Archivos para 26 abril, 2016

sip!

Publicado: 26 abril, 2016 en Uncategorized

« Cuando reprimes algo, creas un problema. »

a veces

 “La naturaleza, que produce y mantiene los gérmenes de las enfermedades, posee también, al mismo tiempo, los medios para su curación. Pero si los humanos llevan una vida poco razonable, permiten que se desarrollen los gérmenes nocivos y limitan la eficacia de los elementos benéficos. Diréis: «La medicina hace ahora tantos progresos, que debe encontrar la forma de curarnos…» No, la medicina no debe nada, porque sus poderes son limitados. Por muchos progresos que haya hecho, o que pueda hacer en el futuro, se verá impotente ante la negligencia y la mala voluntad de aquéllos que se niegan a reconocer las leyes de la naturaleza y a someterse a ellas.
saludcien74
 Así que, ¡cuidado! Cuanto más progresen las ciencias y las técnicas, los humanos deberán mostrarse más conscientes, atentos y vigilantes. Estos progresos aportan muchas ventajas, muchas facilidades, pero al mismo tiempo muchas tentaciones, muchas seducciones y, por tanto, muchos peligros. ¿Queréis tener buena salud? Contad más con vosotros mismos que con la medicina. Procurad, sobre todo, vivir en unas condiciones que refuercen las defensas de vuestro organismo.”
Omraam Mikhaël Aïvanhov

download

Cuando nos sentamos a practicar atención mental nuestro cuerpo y nuestra mente pueden estar en paz y en completa relajación. Pero este estado de paz y relajación difiere fundamentalmente del estado mental perezoso y semiconsciente que observamos cuando estamos descansando o dormitando.

Al sentarse en ese estado perezoso y semiconsciente, tan lejano de la atención mental, es como sentarse en una cueva oscura. Con atención mental no sólo estamos descansados y felices, sino también alertas y despiertos. La meditación no es una evasión, en un sereno encuentro con la realidad. La persona que practica la atención mental debe estar tan despierta como el conductor de un coche: sino está despierta le poseerán la dispersión y el olvido, tal y como un conductor que no está despierto puede fácilmente causar un grave accidente. Debes permanecer tan despierto como una persona que camina sobre unos altos zancos-cualquier paso en falso puede llevarle a la muerte-. Debes ser como un caballero medieval que anda desarmado por un bosque de espadas; debes ser como un león que avanza con pasos lentos suaves y firmes. Sólo con esta clase de vigilancia puedes realizar el Despertar total.

Para los principiantes se recomienda el método de simple reconocimiento. Ya he dicho que este reconocimiento debe hacerse sin juicios; tanto los sentimientos de compasión como los de irritación deben ser bienvenidos, reconocidos y tratados igual porque ambos son nosotros.

Cuando estamos poseídos por la tristeza, la ansiedad, el odio o una u otra pasión, encontramos difícil de practicar el método de la meditación en un sólo objeto, utilizando nuestra mente como el sujeto de la meditación.

Esta meditación revela y cura. La tristeza o la ansiedad, el odio o la pasión revelan su verdadera naturaleza bajo la mirada de nuestra concentración y meditación. Esa revelación conduce naturalmente a la curación y la emancipación; la tristeza o cualquier otra cosa que haya sido la causa del dolor, puede ser utilizada como un medio para la liberación del tormento y del sufrimiento; podemos decir que es un clavo que saca a otro clavo.

Debemos tratar a nuestra ansiedad, nuestra pena, nuestro odio o nuestra pasión cuidadosamente, con respeto, sin resistirnos, sino viviendo con ellos, haciendo las paces con ellos, y penetrando en su naturaleza con la meditación en la interdependencia. Un practicante serio sabe cómo seleccionar objetos de meditación que encajen en la situación. Los objetos de meditación tales como la interdependencia, compasión, sí mismo, el vacío, el desapego, pertenecen a la categoría de meditaciones que tienen el poder de revelar y curar.

Ahora bien, la meditación en esos objetos sólo tendrá éxito si tenemos cierto poder de concentración. Ese poder lo obtendremos con la práctica de la atención mental en la vida cotidiana, con la observación y el reconocimiento de todo lo que suceda. El objeto de la meditación debe ser una realidad que tenga verdaderas raíces en nosotros, no puede ser un tema de especulación filosófica. Debe ser como una comida que deba ser guisada a fuego fuerte durante mucho tiempo. La ponemos en la cazuela, la tapamos y encendemos el fuego. La cazuela somos nosotros y el calor usado para guisar es el poder de la concentración. La energía viene de la continua práctica de la atención mental. Si no hay suficiente calor, la comida no se hará nunca, pero una vez hecha, la comida revela su verdadera naturaleza y nos ayuda a llegar a la liberación.

Thich Naht Hanh
Extracto de: Como lograr el milagro de vivir despierto.

¿Por qué no hacer que éste sea un día glorioso empezando por levantarte con el pie derecho y entrando en contacto conmigo en el momento en que te despiertes? ¿Por qué no llenar tu corazón de amor y gratitud ante un día cargado de esperanza de lo mejor y de lo más alto? Si los primeros instantes del nuevo día son dichosos y edificantes, verás cómo los siguientes también lo son, y a medida que esos momentos se transformen en horas, verás cómo el gozo y la  paz te acompañan a lo largo del día. Cuando te despiertas con un gran peso en tu mente, en un estado bajo y deprimido, puedes arrastrar ese estado mental durante todo el día a menos que hagas algo al respecto. Búscame para encontrar la perfecta paz de corazón y mente que viene cuando depositas todos  tus cuidados y preocupaciones ante Mí, y cuando tu único deseo es hacer Mi voluntad y andar por Mis caminos.vvv

He de permitirte cometer una falta tras otra en la vida, pero cuando las reconoces y buscas Mi ayuda, YO ESTOY siempre dispuesto a ayudarte y a mostrarte el camino Pero no haré el trabajo por ti. Debes aprender a hacerlo por ti misma. Esta vida no es para los debiluchos sino para las almas que son fuertes y están dispuestas a llegar al final hasta obtener las respuestas correctas, sin importarles el precio. ¿Tienes miedo de cometer errores? ¿Tienes miedo de adentrarte hasta donde no haces pie? No aprenderás a nadar hasta que tus pies dejen de tocar fondo. No crecerás espiritualmente hasta que te sostengas por ti misma. No temas nada y camina con absoluta fe y confianza haciendo lo que sabes que está bien e ignora toda oposición. Déjate guiar por ese conocimiento interno que procede de M

oioii.