Archivos para 21 agosto, 2014

Material sobre zen

Publicado: 21 agosto, 2014 en filosofia

La postura de zazen-  http://www.youtube.com/watch?v=_gry1dH07ck

La conciencia en zazen-  http://www.youtube.com/watch?v=VSWvVGvVkKE

El karma-  http://www.youtube.com/watch?v=7PcCJvLlFnk

Final-    http://www.youtube.com/watch?v=1sW0uNYc86k

ioi
La primera Perfección: Generosidad (dana):
Al igual que una olla de agua al revés deja que todo su líquido se agote, y no toma
nada de eso de nuevo, asi es la perfección de la generosidad no tener el más mínimo
remordimiento por lo que se ha entregado, aunque sea sacrificandolo todo!
La segunda perfección: Moralidad (sila):
Así como un yak cuya cola se ve atrapada en el arbusto que más bien se muere antes que romperla,
así consiste la perfección de la moralidad en tener meticuloso cuidado de
mantener todos los preceptos y promesas y no romperlas en cualquier circunstancia,
incluso si se está en peligro de muerte!
La tercera perfección: Retiro (Nekkhamma):
Así como un preso en la cárcel no desea nada más intensamente que
salir de allí, asi la perfección de retirarse a la renuncia consiste
en el deseo de salir de la prisión de la existencia transitoria teniendo solamente
este deseo: escupir lo impermanente, deshacerse de ello de una vez por todas!
La cuarta Perfección: Entendimiento (Panna):
Al igual que un monje que pide limosna no desatiende ninguna casa, sino que va a todas las familias
sin excepción, asi la perfección del entendimiento consiste en dejar
sin espacios, sin dejar nada fuera, y de estar dispuestos a aprender de los sabios,
que están más avanzados, a pesar de que pueden ser más jóvenes que uno mismo.
La quinta perfección: Energía (Viriya):
Así como un león calcula referencias de su fuerza ya sea de pie, yendo, o sentado, asi
también lo hace la perfección del esfuerzo enérgico y entusiasta consistente en mantener
la lucha con la iniciativa de lanzarse a la acción, que hasta perdura aun si no se cumple!
La sexta perfección: Paciencia(Khanti):
Así como la gran tierra acepta incluso las cosas más repugnantes lanzadas sobre
ella, asi consiste la perfección de la paciencia en la aceptación de la calumnia, la desgracia y la
falta de respeto, sin aversión mientras que duren, dejando que pasen.
La séptima Perfección: Honestidad (Sacca):
Al igual que una estrella nunca se aleja de su órbita fija, asi consiste la perfección
de la veracidad honesta en no mentir bajo ninguna circunstancia, sin moverse siquiera
una pulgada de la verdad real aún con cualquier ventaja trivial que sea.
La octava Perfección: Determinación (Adhitthāna):
Al igual que una montaña se mantiene inmóvil incluso en una tormenta muy fuerte y es
incapaz de ser lanzado, asi consiste la perfección de la determinación
en permanecer firme en las propias elecciones ventajosas y no
distraerse con nada cuando se persigue algo bueno y beneficioso.
La novena Perfección: Amabilidad (Metta):
Así como el agua refresca y limpia las personas tanto justas o injustas sin
discriminación, también asi lo hace la perfección de la amabilidad incluyendo tanto a amigos
como enemigos por igual y no mostrando ninguna distinción, favoritismo o parcialidad alguna.
La décima Perfección: Ecuanimidad (upekkha):
Así como la gran tierra permanece impasible y ecuánime, evitando así el
disgusto si uno tira las cosas puras o impuras en ella, así también lo hace
la perfección de la ecuanimidad consistente en estar siempre queda, tranquila y serena,
no siendo rechazada, ni atraída, ya sea por dolor o algún placer.
Imperturbable incluso en conflictos fuertes, o en el mayor de los éxitos!
“Que pueda permanecer unida a la mente del maestro
y considerar todo lo que me sucede como una ayuda 
para comprender la verdadera naturaleza 
del sufrimiento y ser capaz de percibirlo 
como una bendición de su sabiduría”.

Venerable Ajahn Nyanadhammo nació en Adelaide, Australia del Sur en 1955. Se interesó en el budismo por estar inspirado en la lectura de los mensajes de Buda, mientras era estudiante de biología. En 1978 se quedó en Wat Buddhadhamma cerca de Sydney antes de viajar a Tailandia para ordenarse.

Recibió su ordenación novicia de Somdet Nyanasamvara en Wat Phra Bowon Niwet Wiharn en Bangkok. Y en 1979, a la edad de 24, recibió la ordenación completa con el fallecido Venerable Ajahn Chah en Wat Nong Pah Pong, un monasterio del bosque en Ubon Ratchathani, al noreste de Tailandia.

Luego pasó muchos años vagando en “tudong ‘en el bosque, permaneciendo en monasterios aislados y en la búsqueda de grandes maestros de meditación y siguiendo sus pasos, especialmente en los años finales del Venerable Ajahn Chah de. De 1994 a 2002 permaneció en el monasterio budista Bodhinyana en Australia Occidental como aistente de Ajahn Brahmavamso.

En 2002, cuando el Venerable Ajahn Jayasaro dejó Wat Pah Nanachat Venerable Ajahn Nyanadhammo se hizo cargo de sus funciones y se convirtió en el abad de Wat Pah Nanachat, un monasterio de la rama de Wat Nong Pah Pong con una comunidad internacional de religiosos de habla inglesa, que era conducia por el fallecido Venerable Ajahn Chah.

