Archivos para 14 agosto, 2016

La Tierra canta; NASA graba sonido

Publicado: 14 agosto, 2016 en música, noticias, Uncategorized
Etiquetas:

Las 5 libertades

Publicado: 14 agosto, 2016 en psicología, salud, Uncategorized
Etiquetas:

liber

La libertad de ver y oír lo que hay,
en lugar de esperar lo que debería ser, lo que era, o lo que será.
La libertad de decir lo que siento y pienso,
en lugar de decir lo que pienso que debería decir.
La libertad de sentir lo que siento,
en lugar de sentir lo que creo que debería sentir.
La libertad de pedir lo que quiero,
en lugar de esperar el consentimiento ajeno.
La libertad de correr mis propios riesgos
en lugar de conformarme con la seguridad.

V. Satir

la inexperiencia juvenil..

Publicado: 14 agosto, 2016 en educación, filosofia, psicología
Etiquetas:
“La juventud es curiosa, audaz hasta el punto de lanzarse a unas
aventuras que pueden perjudicar su salud física y psíquica. Y
cuando los padres o los adultos, más sabios tratan de retenerla,
no los escuchan: ¿qué se ha creído esta gente estrecha, vieja,
debilitada, que quieren impedirle hacer experiencias y conocer la
vida?
portada-juventud
Conocer la vida… Los jóvenes no saben que para conocer la
verdadera vida, pueden hacer otras experiencias que las que ellos
se imaginan que van a hacerles vivir más intensamente. Y cuando
lo saben, porque lo han leído en los libros, les basta con que
sean otros, filósofos, sabios, santos, los que hayan hecho estas
experiencias. A veces admiran a estos personajes, y hasta son
capaces de citarlos, pero no se plantean imitarlos. Imitan
preferentemente a todos los que se han quemado las alas con todo
tipo de excesos. Pues bien, mejor sería que se contentaran con
citar las aventuras lamentables de tantas criaturas que acabaron
mal (la literatura y la historia están repletas de ellas), y que
trataran de vivir las experiencias de los seres que han sabido
encontrar el camino de la luz y del verdadero amor.”
Omraam Mikhaël Aïvanhov

Rivalidad madre/hija

Publicado: 14 agosto, 2016 en educación, psicología, Uncategorized
Etiquetas:,

deo

“No se discute con el destino, o cedemos a sus poderes de fascinación o nos rebelamos. El reverso del destino es la conciencia, la libertad”.

AUTOSABOTAJE y La RIVALIDAD Madre/Hija

No quisiéramos repetir en otras relaciones, ni los modos de un mal vínculo con la madre. Ni sus consecuencias. Por años, las miradas paterna y materna, definen la auto estima de un/a hijo/a. Muchas veces me he preguntado, cuando una mujer se ve a ella misma, con demasiada dureza ante el espejo: ¿Con los ojos de quién se está mirando? Cuándo se juzga con una rudeza excesiva ante sus fallas, o se inventa más fallas de las que están ¿Con los parámetros de quién se está juzgando?

__._,_.___

RanaconParaguas

Parece como si la vida en este plano estuviera diseñada especialmente para que aprendamos a tener paciencia. La necesita nuestra madre, desde el momento en que queda embarazada, y debe esperar nueve meses para ver su fruto. Y nos es imprescindible cuando una enfermedad anuncia que estamos próximos a cruzar la frontera al otro mundo, y solo queda esperar a que el cuerpo termine con su proceso de agotar la vida. Durante el recorrido, entre el nacimiento y la muerte, nos esperan muchas experiencias y posibilidades, y, curiosamente cada situación, por separado, requiere de paciencia para alcanzar el éxito.

