Jorge Lomar

Publicado: 2 julio, 2015 en filosofia
Etiquetas:,

image00178

No te dejes llevar por la culpa que aparece cuando otra parte de tu yo separado parece rechazarte. No te creas tampoco al insistente coach interno que te pide que hagas una estrategia para mejorar a tu personaje e impedir futuros rechazos. Simplemente, lleva este asunto a tu corazón, en donde mora tu maestro interno y deja que tu auténtica identidad disuelva este error de percepción.

Recibe la sanación. Hazlo por toda la mente.

Jorge Lomar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s