Archivos para 25 enero, 2014

Los siguientes discursos científicos son 25 puntos importantes para entender el verdadero propósito del estomago, su fisiología y la digestión, la creación de bicarbonato sódico (NaHCO3) y ácido clorhídrico (HCL) en el revestimiento estomacal, la ingesta de proteínas, lácteos, queso y azúcar en cualquiera de sus formas y cómo la bioquímica, fisiología y anatomía ácida/alcalina están relacionadas con la salud, la enfermedad y el malestar en general.

Desafortunadamente, los médicos y científicos contemporáneos, al igual muchos de los  profesionales de las llamadas medicinas alternativas y gente profana, NO entienden realmente como se genera el ácido/base en el cuerpo y como se inicia la acidosis latente tisular en el tejido conectivo coloidal. Bienvenidos al siglo XXI  y  a la “Nueva Biología” del Dr. Young.

¿Cómo se genera el ácido/base en el cuerpo?

1)     Las células parietales o de revestimiento del estómago separan el cloruro sódico de la sangre. El sodio se une al agua y al dióxido de carbono para formar la sal alcalina bicarbonato sódico o NaHCO3. La bioquímica es: H2O + CO2 + NaCl = NaHCO3 + HCL. Esta es la razón por la que llamo al estómago un órgano alcalinizante y NO un órgano digestivo. El estómago NO digiere los alimentos o líquidos ingeridos, sino que alcaliniza los alimentos y líquidos que ingieres.

2)     Por cada molécula de bicarbonato sódico (NaHCO3) generado, se segrega y secreta una molécula de ácido clorhídrico (HCL) en el llamado sistema digestivo – específicamente en el estómago (en el epitelio glandular del estómago, folículos gástricos de Frey) – para ser eliminado. Por lo tanto, el HCL es una sustancia ácida, producto de deshecho del bicarbonato sódico que el estómago ha segregado para alcalinizar los alimentos y líquidos que se han ingerido.

3)     El ión de cloruro proveniente del cloruro sódico (sal) se une a un ácido o generador protónico. El HCL tiene un pH del 1 y es altamente tóxico para el cuerpo y es causa de indigestión, reflujo ácido, úlceras y cáncer.

4)     Cuando entran grandes cantidades de ácido al estómago – incluyendo HCL- provenientes de proteínas ricas de origen animal como productos lácteos; queso, leche o la carne, se retiran ácidos de los depósitos ácido/base del cuerpo. El organismo perecería si la alcalosis resultante – o el NaHCO3 o base sobrante – generada por el estómago no fuese captada por las glándulas alcalinizantes que necesitan estas bases rápidamente para poder generar sus potentes secreciones de bicarbonato sódico. Estas glándulas y órganos son el estómago, páncreas, glándulas de Brunner (entre el píloro y las uniones de los conductos  biliares y pancreáticos), las glándulas de Lieberkunh en el hígado y la bilis con su poderosa capacidad para fijar ácidos, y que es liberada cuando hay presencia de alimentos altamente acidificantes como la carne o el queso para amortiguar los fuertes ácidos como el ácido nítrico, ácido sulfúrico, ácido fosfórico, ácido úrico y ácido láctico.

5)     Cuando se ingieren productos de origen animal ricos en proteínas, el estómago comienza a fabricar y segregar bicarbonato sódico (NHCO3) para alcalinizar los ácidos provenientes de los alimentos ingeridos. Esto ocasiona una perdida de las reservas alcalinas y un aumento de ácido o  HCL que se encuentra en las foveolas gástricas del estómago. Estos ácidos y/o el HCL son captados por la sangre provocando una disminución del pH en plasma sanguíneo. La sangre elimina este aumento de ácido gastrointestinal vertiéndolo el los espacios de Pishinger.

6)     El espacio contenido por estas fibras tan finas se llama el espacio de Pishinger o el espacio extracelular que contiene los fluidos que bañan y nutren a cada una de las células a la vez que arrastra los deshechos ácidos de las mismas. Este órgano no se menciona para nada en los libros de texto de fisiología americanos. Se menciona un espacio extracelular, pero no se habla de ningún órgano que almacene ácidos provenientes del metabolismo y de la dieta, como los riñones. Yo a este órgano lo llamo el “pre riñon” porque almacena ácidos gastrointestinales y metabólicos hasta que puedan ser neutralizados y eliminados  a través de la piel, el tracto urinario y los intestinos.

hermandadblanca.org   Dr Gabriel Cousens 225x300 25 puntos para entender el propósito del estómago: es un órgano alcalinizante nutricion noticias sobre salud rincon salud  salud Estómago Ciencia    description multimedia

7)     Después de haber ingerido una comida rica en proteínas de origen animal provenientes de productos cárnicos o lácteos, el pH de la orina se vuelve alcalina. La ingesta de carne o queso provoca por un lado una reacción de tipo ácido en el organismo al producir respectivamente ácidos como el ácido sulfúrico, ácido fosfórico, ácido nítrico, ácido úrico, ácido láctico, ácido acetilaldeido y ácido etanol, y por otro lado, también, la formación y excreción de sustancias base en la orina. Por lo tanto, comer carne y queso genera una doble perdida de bases, que a su vez,  conduce a una acidosis tisular y finalmente a la enfermedad, especialmente enfermedades degenerativas e inflamatorias.

