Archivos para 9 julio, 2013

CIENCIA

Lo que sigue no viene de un texto religioso ni nueva era: es rigurosamente científico. Se apoya en la física cuántica.

·         Puedes crear tu propio mundo. Si el pensamiento que transmites sobre lo que quieres es bien claro y definido, lo atraerás.

·         Compartir e interactuar con las personas es lo que de verdad nos va a hacer felices

(…)

Todo este fascinante mundo cuántico abre una enorme y misteriosa puerta al mundo espiritual. Somos como grandes antenas electromagnéticas. Dependiendo de nuestra energía vamos aatraer a unas posibilidades o a otras, de las infinitas que nos ofrece el universo.

Y la pregunta es: ¿qué señal estás tu transmitiendo al universo? Porque puede depender de ella lo que recibas. Siendo conscientes de esto tenemos la capacidad de cambiar nuestra energía,  para ello primero tenemos que cambiar el pensamiento, salir de nuestra rutina, de nuestro tiempo y de nuestro cuerpo. Imaginar situaciones deseadas es una forma muy sencilla de hacerlo ya que al imaginar nuevas situaciones, como el cerebro no tiene ojos, no sabe si lo que pensamos, soñamos o imaginamos, está pasando de verdad o no.

De esa forma nos adelantamos a lo que queremos,  las funciones celulares de la felicidad se ponen en marcha: serotonina, endorfinas, dopamina…  Y co-creamos con el universo. Puedes crear tu propio mundo. Si el pensamiento que transmites sobre lo que quieres es bien claro y definido, lo atraerás. Podemos relajarnos, confiar en la vida, co-crear con el universo y disfrutar de nuestra existencia.
Compartir e interactuar con las personas es lo que de verdad nos va a hacer felices. Somos seres espirituales y además de necesitar cosas necesitamos nutrirnos de amor, compartir y sentir paz y serenidad.

Extracto de:  Cómo repercute la física cuántica en nuestras vidas 

El artículo nuevamente cuenta de cómo el testigo cambia el resultado del experimento, literalmente esto ha sido demostrado científicamente cuando se experimente en el ámbito de física de las partículas o física cuántica. Es decir, el pensamiento influye contundentemente en la realidad. Este experimento es tan trascendental para la humanidad que no entendemos cómo es que en las Universidades, periódicos, radios y televisoras no están disertando sobre esto en primeras planas, para finalmente tomar la decisión más básica del mundo: educar en las escuelas básicas a nuestros niños para cambiar a un pensamiento positivo sobre su realidad, ya que son responsables de crearla.

Así de fuerte y claro señoras y señores, es urgente tomar consciencia y comenzar a vivir con una actitud más responsable, a dejar de ser horrorosamente reactivos sino proactivos. Para que ante la conflictividad que vivimos, seamos más adultos y reflexionemos, para elegir de nuestros pensamientos, los más positivos, los más constructivos para solucionar las problemáticas y no para atizarlos.

Les informo con base científica a los que tienen un pensamiento tóxico constante de rabia desasosiego, desesperación: no importa a quién están culpando de sus desgracias, a los únicos que les están haciendo daño, es a ustedes mismos. Lo explicamos muy bien en el artículo:el pensamiento negativo, la peste de las neuronas.

Nada justifica quedarte en la lamentación, lapidando a otros para justificar tu desgracia, ya basta. Se varón levántate, piensa y hazte cargo de un mundo mejor para ti y los tuyos.

El momento es ahora.

http://despierten.wordpress.com/2013/06/06/oficialmente-ciencia-admite-nuestros-pensamiento-crean-realidad/


 

993024_572899606102516_577030209_n

Un medico intuitivo tuvo una perspectiva única sobre por qué las personas no se curan. Él solía pensar que todo el mundo quería ser sanado. Y llegó a la conclusión de que  “La sanación es muy poco atractiva”

Los impedimentos para la curación incluyen renunciar a vivir en el pasado, dejar de ser víctima, y el miedo al cambio. Dirigir el pensamiento y la energía hacia el pasado desvía la fuerza vital de las células y los órganos que necesitan esa energía para funcionar y sanar.

