MARTIN LUTHER KING

Publicado: 25 junio, 2013 en Uncategorized
Etiquetas:

MARTIN

 

” Había gran expectativa. Mandó apagar las luces. El murmullo creció. A oscuras preguntó: ¿ Alguien podrá ayudar a iluminarnos ?

Silencio. Sacó su encendedor, extendió su brazo y lo prendió.
-¿ Esta luz sirve para algo ? Volvió a desafiar a la multitud.

– Por favor busquen en sus bolsillos, cuando yo les diga, préndanlos.

En pocos segundos, miles de pequeñas llamas iluminaron el ambiente.
La acción solitaria se disuelve si es aislada. Cuando el efecto se propaga, la llama tenue multiplicada en red, puede iluminar cualquier oscuridad por gigante que parezca.

Cuando comienza, la transformación no puede detenerse, aunque la llama se apague …”

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s