8)     Si durante el ejercicio físico intenso el ácido láctico no fuese absorbido por las fibras de colágeno captadores específicos de ácido del cuerpo, el organismo perecería. El conjunto total de estas fibras es el órgano más grande del cuerpo y se llama SCHADE, el órgano del tejido conectivo coloidal. No se da ningún intercambio de fluidos entre la sangre y las células del parénquima a menos que pase a través de este órgano del tejido conectivo. Este órgano conecta y mantiene todo en el cuerpo en su sitio. Este órgano está compuesto por ligamentos, tendones, nervios, y fibras más finas que se convierten en el andamiaje que mantiene cada una de las células de nuestro organismo en su lugar. Cuando se almacenan ácidos en este órgano, que incluye los músculos, aparecen la inflamación y el dolor. La producción de ácido láctico aumenta al ingerir leche, queso, yogurt, mantequilla y especialmente helado.

Esta es la razón por la que afirmo que “el ácido es igual a dolor y el dolor es ácido.”No puedes tener el uno sin el otro. Es el comienzo de la acidosis tisular latente que conduce a la irritación, inflamación y degeneración de las células, tejidos y órganos.

9) Cuanta más acidez se genere tras comer carne, queso, leche o helados, más ácidos gastrointestinales serán absorbidos por estas fibras de colágeno para ser neutralizados y menos bicarbonato de sodio o NaHCO3 será captado por las glándulas alcalinizantes. Cuanto mayor sea la diferencia potencial entre los ácidos absorbidos y la cantidad de NaHCO3 generado tras cada comida,  las glándulas alcalinizantes como el páncreas, la vesícula biliar, glándulas pilóricas, sangre, etc., serán más o menos alcalinos. El poder de fijación de ácidos del tejido conectivo, la sangre y las glándulas alcalinizantes dependerá de sus reservas alcalinas, que pueden ser determinadas a través del pH de la sangre, la orina y la saliva, incluyendo el análisis de sangre viva y seca tal como ha enseñado el Dr. Robert O. Young. El pH de la saliva nos indica las reservas alcalinas en las glándulas alcalinizantes y el pH de la orina es una indicación del pH de los fluidos que rodean las células o el espacio del Pishinger.

10) La isoestructura de la sangre mantiene su pH vertiendo ácidos gastrointestinales o metabólicos en el tejido conectivo o el espacio de Pishinger.  La sangre provee a la orina de la misma cantidad de ácido que recibe de los tejidos y del hígado para poder preservar su isoforma. Una deficiencia en bases siempre está relacionada con el deterioro de la capacidad de almacenamiento de los tejidos conectivos o el espacio de Pishinger. Mientras se mantenga la isoestructura de la sangre, la orina – que se origina de la sangre – será un fiel reflejo de la regulación acido/base, no en sangre, sino en los tejidos. Así que cuando estás testando el pH de la orina, estás testando el pH de los tejidos.

11)  La “acidosis” latente es la condición que existe cuando no hay suficientes bases en las glándulas alcalinizantes, al haber sido utilizadas durante el proceso de neutralización de ácidos. Estas bases  son absorbidas por las fibras de colágeno. Ello conduce a una acidosis “compensada.” Lo que significa que el pH de la sangre no ha variado, sin embargo, sí han cambiado otros sistemas del cuerpo. Por lo tanto, esto puede conducir a una “acidosis” descompensada en donde las reservas alcalinas de la sangre son empleadas y el pH de la sangre se ve alterado. La “acidosis” descompensada se puede determinar testando el pH en sangre, el pH en orina y saliva.  La disminución de reservas alcalinas en el cuerpo ocurre a causa de una súper proteinización, (comiendo carne y queso), o por demasiada proteína, o por una hipercarbonización, o demasiado azúcar.  Esta es la razón del por qué la gente de 80 o 90 años está toda encogida y parecen como pasas. Tienen muy pocas o casi ningunas reservas alcalinas en sus glándulas alcalinizantes. Cuando ya no hay minerales alcalinizantes, tanto tú como tu batería se agotan.

12)  Si no quedan suficientes bases después de haber comido carne, queso o alimentos ricos en azúcar, o suficientes bases para neutralizar y eliminar los ácidos almacenados en el tejido conectivo, comienza a desarrollarse una relativa deficiencia en bases que conduce a una acidosis latente tisular. Cuando esto ocurre tanto el hígado como el páncreas tienen deficiencia de jugos alcalinizantes para asegurar la correcta alcalinización de los alimentos en tu estómago e intestino delgado.

13) La digestión o alcalinización no puede  proceder sin suficientes de estos jugos alcalinos ya que el hígado y el páncreas y el estómago etc., han de segregar más ácido para poder crear más bases, y es así como pueden aparecer indigestión, nauseas, reflujo ácido, GERD, úlceras, cáncer esofágico y de estómago. Todos estos síntomas no están causados por un exceso de ácido o HCL en el estómago. Al contrario, ¡son el resultado de una carencia de base en forma de bicarbonato sódico!

