Archivos para 21 abril, 2014

 

ddde

En la actualidad, millones de personas necesitan cura. Se puede decir que son pocas las personas verdaderamente sanas en este planeta. La atmósfera física y psíquica de la Tierra contiene muchos elementos contrarios a la evolución, de los cuales está impregnada desde tiempos muy remotos. Cuando recibe las energías constructivas del Sol y del universo, se origina una fricción debido a la pureza y a la elevada vibración que poseen esas energías. La diferencia entre estas energías y los elementos contrarios a la evolución se manifiesta como conflictos, que a su vez se materializan como enfermedades. Por lo tanto, todos los seres que viven en la órbita material terrestre están sujetos a padecer enfermedades. Pero cuando buscamos comprender lo que es la enfermedad, nos damos cuenta de que ella es algo independiente de nosotros. Aunque forme parte del planeta en el que vivimos y afecte a nuestro cuerpo físico, al mental y al emocional, no alcanza a nuestro ser interior, ya que este no es de naturaleza material. Una de las tareas de la humanidad consiste en disminuir la tendencia a la enfermedad, que impregna todo lo material. Y la forma de trascender los niveles de consciencia en los que las dolencias se manifiestan, es concentrarse en los niveles más elevados, no materiales, que son inmunes a ellas. La humanidad en su conjunto no ha asumido su papel en la cadena evolutiva. En lo referente al servicio al planeta, el reino humano se encuentra atrasado con respecto a los demás reinos de la naturaleza. Por la belleza de las piedras preciosas, percibimos lo que el reino mineral ha realizado. Por la perfección de las flores, por la utilidad de las plantas y por su donación al nutrir a los demás reinos, vemos que el reino vegetal alcanzó un gran desarrollo interior. La humanidad, sin embargo, ha usufructuado, depredado, contaminado y servido muy poco al mundo en el que se encuentra. Todavía nos falta tomar consciencia de lo que vinimos a hacer en la Tierra. ¿Habremos venido sólo para realizar obras materiales o para mantenernos prisioneros de emociones y pensamientos? ¿Nos corresponde sólo ganar dinero, procrear, construir un buen destino individual o familiar, ignorando la situación precaria de nuestros semejantes? Concentrar la mente en el nivel intuitivo y en el espiritual nos exige reeducación. Durante épocas enteras nos habituaron a pensar sólo en enfermedades, a considerarlas nuestras rivales y a prevenirnos contra ellas. Adherimos a una especie de propaganda que sostiene las industrias de medicamentos y los sistemas de cura paliativos. Si contactamos niveles superiores de consciencia, niveles que están más allá de la mente, facilitamos la armonización de la voluntad humana con la voluntad espiritual. Para ello, uno de los primeros pasos es preguntarnos internamente: ¿Cuál es la voluntad superior? ¿Cuál es mi verdadera vida? Las condiciones de la existencia material se vuelven cada vez más desequilibradas y eso nos impulsa aun más a procurar el verdadero camino, la realización de la voluntad espiritual. Tenemos un trabajo evolutivo que hacer, nos aguarda un amplio servicio al prójimo y al planeta donde habitamos. Cuando el agua sacia nuestra sed; cuando una planta nos da oxígeno, belleza y calma, ¿cómo lo retribuimos? Cuando convivimos con un animal que espera todo de nosotros, ¿qué respuesta le damos?¿Y qué decir de nuestra indiferencia para con los hermanos de nuestra propia especie, que aún viven en condiciones infrahumanas delante de nosotros?

¿Por dónde comenzar la cura? ¿No será por nosotros mismos?

Yogacharya B.K.S. Iyengar

Publicado: 21 abril, 2014 en filosofia, noticias, salud
Etiquetas:

«El yoga es transformador. No sólo cambia nuestra forma de ver las cosas, sino que transforma a la persona que ve.»