Desde entonces ha trabajado diligentemente en la formación de “anagarikas ‘y’ novatos ‘y guía de los monjes en el Wah Pah Nanachat. Siempre se da una charla a los budistas y personas que vienen a dar las ofrendas en las mañanas, que se dice puede ser de ayuda a las personas necesitadas. Da charlas del Dhamma en Wah Pah Nanachat y en otros monasterios filiales del Venerable Ajahn Chah en Tailandia y, a veces en otros países de todo el mundo.

El Tarot de Xul Solar

Publicado: 21 agosto, 2014 en filosofia, libro, literatura, noticias
Etiquetas:,

 

En su búsqueda por alcanzar el conocimiento universal, a partir del año 1951 y hasta mediados de la década, Xul Solar  realiza una serie de pinturas orientadas hacia el estudio de la Cábala y la astrología. Desarrolla de manera particular el Árbol de la Vida al que denomina Pan-tree. Quiere descubrir la manera de adaptar la astrología y los doce signos del zodíaco a la Cábala, para lo cual agrega dos sefirot más a los diez ya establecidos. El Árbol de la Vida representa el universo (Dios) con diez cualidades ideales que se unen mediante veintidós caminos que representan las veintidós letras del alfabeto hebreo. Xul lo modifica incorporando términos propios, astrológicos, planetas y los signos del zodíaco. La idea última es siempre la misma: alcanzar la sabiduría universal, fuente infinita de conocimiento.

El el año 1953, reinterpreta las Cartas de Tarot. A cada carta le agrega el nombre en neocriollo, un signo que puede pertenecer al zodíaco o símbolo planetario, un número según la numeración duodecimal y una letra.
En este año pinta una serie de obras relacionadas con temas astrológicos: Zodíaco, Signos Zodiacales Impares y Signos Zodiacales Pares, basados en su propia comprensión de los signos y de sus imágenes.

Análisis sobre la obra de Xul Solar por ANA ZETINA y ELSA ROLLA:

Para un artista simbólico como Xul Solar, el interés por las religiones, la astrología, la cábala y el Tarot es obvio, puesto que son lenguajes por excelencia y exclusivamente análogo-simbólicos.

El símbolo abarca todos los aspectos y órdenes de la existencia, es totalizador y justamente el arquetipo Neptuniano -tan poderoso en Xul- conduce a la percepción totalizadora. Por ello el símbolo se comporta como su mejor y eterno medio. Para una mente como la de Xul que se introdujo en el misterio de la Unidad, era lógico arribar al misticismo dado que este misterio lleva inevitablemente a la fraternidad universal.

La gran aventura de Xul, un verdadero iniciado surgido natural y solitariamente en pos del conocimiento esencial, lo puso en la necesidad de utilizar la pintura como elemento de comunicación ya que posibilita que las imágenes se transformen en símbolos que transmiten contenidos espirituales. Y así nacieron las obras de Xul donde toma como tema los sistemas simbólicos que narran la experiencia evolutiva humana, como lo son: EL ZODÍACO, EL ÁRBOL CABALÍSTICO Y EL TAROT.

A partir de 1930 Xul comienza a introducirse cada vez más en los temas esotéricos pero en la década de los 50, específicamente entre el 51 y el 54, es donde aparecen estas maravillosas creaciones suyas.

Por los mismos años (1953-1954) en que pintó su Zodíaco, Xul Solar realizó 24 cartas del Tarot en témpera sobre papel del tamaño de la baraja española. Los llamó “Tarot con coecos astri” o “Tarot con correspondencia astrológica”. Los 24 cuadritos de Xul desplegados en un panel conforman una de sus obras más coloridas y dinámicas. Cada una de las barajas fue dibujada con lápiz y luego pintada sobre cartulina. Tienen un tamaño de 9,5 por 5,8 centímetros.


El Tarot Astrológico de Xul
Solar
vincula al juego con la Cábala y la Astrología, combinando los diversos planos. Xul dibujó y pintó, en los doce primeros naipes de su Tarot, los doce signos zodiacales.

La ubicación de las doce barajas de esta primera serie del tarot de Xul reproduce el orden en que presentó los doce signos zodiacales: comienza en Géminis y termina en Cáncer. Estas cartas están dispuestas en tres filas de cuatro naipes.

La distribución con la que presentó los naipes está lejos de ser casual. Xul los dispuso formando columnas para cada elemento y combinó las franjas, correspondientes al elemento que prevalece en cada signo, con otras de distintos colores. La primera columna corresponde a las cartas de aire, identificadas por el color azul; la segunda a las cartas de tierra, por el color amarillo; la tercera a las de fuego, por el color rojo, y la cuarta a las de agua, por el color verde. De esa manera, Xul acentúa el número cuatro, que significa estabilidad, y el número tres, que significa movimiento, es decir, una cifra terrena (cuatro) y una cifra celeste (tres). La interacción da como resultado el doce, número básico del sistema sexagesimal y símbolo de todo el ciclo en su plenitud.

En la segunda serie de su Tarot, Xul abandona los signos del zodíaco y dibuja y pinta los símbolos tradicionales del Tarot de Marsella, fusionando la iconografía de cuño medieval con invenciones gráficas propias. Como siempre, le introduce variantes. Así, no dibuja algunos de los Arcanos Mayores del Tarot medieval, como el Loco, la Sacerdotisa, la Emperatriz, la Muerte, la Templanza, la Estrella y el Universo.

En cambio Xul nos ofrece su personal versión de los Enamorados, el Mago, el Carro, la Luna, el Sacerdote, la Fortuna, la Torre, el Colgado, el Emperador, el Ermitaño, el Sol y el Juicio.

Fuentes de la información del post:
Sitio oficial del Museo Xul Solar
Artículo de la revista Mithos por ANA ZETINA y ELSA ROLLA.