14)  Por lo tanto el estómago NO es un órgano para la digestión tal como se enseña actualmente en TODOS los textos médicos y de biología, sino un órgano de contribución o de depósito. Su función es depositar jugos alcalinos en el estómago para alcalinizar los alimentos y la sangre que los transporta a las glándulas alcalinizantes.

15)  Existe un ritmo diario en las fluctuaciones de los fluidos corporales. Los ácidos almacenados son movilizados del tejido conectivo y los espacios de Pishiger mientras dormimos.

Estos ácidos alcanzan su máxima concentración (marea base) en este fluido, y por lo tanto la orina, hacia las 2 de la madrugada (es cuando está más ácida). El contenido ácido de la orina refleja directamente el contenido ácido del fluido en los espacios de Pishinger, el fluido de los compartimentos extracelulares del cuerpo. Por otro lado, los espacios de Pishinger se vuelven alcalinos al máximo alrededor de las dos de la tarde (inundación base) ya que es entonces cuando se genera más bicarbonato sódico (NaHCO3) en las células parietales del estómago para alcalinizar la comida y bebida que hemos ingerido.

16)  Si tu orina no está alcalina a las dos de la tarde definitivamente te hallas en un estado ACIDIFICADO y con falta de reservas alcalinas. El pH de la orina debiera estar entre 6´8 y 8´4, aunque el ideal es de 7´2 o más.

17)  Después de haber ingerido una comida rica en proteínas como la carne o el queso, los ácidos libres que se forman como los ácidos: sulfúrico, fosfórico, úrico y nítrico se enganchan a las fibras de colágeno para ser eliminados de la sangre y proteger el delicado pH de la misma y mantenerla a 7´365. Los iones de H+ o protones de estos ácidos son neutralizados por la siguiente marea base, el bicarbonato sódico producido después de la comida.  El ion de H+ o protón se combina con el carbonato o HCO3 convirtiéndose en ácido carbónico, H2CO3, transformándose en CO2 y H2O. El ácido sulfúrico y otros ácidos provenientes de las proteínas se neutralizan como sigue; dónde el HR representa a cualquier ácido con la R como su radical ácido (SO4, PO4, o NO3) HR+NaHCO3  <=> H2O + NaR (Ca, Mg, K) + CO2.

18)  A los doctores en medicina y sabios eruditos no se lo enseñan en la facultad de medicina y por esta razón  no comprenden o reconocen la acidosis latente tisular. Ellos sí entienden y reconocen la acidosis compensada y acidosis descompensada. En la acidosis compensada la frecuencia respiratoria aumenta para poder exhalar más ácido carbónico y disminuir el PCO2,  ya que el carbonato o HCO3 ha descendido.  Cuando la frecuencia respiratoria ya no puede aumentar más y los riñones ya no pueden continuar soportando el ritmo de la carga ácida, el pH en sangre comienza entonces a cambiar de 7´365 a 7´3 y luego a 7´2. Con un pH en sangre de 6´95 el corazón comienza a relajarse y el paciente entra en coma o fallece.

19)  El metabolismo resultante de la dieta de un adulto normal da lugar a la creación de 50 a 100 meq de iones de H+ o protones por día, los cuales deben ser excretados para poder mantener el equilibrio acido/base de la orina. Un meq  es un mili equivalente que expresa la concentración de sustancia por litro de solución, que se calcula al dividir la concentración en miligramos por 100 mililitros por el peso molecular.  Este proceso involucra dos pasos básicos; 1) la reabsorción del bicarbonato sódico filtrado o NaHCO3 y, 2)  la excreción de los 50 a 100 meq o iones de H+ producidos por día formados por el total de ácido y NH4+ o amonio. Ambos pasos involucran la secreción de iones de H+ o protones de las células renales a la orina.

20)  El bicarbonato sódico (NaHCO3) debe ser reabsorbido por el torrente sanguíneo, ya que la perdida de NaHCO3 aumentará la red de carga ácida y disminuirá la concentración de NaHCO3 en plasma. La perdida de NaHCO3 en orina es equivalente a la incorporación de iones de H+ (hidrogeniones) al cuerpo ya que ambos derivan de la separación del ácido carbónico o H2CO3.

21)  La bioquímica es: CO2 + H2O = H2CO3 = HCO3 + H +. Un individuo normal debería reabsorber 4.300 meq de NaHCO3 cada día. Los iones de H+ o protones (hidrogeniones) secretados se generan en las células renales por la división del H2O o agua. Este proceso también da lugar a la producción equimolar de OH- o iones de hidroxilos. Los iones de OH- se unen al zinc activo contenido en la anhidrasa carbónica intracelular; combinan entonces con el CO2 para formar iones de HCO3- que son llevados de nuevo a las células renales y devueltas a la circulación sistémica. Segundo, la carga ácida dietética es excretada por la secreción de iones de H+ o protones (hidrogeniones) en las células renales y expulsadas por la orina. Estos iones de H+ (hidrogeniones) o protones pueden hacer una o dos cosas; los iones de H+ o protones pueden combinarse con los amortiguadores urinarios, en concreto con el HPO4, en un proceso llamado acidez titulable (la bioquímica es; H+ + HPO4 = H2PO4), o con el sistema de taponamiento del fosfato, o los iones de H+ (hidrogeniones) o protones pueden combinarse con amoniaco (NH3) para formar amonio tal como sigue; NH3 + H+ = NH4

22)  Este amoniaco queda atrapado y concentrado en los riñones en forma de amonio siendo luego expulsado a través de la orina.