La curación requiere vivir en el presente, recuperando la energía de los traumas y heridas del pasado. Dice que la única razón para alimentar y mantener vivo el pasado es a causa de la amargura de lo que pasó.
Negarse a perdonar un evento o a una persona del pasado produce fugas energéticas del cuerpo. El perdón sana estas filtraciones. El perdón no tiene nada que ver con no culpar a otros por las heridas que causaron.
Tiene más que ver con “liberarnos de la percepción de víctima”.
Cuando podemos ver un acto doloroso como parte del proceso de la vida, como un mensaje o un desafío en lugar de una traición personal, la energía vital fluye de vuelta a los circuitos de energía del cuerpo físico.
Las personas no se curan porque no se han liberado de la ilusión de ser víctima. Con demasiada frecuencia, la gente obtiene poder con sus heridas porque han encontrado que suscita el apoyo de otros. Las heridas se convierten en un medio de manipular y controlar a los demás.
Generalmente, la recuperación requiere hacer cambios en el estilo de vida, medio ambiente, y relaciones. El cambio puede ser aterrador.
Es fácil mantenerse en un compás de espera, alegando que uno no sabe qué hacer, pero rara vez es cierto. Cuando estamos en un compás de espera, es porque sabemos exactamente lo que debemos hacer, pero estamos aterrorizados para actuar en consecuencia…
El cambio es alarmante, y la espera da sensación de seguridad, cuando la única manera de adquirir ese sentimiento de seguridad es entrar en el torbellino de los cambios y salir por otro lado, sentirse vivo otra vez.
La sanación requiere acción. Comer adecuadamente, hacer ejercicio diario, tomar el medicamento adecuado, genera cambios saludables en el físico.
Soltar el pasado, dejar puestos de trabajo estresantes o relaciones inadecuadas, son acciones que sostienen la energía del cuerpo.
Lo que apoya al uno apoya al otro, porque la energía física y energética están inextricablemente unidas.
Incluso el proceso de morir, al que todos nos enfrentamos, puede convertirse en un acto de sanación de viejas heridas que son liberadas resolviendo asuntos pendientes con los seres queridos.

VESTIDURAS . Jalil Gibrán

Publicado: 9 julio, 2013 en Uncategorized
13586_03-posada-el-castillo-de-mochima
Cierto día Belleza y Fealdad se encontraron a orillas del mar. Y se dijeron:

-Bañémonos en el mar.

Entonces se desvistieron y nadaron en las aguas. Instantes más tarde Fealdad regresó a la costa y se vistió con las ropas de Belleza, y luego partió.

Belleza también salió del mar, pero no halló sus vestiduras, y era demasiado tímida para quedarse desnuda, así que se vistió con las ropas de Fealdad. Y Belleza también siguió su camino.

Y hasta hoy día hombres y mujeres confunden una con la otra.

Sin embargo, algunos hay que contemplan el rostro de Belleza y saben que no lleva sus vestiduras.


Y algunos otros que conocen el rostro de Fealdad, y sus ropas, no lo ocultan a sus ojos.

