Sicut vita finis ita: morimos como vivimos

Publicado: 30 noviembre, 2013 en Uncategorized

vida_tras_la_vida

La muerte no destruye la vida, sólo la cambia.
El futuro no es más que una ilusión inferida de nuestro estado actual.
Lo que importa no es la extensión de la vida, sino la profundidad de la vida. Lo que importa no es alargar la vida, sino sacar tu alma del tiempo, como sucede con cada acto sublime. Sólo entonces se colma tu vida.
Y no te hagas preguntas acerca del tiempo. Jesucristo no explicó nada sobre la eternidad de la vida, pero su influencia condujo a la gente hacia lo eterno. Ralph Waldo Emerson.

No es la meditación, sino la vida, lo que nos proporciona fe en la eternidad. No te convencerá el razonamiento de la necesidad de la vida después de la muerte, sino el ejemplo: cuando caminas muy cerca de una persona, cogidos de la mano, y esta persona desaparece en un abismo, párate ante el abismo y trata de escudriñarlo.

El grado de miedo a la muerte que sientes equivale a tu grado de comprensión de la vida. Cuanto menos temas a la muerte, más libertad, tranquilidad y comprensión de la grandeza de tu espíritu y de la alegría de la vida poseerás.

La comprensión de la eternidad forma parte de la naturaleza del alma humana.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s