LA GRAN SANTIDAD

Publicado: 19 enero, 2014 en Uncategorized

 

“El conocimiento es inherente a todas las cosas. El mundo era una biblioteca y sus libros fueron las piedras, las hojas, el pasto, los arroyos, las aves y los animales que comparten, junto con nosotros, las tormentas y las bendiciones de la Tierra. Aprendimos a hacer, lo que sólo el estudioso de la Naturaleza llega a aprender, sentir la belleza. Nunca pusimos cerco a las tormentas, los vientos furiosos, las hirientes heladas y las nieves. Por ello se intensificaba la futilidad humana, entonces lo que llegaba, debía ser ajustado con más esfuerzo y energía, si era necesario, pero sin queja alguna. Los días brillantes y oscuros eran expresiones del Gran Misterio, y el Nativo se deleitaba estando cerca de la Gran Santidad…”

Oglala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s