labellaylabestia
La gente guapa gana más, tiene más influencia, se le cree con más frecuencia y reciben penas de cárcel menores. Ni las buenas intenciones ni la corrección política pueden prevenir esta situación. Más aún: nadie está consciente de que la gente más atractiva está siendo favorecida, de modo que esto no cambiará nunca, asegura Matthijs van Leeuwen, psicólogo social en la Universidad Radboud de Nijmegen (Holanda).
En la cafetería, los estudiantes no parecen estar sorprendidos.
“… me puedo imaginar que la gente piense que los guapos también son los más simpáticos….”
“… yo creo que ayuda ser guapo…”
“… pienso que efectivamente la gente guapa es privilegiada aunque sea de forma inconsciente….”
¿Qué define “guapo”? El atractivo de la gente es curiosamente uniforme y se extiende por todas las razas y culturas. Hay algunas reglas básicas que son comunes a todo el mundo. En general encontramos bello un rostro simétrico; en segundo lugar, facciones regulares, es decir que todo es proporcional y, por último, apreciamos las características propias del género, es decir labios carnosos en una mujer o una mandíbula recta en un hombre.
Significativo
Matthijs van Leeuwen enfatiza que todos, aunque sea inconscientemente, favorecemos a la gente guapa. El sociólogo hizo examinar a un grupo de personas cientos de fotografías de gente guapa y fea. Ante cada foto el voluntario tenía que elegir rápidamente una palabra de una lista de términos positivos y negativos.
Por ejemplo, “serenidad” ante la foto de un molino, o estrés, ante una cáscara de naranja. El resultado fue, como se suele decir, “significativo”.
“Si ves un rostro atractivo, en una pantalla, por ejemplo, no es fácil relacionarla tan rápido con una palabra negativa. Se piensa de inmediato en una palabra positiva. Existe una forma de reacción espontánea en el cerebro que activa automáticamente ideas positivas cuando ves una persona atractiva, de forma inconsciente, no controlable.”
Y es en esta forma inconsciente y no controlable donde está el veneno de la situación: la gente no es capaz de reconocer ella misma su preferencia por los semejantes más guapos, y actúa, por lo tanto, de ese modo.
Sexo
Además se registró otro resultado llamativo: el sexo o las preferencias sexuales no tuvieron efecto alguno en la tendencia a favorecer a la gente más guapa. En otras palabras, los hombres reaccionaron de forma igualmente positiva ante fotografías de hombres apuestos como de mujeres bellas. Para las mujeres fue lo mismo. Van Leeuwen y su equipo se encontraron ante un enigma: “Realmente no puedo creer que todo el mundo sea bisexual.”
El investigador creó una nueva serie de exámenes en las que las fotos de personas bonitas o feas se podían eliminar o acercar con un “joystick”. Y ahora se presentó una tarea extra para los examinados.
“Pensamos: ‘bien, quizás se debe a que la gente no logra excitarse lo suficiente’, ya que sabemos que cuando se activan los pensamientos sexuales se empieza a buscar posibles parejas. De modo que los dejamos ver películas eróticas y comparamos los resultados con otras personas que sólo vieron documentales. Pero, sin embargo, todavía no había diferencia en la forma en que mujeres y hombres reaccionaron ante otras mujeres u hombres atractivos.”
Los nuevos exámenes confirmaron los resultados de la primera serie de pruebas. Según Van Leeuwen, esto demuestra que la tendencia a favorecer la belleza está profundamente arraigada en la sicología humana. Si las preferencias sexuales todavía no consiguen cambiar nada, entonces nosotros solos tampoco lo conseguiremos.
Mala suerte
¿Y los feos? El mensaje de los investigadores es muy fuerte: “Pues, mala suerte. Acostumbrarse a vivir con eso y concentrarse en otros campos: una vestimenta atractiva o una personalidad fascinante. Enfadarse con el resto del mundo, en todo caso, no tiene ningún sentido”.

El Habla Correcta

Publicado: 9 julio, 2013 en Uncategorized
hablar_
A veces hablamos con tanta torpeza que provocamos nudos internos en los demás.
Después decimos “Solo dije la verdad”.
Puede que sea cierto, pero si nuestra manera de hablar causa sufrimiento innecesario, no es el Habla Correcta.
La verdad debe presentarse de forma que los demás puedan aceptarla.
Las palabras que lastiman o destruyen no son el Habla Correcta.
Considera tus palabras atentamente antes de decirlas, para que sean correctas en forma y en contenido.
Si no eres capaz de hablar con serenidad, ese día no hables.
Abre la boca y habla sólo cuando estés seguro de poder hablar con serenidad y afecto.
Debes entrenarte en ello para ser capaz de hacerlo.
Escribir cartas es como hablar.
A veces una carta puede resultar más segura que hablar, porque puedes releer lo que has escrito antes de enviarla.
Mientras lees lo que has escrito puedes visualizar que la otra persona recibe tu carta y evaluar si lo que has escrito es acertado y apropiado.
Tu carta, para poder calificarla de Habla Correcta, debe regar las semillas de la transformación en la otra persona y despertar algo en su corazón.
Si hay una frase que pueda malinterpretarse o ser causa de disgusto, escríbela de nuevo.
La Atención Correcta te dice si expresas la verdad de la manera más hábil.
La compasión es la única energía que puede ayudarnos a conectar con otra persona.
La persona que carece de compasión nunca puede ser feliz.
Cuando observas a la persona a la que vas a enviar la carta, si puedes imaginar su sufrimiento, sentirás compasión.
En el momento en que la sientas te encontrarás mejor, incluso antes de acabar la carta; y al terminarla, sabrás que la otra persona se encontrará mejor luego de leerla.
Al redactar esta clase de carta re estableces la comunicación.
Thich Nhat Hanh.