Archivos para 22 enero, 2014

VideoArt

Publicado: 22 enero, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:

VideoArt nos conecta con la experiencia de ser consciente más allá de la mente. Proporciona una experiencia integral y verdaderamente no-dual. El cine en sí mismo tiene la capacidad de dejar la mente pensante en segundo plano y al mismo tiempo nos abre a lo que vemos. Las imágenes y la música, en combinación con frases selectas basadas en la Conciencia realizada, son de tal forma elegidas que provocan un estado de serenidad, realizada,  quietud y profunda comprensión.

La duración de los vídeos es de 5 a 15 minutos, ideal para tomar un contacto breve y profundo con el conocimiento de uno mismo o simplemente  disfrutar de la belleza de la música e imágenes y dejando que nos lleve a la paz profunda. 

http://www.karstenramser.net/#!videoart/cb9f

mediumnidad…

Publicado: 22 enero, 2014 en Uncategorized
“Existen personas dotadas de facultades mediúmnicas: captan
mensajes en el invisible, imágenes, corrientes de fuerzas.
Muchos envidian este don, sin sospechar los riesgos que comporta
si estas personas se contentan con transmitir lo que ellas han
recibido sin preguntarse sobre la naturaleza de lo que han
captado. ¿Son o no verídicos estos mensajes? ¿Vienen del mundo
de la luz o del de las tinieblas?… Éstas son las preguntas que
habría que plantearse.
El que posee facultades mediúmnicas debe, más que nadie, hacer
un verdadero trabajo con el pensamiento. Sólo así, estas
facultades llamadas extrasensoriales, serán útiles para él
mismo y para los demás. Hasta que no haya hecho este trabajo, no
será otra cosa que una especie de tubo que deja pasar
indiscriminadamente agua limpia y agua sucia. Pero el día en que
llegue a ser un médium consciente, será como la rama de un
árbol que sabe transformar la savia que recibe para formar
hojas, flores y frutos.”

Omraam Mikhaël Aïvanhov

NUESTRA MAESTRIA

Publicado: 22 enero, 2014 en Uncategorized

Estoy absolutamente persuadida, TODOS SOMOS MAESTROS…
de nosotros mismos y de los otros.
Son las Relaciones el medio de aprendizaje óptimo; en nuestras afinidades y nuestros desencuentros, todos estamos reflejando, resonando al Gran Alma en todas las manifestaciones posibles…
En La ESCUCHA de lo que nos decimos y decimos a los demás está la clave que determina cuanta CONCIENCIA tenemos de nuestra MAESTRIA.

41

 

image001(3)

Muchas personas comienzan a percibir hoy que estamos en el transcurso de una transición planetaria.

De entre estos individuos, sólo algunos pocos, aún, comprenden que aquella transición debe encontrar en ellos campo para su manifestación.

Todavía menor es el número de seres que, con osadía, entregan su vida al cuidado de las simientes que se abren paso hacia lo alto.


El vaciamiento de todo lo viejo nos es requerido.

La disponibilidad para nuevos patrones de existencia nos torna auxiliares de la nueva polaridad planetaria.

 

Los patrones de referencia, son la única posibilidad cierta que, aquella Voluntad Superior a la que debemos entregarnos, podrá utilizar para su manifestación. Nuestra entrega no es vista como genuina desde los niveles internos, hasta que persistentemente no refractamos o limitamos, la influencia que el juego de fuerzas albergado en los niveles materiales ofrece.

 

El desapego, y la ausencia de preconceptos, nos abren el camino hacia la Ley Evolutiva Superior.

Fuertes vínculos con el cosmos, se revelan como promesa para la Nueva Humanidad.

 

La antesala y anticipo de ese futuro, pueden ser percibidos por aquellos que abiertos a lo inédito, en silencio ensayan el contacto interior.


Thich Nhat Hanh

Publicado: 22 enero, 2014 en Uncategorized
ddddd
Recientemente, un amiga me preguntó:
“¿Cómo puedo obligarme a sonreír cuando estoy llena de dolor? No es natural.”
Le dije que ella debe ser capaz de sonreír a su pesar, porque somos más que nuestra tristeza.
Un ser humano es como un aparato de televisión con millones de canales.
Si giramos en el Buddha, somos el Buda.
Si giramos en el dolor de entonces, somos dolor.
Si nos volvemos en una sonrisa, somos realmente la sonrisa.
No podemos permitir que un solo canal nos domine.
Tenemos la semilla de todo en nosotros,
y tenemos que aprovechar la situación en nuestras manos,
para recuperar nuestra soberanía.

