castigo, necesita ayuda; ese es el mensaje que está enviando.”

8bffd51cd2705b99335ce635a13dbb09

escucha…

Publicado: 19 agosto, 2016 en libro, meditación, Uncategorized
Escucha el viento—
que inspira
Escucha al silencio….
que habla
Escucha tu corazón…..
que sabe
dentro

Todas las almas han de aprender la autodisciplina, y cuanto antes se aprenda en la vida, más fácil resulta. Al principio, la autodisciplina puede suponer un auténtico esfuerzo, porque has de obligarte a hacer cosas contra las que el pequeño yo se rebela. Has de aprender a decirte “no” a ti misma, pero cuanto más firme seas contigo misma, más rápidamente reinará la paz dentro de ti. Es bueno que cada tanto te detengas a examinar en qué áreas te muestras débil y auto indulgente. Eso implica que has de ser muy honesta y no buscarte excusas. A lo mejor incluso te ayuda escribir las zonas en las que te parece que necesitas cambiar para tenerlas ante ti. A continuación, has algo al respecto. Si te sientes incapaz de superar ciertas flaquezas, no te pido que lo hagas por ti misma. YO ESTOY siempre aquí para ayudarte . ¿Por qué no llamarme?

voluntad