23)  Como respuesta a esta carga ácida, el 36% de los hidrogeniones o protones van al espacio intracelular a cambio de la liberación de Na+ (sodio) en el torrente sanguíneo. El 15% del ácido va al espacio intracelular para intercambiarse con el K+ (potasio) – muy común en la diabetes. El 6% de los hidrogeniones o protones o ácido penetran directamente dentro de la célula para ser amortiguados por procesos intracelulares. El 43% es amortiguado extracelularmente como NaHCO3 o bicarbonato sódico combinado con H+ o protones para formar H2CO3 o ácido carbónico que se descompone hasta convertirse en CO2 o dióxido de carbono para poder ser excretado por los pulmones. Un 10% del CO2 es excretado a través de los pulmones y el 90% es usado por el propio cuerpo para reabsorber minerales alcalinos y fabricar bicarbonato sódico para taponar los ácidos gastrointestinales y metabólicos.

La bioquímica es; CO2 + H2O = H2CO3 = HCO3 + H+

24) De todas las formas en que el cuerpo puede amortiguar los ácidos metabólicos y dietéticos, la excreción de residuos ácidos generados por la ingesta de proteínas (carne y queso) es el único proceso que no devuelve el bicarbonato sódico a la circulación sanguínea. Esto genera una pérdida de bases que es el predecesor de todas las enfermedades y achaques.

A largo plazo la única manera de reemplazar estas bases perdidas es comiendo más alimentos verdes alcalinos ricos en electrones y grasas poliinsaturadas de cadena larga. Ingerir carne y queso (lácteos) definitivamente es nocivo para tu salud. Esto es la razón por la que siempre digo, “un pepino al día mantiene alejado la medico mientras que comer carne, queso e incluso manzanas genera aún más exceso de ácido en el tejido conectivo coloidal, conduciendo a la acidosis latente tisular”.

25)  Después de más de 30 años de investigación y testando más de 500.000 muestras de sangre y alrededor de 1.000.000 muestras de orina y saliva he llegado a la conclusión de que el cuerpo humano es un organismo cuyas funciones son acidificantes, sin embargo es un organismo alcalino por diseño. Ingerir proteínas de origen animal, especialmente carne, queso y azúcar de cualquier fuente es una elección acidificante mortal, a menos que estés interesado en enfermar, no tener energía, y engordar con el tiempo.

Conclusión: El estilo de vida y dieta del pH es un programa enfocado en el fundamento principal de que el cuerpo es alcalino por diseño y sin embargo, todas sus funciones metabólicas son acidificantes. Esto hace que este programa sea el programa definitivo para prevenir y revertir el envejecimiento y el comienzo de las enfermedades y achaques. Yo diría que el estilo de vida y dieta del milagro del pH es la dieta para disfrutar de una vida más larga y más saludable.

Y por favor recuerda esta importante verdad, el ácido clorhídrico no es el causante de la digestión en el estomago, sino el resultado de la digestión. Comienza a alcalinizarte hoy y empieza a mejorar tu calidad y cantidad de vida hoy.

  FUENTE: http://hermandadblanca.org

DORMIR

Publicado: 25 enero, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:

fotosueno1

Dormir es un período de actividad del mismo nivel que estar despierto. Lo único que cambia son las percepciones sensoriales, que al dormir se reducen. El cuerpo continúa con su actividad, aunque de diferente manera: se esfuerza por realizar varias tareas para recuperarse de todo el día, garantizar su mantenimiento y prepararse para el día siguiente.

De ninguna manera podemos privar al cuerpo de esta actividad de recuperación, conservación y preparación, sin la cual se resentirían tanto nuestra salud como la calidad de nuestra “primera vida”, esa en la que nos encontramos despiertos y conscientes.

Las fases del sueño

Dormimos en ciclos de 90 a 120 minutos. Una noche de descanso está compuesta por entre tres y seis ciclos, y cada uno de ellos tiene cinco fases:

  • El adormecimiento. A la hora a la que solemos dormirnos, nuestro cerebro segrega las hormonas que provocan bostezos y somnolencia; es el momento en el que resulta más fácil quedarse dormido. A medida que el sueño nos va invadiendo, los músculos se relajan, nuestro estado de alerta disminuye y el pulso y la respiración se ralentizan. Duración: de 3 a 12 minutos.
  • El sueño ligero. Nos hemos quedado dormidos, pero cualquier estímulo exterior (un ruido o el contacto físico) puede despertarnos. Duración: de 10 a 20 minutos.
  • El sueño lento ligero. Los signos vitales se ralentizan y se hacen más regulares. La actividad muscular es prácticamente imperceptible. Todavía escuchamos ruidos exteriores, pero ya no nos despiertan. Duración: 10 minutos.
  • El sueño lento profundo. Ocupa la mayor parte de nuestro descanso. La temperatura disminuye y los signos vitales son completamente regulares. El cuerpo y el cerebro se encuentran en reposo. Duración: de 15 a 20 minutos.
  • El sueño paradójico: la actividad eléctrica de los ojos y el cerebro gana en intensidad. La mente está despierta, pero no percibe el entorno. El pulso y la respiración son irregulares. El consumo de aire y glucosa es tan alto como cuando se está despierto.

