Archivos para 14 febrero, 2016

manifiéstate

Publicado: 14 febrero, 2016 en educación, esoterismo, filosofia, Uncategorized

decisions

Si abrigas un bello pensamiento…

No te quedes con el.

Manifiéstalo.

“Cada día buscáis nuevos conocimientos, ¡y hay tantas cosas
interesantes que ver, que conocer! Pero acostumbraos también a
consagrar cada día algún tiempo para entrar dentro de vosotros
mismos, profundizar y explorar las regiones del alma y del
espíritu. El saber que obtendréis de esta manera, podréis
llevarlo con vosotros por todas partes, incluso al otro mundo,
nada os lo podrá quitar. Mientras que todos los conocimientos
que vienen del exterior, nunca son verdaderamente vuestros;
cuando abandonéis la tierra tendréis que dejarlos, y cuando
volváis a reencarnaros, seréis como una página en blanco y os
veréis obligados a empezarlo todo de nuevo, desde el principio.
consciousness

Cada uno, cuando nace, trae solamente aquello que verdaderamente
ha adquirido y experimentado en sus otras vidas. Todo lo demás
le ha sido quitado porque no le pertenecía: lo había tomado
prestado de otros. Durante el poco tiempo que está en la tierra,
se aprovecha, claro, de las ventajas que le dan estos
conocimientos prestados: le hacen cumplidos, le aplauden… Pero,
cuando se vaya, sólo podrá conservar aquello que se ha hecho en
él carne y hueso gracias a la exploración de su mundo interior.
Y si se ha ido pobre y desnudo, volverá pobre y desnudo.”

 

Omraam Mikhaël Aïvanhov

689
Siempre nos preguntaremos las mismas cosas.
Siempre necesitaremos tener la suficiente humildad
para aceptar que nuestro corazón entiende la razón por la que estamos aquí.
Sí, es difícil hablar con el corazón, pero
¿será realmente necesario?
Basta tener confianza, seguir las señales, vivir tu Leyenda Personal y, tarde o temprano,
nos damos cuenta de que formamos parte de algo,
aunque no podamos comprenderlo racionalmente.
Dice la tradición que, el segundo antes de nuestra muerte,
nos damos cuenta de la verdadera razón de la existencia.
En ese momento nace el Infierno o el Paraíso.
El Infierno es mirar hacia atrás en esa fracción de segundo y saber que hemos desperdiciado una
oportunidad de dignificar el milagro de la vida.
El Paraíso es poder decir en ese momento:
«He cometido algunos errores pero no he sido cobarde.
He vivido mi vida y he hecho lo que debía hacer.»
Entonces, no es necesario anticipar mi infierno y seguir dándole vueltas al hecho de no ser capaz de
seguir adelante en lo que entiendo como «Búsqueda Espiritual».
Debo seguir intentándolo, y eso basta.
Incluso aquellos que no hicieron todo lo que podían haber hecho ya están perdonados;
pagaron su pena mientras vivían,
fueron infelices cuando podían estar en paz y armonía.
Estamos todos redimidos,
libres para seguir adelante en esta caminata
que no tuvo comienzo
y no tendrá fin.