Nada que valga la pena en este plano lo encontramos hecho. El aprendizaje es lento, porque tenemos que conquistar cada centímetro de recorrido, con nuestros propios méritos. Y precisamente es, en medio de las dificultades, donde la paciencia puede hacer variar los resultados, inclinándolos a nuestro favor, o en contra nuestra. Nada más consideremos el tiempo que transcurre, desde que concebimos una idea, hasta que logramos materializarla…

 

En la vida diaria la paciencia tiene que ver con el factor tiempo. Pero el tiempo es variable, porque cada hombre posee un ritmo interno propio. Una de las claves, para conservar la calma y poder compartir sin generar conflictos dentro de cualquier tipo de relación, es aprender a aceptar y respetar el ritmo interno de quienes nos rodean. Si nos falta paciencia para esperar a que el otro complete sus procesos, lo más probable es que nos anticipemos a darle lo que aún no está listo para recibir, y contribuyamos a aumentar su angustia, en vez de procurarle ayuda, o apoyo, cuando lo necesita.

 

La paciencia es también el requerimiento básico, si se desea obtener buenos resultados en la educación de un niño. Si nos apresuramos a dar algo al hijo, o al alumno, antes de que él se lo haya ganado, lo que hacemos es fomentar en él las posibilidades de que más adelante se convierta en un corrupto.

Las ventajas de ser paciente saltan a la vista, especialmente si consideramos que impaciente es aquel que nunca llegará a materializar sus metas, que tendrá malas relaciones con quienes lo rodean, y que en los negocios perderá sus mejores oportunidades, por no saber esperar. Además su salud también estará comprometida, porque la impaciencia es la madre del estrés y la agresividad, las dos causas principales del envejecimiento prematuro y de problemas físicos muy serios.

 

Si tu meta en la vida es ser feliz, entonces hazte dos preguntas a ti mismo:
¿Eres conciente de cómo te sientes internamente cuando pierdes la paciencia?
¿Es posible para ti ser impaciente y conservar tu paz?

La paciencia es una condición interna que se esfuma en cuanto nos enfocamos en el transcurrir del tiempo, o cuando fijamos el pensamiento en razonar, juzgar, y condenar al otro. Cuando esto ocurre, el cuerpo desencadena una reacción automática de desasosiego y ansiedad. Si la misma actitud persiste, la inquietud se acumula, y se puede volver crónica; o la presión puede incrementarse hasta hacer explosión, trayendo consecuencias que después lamentaremos.

 

Es así, porque la paciencia no es una disciplina de autocontrol, sino un estado de conciencia. Paz-ciencia es la conexión interna que, cuando se activa, nos lleva a trascender el tiempo y nos eleva a una dimensión donde no se piensa, no se juzga y nos hacemos incondicionales. Cuando, por medio de prácticas de introversión y meditación, logramos descubrir ese refugio mágico, nada que ocurra exteriormente podrá ya afectarnos. Entonces habremos cambiado las preocupaciones normales del humano, por el regocijo permanente del espíritu, que se solaza en identificar la perfección que existe en cada instante.

por Hortensia Galvis.

Al igual que tu contribución al conjunto es la de tus dones y talentos específicos, así también cada pieza del rompecabezas de la vida se une para formar el todo perfecto. ¿Cuáles son tus dones y talentos específicos? ¿Por qué no compartirlos y dejar de esconderlos, ya que todos ellos se necesitan? Quizá te de la impresión de que tienes muchos dones, o puedes creer que tienes muy poco o nada que dar. Lo último no es cierto. Tu tienes algo propio y único que dar, algo que nadie podría dar en tu lugar, y ese algo es necesario. De ti depende averiguar de qué se trata y darlo. Se requiere toda clase de personas para hacer el conjunto. Cada una de las tuercas, ruedecillas y muelles son necesarios para construir un reloj. Cada órgano del cuerpo, cada célula y átomo diminutos son precisos para formar el cuerpo perfecto. Cuando puedas verte como parte del todo, ya no querrás guardar para ti lo que tu tienes que dar.

-Waterverf-Afgedrukte-Olifanten-die-voor-