El ritmo de las ondas eléctricas del cerebro durante el sueño paradójico es similar al de cuando estamos despiertos. Aunque el cuerpo se encuentre inerte y la persona dormida, el cerebro está muy activo. Por eso a esta fase se la denomina sueño paradójico. Ocupa el 20% del primer ciclo y, a medida que la noche avanza, es cada vez más larga. Dura entre 15 y 20 minutos y equivale al 25% de nuestro descanso total.

Por qué hay que dormir

Dormir permite estimular las defensas inmunitarias, la gestión del potencial energético, el crecimiento, la regulación de la temperatura y la presión arterial, el descenso del estrés y la tensión, la conservación de la memoria, el aprendizaje, la producción hormonal y la división celular.

En concreto, el sueño lento (tanto el ligero como el profundo) permite al cuerpo recargar sus reservas de energía para el día siguiente y recuperarse físicamente, y hace que los órganos y tejidos dañados por los esfuerzos se regeneren. Durante la fase de sueño lento profundo tiene lugar la división celular y la producción de la hormona del crecimiento, que hace crecer a los niños y que en los adultos tiene un efecto “rejuvenecedor”.

El sueño paradójico es el momento de la noche consagrado a los sueños. Permite recuperarse de la tensión nerviosa, ordenar los recuerdos de la jornada, grabar la información y olvidar aquello que nos resulta inútil.

Aunque durante el sueño paradójico se produzca una gran actividad cerebral acompañada por un gran consumo de energía, este tipo de sueño es fundamental para la mente. De hecho, a diferencia del sueño lento, que resulta reparador desde el punto de vista físico, el sueño paradójico lo es desde el punto de vista mental.

Los síntomas de la falta de sueño

Afirmar que una noche de descanso tiene que durar un número concreto de horas y que esa cifra es válida para todo el mundo es un disparate.

Cuando nuestras noches son demasiado cortas, aparecen una serie de síntomas:

  • Bostezos. Una inspiración larga, una breve apnea, a continuación una espiración corta, seguida a veces de lagrimeo o estiramientos… todo ello permite estimular la vigilancia y proporciona una corta sensación de bienestar, a pesar del cansancio.
  • Ojeras. Aumenta la cantidad de sangre en el contorno de los ojos, donde la piel es extremadamente fina, produciendo un color oscuro. La transparencia de la piel depende de cada persona, lo que explica que a algunas personas se les noten más que a otras las ojeras.
  • Necesidad de excitantes. Cuanto más tiempo estamos despiertos, más adenosina -la hormona del cansancio- acumulamos. Este neurotransmisor se fija sobre los receptores del sistema nervioso y nos avisa de que necesitamos descansar. Los excitantes como el café no eliminan la fatiga, se conforman con esconderla, impidiendo a la adenosina que se fije sobre los receptores. El estado de vigilancia se ve temporalmente reforzado, pero eso no disminuye la necesidad de dormir.

Una solución para un mal descanso

La siesta es imprescindible para aquellos que se deben conformar con un tiempo de descanso nocturno menor del que necesitarían, tanto por motivos profesionales o escolares como por cualquier otra razón (haber prolongado una salida nocturna, haberse quedado viendo la tele hasta más tarde de lo que se pensaba…). La siesta les permite entonces saldar su “deuda de sueño”.

Pero no sólo en caso de déficit de sueño resulta beneficiosa la siesta, sino que lo es para todo el mundo. La somnolencia que experimentamos después de comer no se debe a la digestión (aunque una comida copiosa pueda acentuar el efecto), sino a una necesidad del cuerpo, que reclama un poco de descanso. Nuestro ritmo de vida se divide entre períodos de actividad y períodos de relajación y hay que saber cómo alternarlos.

¿Siesta “exprés” o siesta “a cuerpo de rey”?

La siesta exprés dura entre 10 y 20 minutos. Es demasiado corta como para que caigamos en un sueño profundo, permite que nos relajemos y también que nos despertemos a una hora fijada por nosotros mismos.

Por el contrario, la siesta a cuerpo de rey (de una hora o más) se consigue dejando que nos despertemos de manera natural. Tras esa siesta, al salir del sueño paradójico o del sueño profundo, la mente está confusa y tiene una sensación desagradable que tarda en desaparecer. Cuando se encuentre en esa situación, algunos ejercicios de gimnasia le servirán para despejar la mente.

Las siestas exprés no sólo son buenas cuando necesita un pequeño sueño reparador tras una noche en la que no ha dormido lo necesario. Por el contrario, son beneficiosas todos los días. Como en toda disciplina, sólo se puede llegar a dominarla con entrenamiento. Al despertarse, se encontrará más descansado, más alerta, más dispuesto y menos tenso.

La siesta a cuerpo de rey quedaría entonces reservada para algunos casos concretos:

  • Niños.
  • Trabajadores en turnos de noche; es obligatorio desayunar y descansar desde que se deja de trabajar y en las mejores condiciones posibles (es decir, sin riesgo de sufrir interrupciones).
  • Antes de una noche en la que se prevé que no se va a descansar lo suficiente. Se trataría de dormir después de mediodía anticipándose a un trabajo de noche o a una salida nocturna.