dcd

LA CLAVE DE LA TEOSOFÍA

Publicado: 21 abril, 2014 en filosofia, noticias
TEOSOFÍA Y SOCIEDAD TEOSÓFICA
SIGNIFICACIÓN DEL NOMBRE “TEOSOFÍA”
20131231182532-luz
PREGUNTA. Suelen a menudo considerarse la Teosofía y sus doctrinas como una nueva
religión. ¿Es una religión?
TEÓSOFO. No lo es. La Teosofía es la Ciencia o Sabiduría divina.
PREG. ¿Cuál es el verdadero significado del término?
TEÓS. “Saber Divino”, Qeohofia (Theosophia) es Sabiduría de los dioses, como
Qeogonia (theogonía), genealogía de los dioses. La palabra Qeoa, en griego significa un
dios, uno de los seres divinos, y de ningún modo “Dios” en el sentido que damos hoy día al
término.
No es, por lo tanto, la “Sabiduría de Dios”, según traducen algunos, sino Sabiduría Divina,
la poseída por los dioses. El vocablo cuenta con miles de años de existencia.
PREG. ¿Cuál es el origen de este nombre?
TEÓS. Nos ha sido transmitido por los filósofos alejandrinos llamados amantes de la
verdad, Filaleteos, palabra compuesta de fil (phil) “amante” y de alhqeia (aletheia) “verdad”.
Data el nombre Teosofía del siglo tercero de nuestra era, y los primeros que lo emplearon
fueron Ammonio Saccas y sus discípulos, que fundaron el sistema Teosófico Ecléctico.
PREG. ¿Cuál era el objeto de este sistema?
TEÓS. Inculcar ante todo ciertas grandes verdades morales en los discípulos y en todos
aquellos que eran “amantes de la verdad”. De ahí viene la divisa adoptada por la Sociedad
Teosófica:
1 Llamados también analogistas. Según el profesor Alejandro Wilder, M.S.T., en su “Neoplatonismo y
Alquimia”, se los llamaba de este modo a causa de su método para interpretar todas las leyendas sagradas ynarraciones, así como los mitos y misterios, por medio de una regla o principio de Analogía y correspondencia; de modo que acontecimientos referidos como habiendo tenido lugar en el mundo
externo, eran considerados como expresando operaciones y experiencias del alma humana. También se los designaba por el nombre de Neoplatónicos.
Aunque se atribuye generalmente la Teosofía o sistema Ecléctico Teosófico al tercer siglo, si hemos de
prestar crédito a Diógenes Laercio, es mucho más antiguo su origen, puesto que atribuía el sistema a un sacerdote egipcio, Pot–Amun, que vivía en los primeros tiempos de la dinastía Ptolemaica. El mismo autor nos dice que el nombre es Copto, significa “el que está consagrado a Amun, Dios de la Sabiduría.” La Teosofía es el equivalente de Brahm–Vidya, el conocimiento divino.
El principal objeto que se proponían los fundadores de la Escuela Ecléctica Teosófica era
uno de los tres objetos de su sucesora moderna, la Sociedad Teosófica, o sea el de
reconciliar bajo un sistema de ética común, basado en verdades eternas, a todas las
religiones, sectas y naciones.

– Un Curso de Milagros

Publicado: 21 abril, 2014 en filosofia
AAA 2a
» No tienes idea del tremendo alivio y de la profunda paz que resultan
de estar con tus hermanos o contigo mismo
sin emitir juicios de ninguna clase.
Cuando reconozcas lo que eres y lo que tus hermanos son,
te darás cuenta de que juzgarlos de cualquier forma que sea
no tiene sentido.»
 

Nei Pien (Interioridades)

Publicado: 21 abril, 2014 en filosofia

 

001fd04cfc6212aa1e9c34

 

En el mar del septentrión vive un pez. Se llama K’un. El pez K’un es inmenso; mide no sé cuántos miles de millas. Este pez se transforma en ave y se llama P’eng. Sus espaldas miden no sé cuántos miles de millas. Raudo es su vuelo. Sus alas semejan nubes colgadas del cielo. Suele emigrar por mar al océano meridional. El océano meridional es la gran balsa hecha por el Cielo. Ch’i Hsieh trata de estas cosas portensosas. Dice, pues, Hsieh: El ave P’eng, para emprender su vuelo a los mares boreales, golpea el agua en una extensión de 3.000 millas y remonta su vuelo trazando círculos. Estos forman torbellinos de viento que le elevan. Así sube a una altura de 90.000 millas. Su viaje de ida dura seis meses. Allí son caballos salvajes, polvaredas y animales que mutuamente se lanzan su aliento. El cielo es azul profundo. Tal vez es ese su color; tal vez es efecto de su profundidad sin término. Parecido es el espectáculo si se mira hacia abajo.

Libro Primero