“¿Qué es lo que hacen las entidades tenebrosas para hacer daño
a los humanos? Les presentan tentaciones para incitarles a
cometer faltas, porque cada falta es una especie de intersticio
que les da la posibilidad de introducirse en ellos y
atormentarlos. Si los humanos resisten a la tentación y no
cometen errores, estas entidades no pueden penetrar en ellos. Por
eso se puede decir que el diablo – digamos el diablo para
simplificar, ya que éste es el término generalmente empleado
por los cristianos – tiene solamente los poderes que le dan los
humanos. Si éstos no quieren tener nada que ver con él, ¡que
se parapeten! Él no les fuerza, sólo les sugiere cosas – y
por eso se le llama «el tentador» – pero los hombres tienen
siempre el poder de decir no.
Las Tentaciones de San Antonio – Jan Mandyn
¡Cuántos se imaginan que algunos de sus malestares, de sus
angustias, han venido así, de repente, por casualidad! En
realidad ellos fueron quiénes les prepararon las condiciones,
abrieron una brecha dentro de ellos. ¿Cómo? Alimentando deseos,
pensamientos, sentimientos malvados, dejándose llevar por
ciertas debilidades, cometiendo ciertas transgresiones. En ese
momento preciso, el diablo encontró una vía de paso y entró
para comenzar su empresa de demolición.”
Omraam Mikhaël Aïvanhov
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s