Cuando ha dormido mal, le resultará muy fácil echarse la siesta. Si se encuentra verdaderamente cansado, podrá hacerlo prácticamente en cualquier sitio. Yo mismo, que tengo de siempre un sueño ligero, suelo dormir la siesta muy a menudo. Y mientras que para poder pasar una buena noche necesito unas condiciones especiales (oscuridad, silencio, calidad del colchón, temperatura moderada, etc.), después de comer me resulta muy sencillo echarme una siesta exprés de 5 a 10 minutos.

Aunque prefiero con diferencia estar tumbado en un sofá para la siesta exprés, puedo conciliar el sueño casi en cualquier sitio si no queda otro remedio. Me acuesto boca arriba, me aíslo un poco (tapándome los ojos con lo que sea), respiro profundamente varias veces… y caigo dormido en segundos.

Su efecto es extraordinariamente beneficioso. Esos pocos minutos me sirven para ganar más horas (sí, horas) de trabajo productivo al final del día.

¡A su salud!

Juan-M Dupuis

¿A quien buscamos?

Publicado: 25 enero, 2014 en filosofia

gty

Cuando pides y reclamas conocer a tu alma gemela…

Estás seguro/a que sabes y entiendes lo que quieres?
Si no te conoces bien a tí mismo/a, ¿como podrías reconocerte en tu alma gemela cuando te la cruces?
Por otro lado, ¿realmente buscas a tu “alma gemela”, o en verdad estás buscando a tu “ego gemelo”?

 

Ruta por la Venecia nocturna

Publicado: 25 enero, 2014 en noticias

Atardecer en el Gran Canal, Venecia | © Javier García Blanco

Atardecer en el Gran Canal, Venecia | © Javier García Blanco
Nadie duda de que Venecia es uno de los destinos turísticos más románticos de todo el mundo pero, dependiendo de las fechas en las que visitemos la sugerente ciudad de los canales –y especialmente durante los meses de verano– es más que probable que nos veamos rodeados por una imparable “horda” de turistas que complique nuestros planes de disfrutar de unos días románticos en la capital del Veneto.
¿Qué podemos hacer en ese caso? Una buena alternativa es “darle la vuelta” al reloj y programar parte de nuestras escapadas por la ciudad a partir de que el sol se haya puesto por el horizonte. Para ello lo más recomendable es disponer de nuestro alojamiento en la propia Venecia (por ejemplo a través de Go with Oh), y no en la cercana Mestre, pues dependiendo de la hora de la noche a la que decidamos volver a descansar, los transportes públicos se limitarán a los carísimos taxis acuáticos.
Puesta de sol desde el puente dell'Accademia, Venecia | © Javier García Blanco - Istockphoto

Puesta de sol desde el puente dell’Accademia, Venecia | © Javier García Blanco – Istockphoto
Organizar nuestros paseos nocturnos por Venecia tiene varias ventajas: además de librarnos de las aglomeraciones –la mayor parte de los turistas extranjeros cenan a horas tempranas y se retiran a descansar a horas muy “prudentes”–, con la puesta de sol las temperaturas son mucho más agradables –siempre y cuando viajemos en verano, claro está– pero, sobre todo, la ciudad, sus calles y sus canales adquieren un aire misterioso del que no gozan durante el día.
Un punto de partida inmejorable para esta ruta nocturna por Venecia puede consistir en presenciar la puesta de sol –y la progresiva iluminación de la ciudad– desde el Gran Canal, ya sea en los escalones siempre atestados del puente Rialto o desde la pasarela del puente dell’Accademia.
Piazzeta de San Marcos, con la basílica al fondo | © Javier García Blanco

Piazzeta de San Marcos, con la basílica al fondo | © Javier García Blanco
Plaza de San Marcos, con los edificios bellamente iluminados | © Javier García Blanco

Plaza de San Marcos, con los edificios bellamente iluminados | © Javier García Blanco
Palacio Ducal, puerta de la Carta | © Javier García Blanco - Istockphoto

Palacio Ducal, puerta de la Carta | © Javier García Blanco – Istockphoto
A continuación podemos dirigirnos hasta la plaza de San Marcos, donde los porches del Museo Correr y las Procuradurías Nueva y Vieja se engalanan con una iluminación espectacular. A sus espaldas la imponente basílica de San Marcos y el orgulloso Palacio Ducal también ofrecen una estampa bien distinta a la diurna y, aunque a estas horas no podemos visitar su interior, disfrutar de sus estampas iluminadas bien merece el paseo.
Una pareja descansa junto a uno de los canales venecianos | © Javier García Blanco

Una pareja descansa junto a uno de los canales venecianos | © Javier García Blanco
Desde aquí podemos caminar unos metros hasta el cercano bacino de San Marcos, para disfrutar de las vistas de la isla de san Jorge, de la punta della Dogana y de la basílica de La Salute, al otro lado de las aguas del canal.
Paseo nocturno en góndola | © Javier García Blanco

Paseo nocturno en góndola | © Javier García Blanco
Por último, y aunque el reloj haya pasado de la medianoche, tampoco tendremos dificultad en encontrar algún gondolero dispuesto a darnos un romántico paseo en góndola por los canales apenas iluminados o, en su defecto, podemos dirigir nuestros pasos hasta las tranquilas calles del Cannaregio, y pasear por las oscuras y misteriosas callejuelas y piazzettas de lo que antaño fue el ghetto judío.

