O. M. Aivanhov

Publicado: 3 noviembre, 2013 en Uncategorized
Etiquetas:

 

bg

La alimentación es únicamente un medio.

Lo más importante es la vida psíquica, la vida espiritual, la comida viene después.

Una adecuada alimentación no ha evitado nunca que ciertas personas

fueran malas, viciosas y que quisieran destruir el mundo entero. El

vegetarianismo tampoco es todopoderoso: ¡Hitler era vegetariano!

Mientras otros que comían carne o una comida inadecuada, se convirtieron

en santos y en profetas. No habían hecho ningún estudio, comían lo que

encontraban, vivían sin higiene, pero habían dado preponderancia al

espíritu, y con las pocas verdades que conocían, un amor inmenso por esas

verdades y una voluntad inflexible por realizarlas, hacían maravillas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s