~

2013-10-25

El 27 de septiembre algunos cientos de científicos, el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), se reunieron en Estocolmo para evaluar el nivel de calentamiento global, y nos trasmitieron datos preocupantes: «las concentraciones de dióxido de carbono (CO2), de metano (CH4) y de óxido nitroso (N2O), principales responsables del calentamiento global, superan ahora considerablemente las concentraciones más altas registradas en núcleos de hielo durante los últimos 800.000 años». La actividad humana ha influido en este calentamiento con una certeza del 95%. Entre 1951 y 2010 la temperatura aumentó entre 0,5 °C y 1,3 °C y en algunos lugares ya ha alcanzado los 2 °C. Las previsiones para Brasil no son buenas: a partir de 2050 podemos tener verano permanente durante todo el año.
Esta temperatura puede tener efectos devastadores para muchos ecosistemas y para los niños y personas mayores. Los científicos del IPCC hacen una súplica apasionada a la gente para iniciar una acción inmediata a nivel mundial en términos de producción y de consumo que puedan detener este proceso y reducir sus efectos nocivos. Como dijo uno de los coordinadores del informe final, el suizo Thomas Stocker: «La pregunta más importante no es dónde estamos hoy, sino dónde estaremos en 10, 15 o 30 años. Y eso depende de lo que hagamos hoy».
Al parecer, se está haciendo muy poco o nada de forma articulada y global. Los intereses económicos de acumulación ilimitada a costa del agotamiento de los bienes y servicios naturales prevalecen sobre las preocupaciones por el futuro de la vida y la integridad de la Tierra.
La percepción fundamental que uno tiene al leer el resumen de 31 páginas es que vivimos en una especie de mundo que destruye sistemáticamente la capacidad del planeta para sostener la vida. Nuestra forma de relacionarnos con la naturaleza y con la Tierra en su conjunto es ecocida y geocida. Siguiendo en esta dirección, seguramente vamos a conocer una tragedia ecosocial.
El propósito de un sinnúmero de grupos, movimientos y activistas se concentra en la identificación de nuevas formas de vivir de manera que garanticemos la vida en su gran diversidad y que vivamos en armonía con la Tierra, con la comunidad de la vida y con el cosmos.
En un trabajo que nos llevó más de diez años de investigación intensiva, a un educador experto en cosmología moderna Marcos Hathaway, canadiense, y a mí, tratamos de ensayar una reflexión cuidadosa que incluyese la contribución de Oriente y Occidente a fin de delinear una dirección viable para todos. El libro se llama: “El Tao de la Liberación: Explorando la Ecología de Transformación” (Voces 2012). Fritjof Capra le hizo un hermoso prólogo y la comunidad científica norteamericana ha recibido la edición en inglés con beneplácito, pues el Instituto Nautilus nos concedió en 2010 la medalla de oro en Ciencia y Cosmología.
Nuestra investigación parte de la siguiente observación: hay una aguda patología inherente al sistema que actualmente domina y explota el mundo: la pobreza, la desigualdad social, el agotamiento de la Tierra y el fuerte desequilibrio del sistema-vida. Las mismas fuerzas e ideologías que explotan y excluyen los pobres también están devastando toda la comunidad de vida y socavando las bases ecológicas que sostienen el planeta Tierra.
Para salir de esta situación trágica estamos llamados, de una manera muy real, a reinventarnos como especie. Para ello necesitamos sabiduría que nos lleve a una profunda liberación/transformación personal, pasando de señores sobre las cosas a hermanos y hermanas de las cosas. Esa transformación implica también una liberación/reinvención colectiva a través de otro diseño ecológico, que nos impulse a respetar y a vivir de acuerdo con los ritmos de la naturaleza. Debemos saber qué extraer de ella para nuestra supervivencia colectiva y cómo aprender de ella, pues ella se estructura sistémicamente en redes de inter-retro-relaciones que aseguran la cooperación y la solidaridad de todos con todos y dan sostenibilidad a la vida en todas sus formas, especialmente a la vida humana. Sin esta cooperación/solidaridad nuestra con la naturaleza y con los seres humanos, no encontraremos una salida eficaz.
Sin una revolución espiritual (no necesariamente religiosa) que envuelva otra mente (nueva visión) y un nuevo corazón (nueva sensibilidad) en vano buscaremos soluciones meramente científicas y técnicas. Estas son indispensables, pero integradas dentro de otro marco de principios y valores que son la base para un nuevo paradigma de civilización.
Todo esto está dentro de las virtualidades del proceso cosmogénico y también dentro de las posibilidades humanas. Es importante creer en tales realidades. Sin la fe y la esperanza humanas no vamos a construir un arca salvadora para todos.