1) Entrevista a Colin Campbell (subtitulado en español):
Parte1: http://www.youtube.com/watch?v=HvA55xj8iMI
Parte2:http://www.youtube.com/watch?v=dlr1NfQBnEMParticipa en el film “Forks over Knives”
————–
2) Entrevista al Dr. Caldwell Esselstyn (subtitulado en español):
Parte1a: http://www.youtube.com/watch?v=tQPFNy8I0i0
Parte1b: http://www.youtube.com/watch?v=IZ4qMGeKNtw
Parte2a: http://www.youtube.com/watch?v=0niFG8llZik
Parte2b: http://www.youtube.com/watch?v=P-ifehPx1Ds
Parte3a: http://www.youtube.com/watch?v=umfp7UTkvhA
Parte3b: http://www.youtube.com/watch?v=0mwF6UQQbHE

extracto de: La semilla de mostaza, Osho

Publicado: 25 enero, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:
Piensa en lo natural, en lo posible, en lo fácil.
No pienses en lo imposible, en lo difícil, en los retos.
Al ego siempre le gusta hacer lo imposible.
Es un fracaso, tiene que ser un fracaso.
Pero al ego le gusta tomar el reto de lo imposible, porque entonces sientes que eres alguien.
Contra una meta imposible
te vuelves un gran luchador.
Y la religión es simple, fácil, natural
-¡no es en absoluto montarse en un caballo!
Tan solo es un paseo matutino,
no ir a ninguna parte;
el fin es simplemente caminar,
no hacer nada en particular,
simplemente disfrutar de la brisa matutina,
del sol,
de las aves
simplemente
disfrutarte a ti mismo.
tyu

ASTROLOGÍA

Publicado: 25 enero, 2014 en Uncategorized
LA ASTROLOGÍA LLEGA A LA U.B.A

Desde este viernes 23 de agosto, se dictará en la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad de Buenos Aires, un curso sobre sus orígenes. Es gratuito, con inscripción online.

Destinado a aquellos que les interese la historia, la sociología, la antropología y los procesos culturales en general.

Entre los siglos I y II tomó su forma súbita y casi definitiva lo que hoy Occidente llama astrología: las correlaciones entre factores celestes y la vida humana, en particular considerando el momento del nacimiento. La inventiva griega romanizada tomó elementos de otras tradiciones y les dio su propio sello en una cosmovisión a medio camino entre la ciencia y la religión que influyó en variados aspectos de la cultura europea hasta hoy.
Extensamente practicada en los cinco continentes, los textos que testimonian su formación nos permiten comprender los rasgos filosóficos, religiosos y sociales de un momento cultural fundante, así como sus antecedentes e influencias posteriores. El interés central del curso será ofrecer una aproximación a la cultura helenística del imperio romano de los siglos I al IV a través de los textos astrológicos sobrevivientes de ese período para aquellos interesados en las tradiciones culturales propias del helenismo, del cercano oriente y del discurso científico, sean o no estudiantes universitarios y a quienes les interese la historia, la sociología, la antropología y los procesos culturales en general, así como de la irrupción de la astrología (en su acepción moderna) en la cultura occidental, tengan o no conocimientos previos sobre el tema o sobre la lengua griega.

El profesor a cargo es el Licenciado Jerónimo Brignone, quien por un lado dicta clases de griego moderno y es director de la Cátedra Libre de Estudios Griegos, Bizantinos y Neohelénicos en esa facultad, a la par que es Presidente de la Fundación Centro Astrológico de Buenos Aires, institución con más de 50 años de trabajo mundialmente reconocido.

El curso, gratuito y abierto a toda la comunidad. La cita es este viernes de 17 a 19 en el aula 131. La cantidad de horas del curso es de 24 horas.
Desde este viernes 23 de agosto se dicta en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

Más info ingresando aquí o escribiendo al mail: inscripcionesseube@filo.uba.ar

Osho

Publicado: 25 enero, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:

Se requiere coraje: Coraje para ser uno mismo, y coraje para meterse dentro de uno mismo.

No conozco coraje más grande que ese.

amanecer

Daniel Gagliardo

Publicado: 25 enero, 2014 en filosofia
Etiquetas:

“Vivimos una expresión cíclica de la energía definible como de transición. Es decir, operan en absoluta armonía, leyes del ciclo que fenece, y, aquellas otras, propias de la nueva manifestación polar que paulatinamente incremente su regencia. De este modo, quienes no pueden abrirse a lo nuevo, confirman su compromiso con aquello que abiertamente esta entrando en hipofunción y caducidad”.

 chao_pescao_02

Daniel Gagliardo – Por el amor de Ariadna

huerto.art

Una buena organización permite que un huerto familiar montado en el jardín ofrezca los mejores resultados

magen: Gabriel Flores RomeroAdemás de proporcionar productos frescos y naturales a quienes lo trabajan, un huerto familiar resulta un entretenimiento muy agradable para muchas personas. Y no exige grandes superficies: una pequeña parcela en el jardín es suficiente. Este artículo enumera los beneficios de montar un huerto familiar y varios consejos para su planificación eficiente. También destaca la importancia de complementos como el compostaje y el aprovechamiento del agua de lluvia para que la plantación resulte más sostenible.

Montar un huerto en el jardín ofrece varios beneficios. Por un lado, permite obtener productos para el consumo familiar. Además del ahorro de dinero que esto significa, también supone asegurarse de que se está ante productos sanos y naturales, así como la satisfacción de disfrutar del fruto del propio trabajo. Por otro lado, el huerto es un pasatiempo agradable para muchas personas. Y, por si fuera poco, el espacio que se destina a él constituye una manera más de decorar el jardín.
Consejos para la planificación de un huerto familiar
De factores como el tipo de suelo y el clima de la región dependerá la elección de las especies más adecuadas para el huerto
Para poner un huerto, uno de los primeros puntos que se deben tener en cuenta es el espacio disponible. Como mínimo se debe procurar tener una superficie de unos 12 metros cuadrados (lo que es igual a un rectángulo de 3 x 4 metros). Se supone que 100 metros cuadrados (el equivalente a un cuadrado de 10 metros de lado) son suficientes para abastecer de frutas y verduras durante todo el año a una familia compuesta por tres personas. De todos modos, también es posible cultivar los llamados huertos urbanos, a través de macetas en la terraza o el balcón.
Cuanto mejor se planifique el huerto antes de ponerse manos a la obra, más exitosos serán los resultados posteriores. Por eso, durante la organización conviene hacer caso a los siguientes consejos:
·         Buscar un área que reciba luz natural la mayor parte del día. Conviene evitar la sombra de árboles o edificios. En el caso de los árboles, se pueden podar las ramas bajas para procurar que la sombra no alcance el terreno seleccionado. Si el único sitio disponible recibe poco sol, también es posible montar un huerto, pero solo para especies que pueden desarrollarse en esas condiciones, como espinaca, col, coliflor, perejil, lechuga, habas y rábanos.
·         Colocar un cortavientos. El objetivo es proteger las plantaciones de las corrientes de aire. Es aconsejable que deje pasar algo de aire, es decir, que no sea un muro, sino un seto o un vallado. Lo malo de los setos es que tardan bastante en crecer, exigen bastantes cuidados y consumen agua y nutrientes del suelo, que en este caso conviene reservar para los ejemplares del propio huerto. Por eso, resultan mejores los vallados de mimbre, brezo o fibras similares o una valla de alambre cubierta por plantas trepadoras o incluso por un plástico con orificios.
Es preciso colocar un vallado que impida a mascotas y niños pequeños el acceso al huerto
·         Instalar un vallado protector. Además de las corrientes de aire, las mascotas -sobre todo perros y gatos– y los niños pueden estropear las plantaciones. Para los pequeños, además, pasear por allí puede resultar peligroso, por la posibilidad de que haya plagas, de que se lleven objetos pequeños a la boca, etc. Por eso, se recomienda que, si viven animales o niños pequeños en la casa, el vallado les cierre también a ellos el acceso.
·         Prever la disposición del huerto. Existen dos maneras de colocar el huerto: en hileras o en macizos (pequeñas parcelas rectangulares). Desde luego, es fundamental elegir una de ellas antes de comenzar a plantar. En ambos casos, se debe trazar el diseño del huerto de tal forma que se pueda acceder sin problemas a todo el terreno, sin necesidad de pisar el suelo plantado. Para ello, hacen falta senderos interiores lo bastante grandes para que quepa una persona. Y, además, hay que tener en cuenta que las plantas no se deben colocar tan cerca unas de otras ni en cantidad excesiva, para evitar que cuando crezcan se molesten entre sí o tengan que competir demasiado por los nutrientes del suelo y la luz del sol.
·         Elegir las especies más adecuadas. Para ver cuáles son las especies apropiadas, hay que tener en cuenta varios factores, como el tipo de suelo, el clima de la región, el espacio disponible y los gustos de las personas que consumirán los productos. Si se eligen las especies por tandas, es posible contar con productos frescos durante todo el año. Con el fin de tomar las mejores decisiones en este sentido, conviene consultar con atención los catálogos de semillas y las instrucciones que vienen en los paquetes, y hablar con los empleados y encargados de las tiendas que las venden.
Compost y agua de lluvia, para montar un huerto más sostenible
Si se cuenta con espacio de terreno suficiente, es posible incorporar al conjunto un par de complementos que harán el huerto más sostenible.
Uno de ellos es un dispositivo compostador, que permite reutilizar los desechos de las plantaciones -además de otros residuos orgánicos- y generar con ellos abonos naturales con los cuales alimentar el suelo del propio huerto.
El otro complemento es un estanque o aljibe, con el que se puede acumular agua de lluvia que más tarde se pueda utilizar en el riego de la plantación. Este método es muy valioso en zonas de poca humedad, y favorece tanto a las plantas (el agua de lluvia constituye un agua de riego de gran calidad) como al medio ambiente y la propia economía, al reducir los gastos en la factura del agua.